www.mil21.es

Donald Trump

Eugene Jarecki, un conocido cineasta y autor estadounidense, inauguró el pasado miércoles el 'Reloj de las muertes de Trump', una página web que estima la cantidad de muertes por la pandemia del coronavirus en el país a consecuencia de la "inacción" del Gobierno.

El presidente norteamericano sorprendía este viernes en rueda de prensa al afirmar que "inyecciones de detergente o lejía" pueden ser buenos contra el coronavirus, algo que ha tenido una consecuencia nefasta sobre más de cien personas, que han tenido que ser hospitalizadas por seguir al pie de la letra las palabras de Trump.

Un partido amistoso a disputarse en Israel entre las selecciones de Argentina e Uruguay implica mucho más que una organización normal, de las acostumbradas, la realidad política de la zona hacía que hasta 48 horas antes nadie supiera si se jugaba o no, las raquetas que desde la Franja de Gaza se disparaban sobre el territorio de Israel eran el mayor signo de pregunta.

ESPIONAJE, LLAMADAS SECRETAS Y PRIMERAS DIMISIONES

Una misteriosa y polémica llamada ha desatado el escándalo. Una nueva hoja de ruta del presidente norteamericano que se ha cobrado su primera víctima: Kurt Volker. ¿Quién es? ¿Por qué dimitió el pasado viernes? Despejamos todas las dudas...

Tal y como ha reportado la BBC, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó este viernes la "ocupación e inmediata restitución" del servicio de televisión de pago DirecTV en el país.

Inicio del artículo de David González en la site elnacional.cat, donde se refiere al presidente del gobierno, Pedro Sánchez y lo compara con Donald Trump

"Hoy ordeno a mi Gobierno suspender los fondos a la OMS mientras reviso su conducta para determinar el papel de la OMS y su grave mala gestión y encubrimiento de la expansión del coronavirus". Así de contundente se ha mostrado Donald Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que ha puesto en jaque a la principal organización de la salud a nivel mundial.

En julio de 2017 escribí una columna titulada “Trump, el heredero de Nixon” donde mencionaba una reseña de la reedición en español del libro de Carl Bernstein y Bob Woodward, “Todos los hombres del presidente”, sobre el ‘escándalo Watergate’.

Patético. Era la Grecia antigua y ya Aristóteles sabía que la violencia era, siempre y necesariamente, destructiva, de hecho, la definía como aquello que intenta -desviar- destruir el desarrollo del cosmos. Y así lo replicaron científicos de la talla de Tomás de Aquino, pero en pleno Siglo XXI todavía hay quienes no pueden superar la primitiva idea de que la violencia puede ayudar en la defensa o, peor, en el establecimiento de un “orden social”.