www.mil21.es

otan

«Un fracaso para la política exterior de España». Es el balance que ha hecho Jorge Buxadé, vicepresidente primero de Acción Política y eurodiputado de VOX, de la cumbre de la OTAN que se celebró en Madrid la semana pasada, y que también ha definido como «pasarela de vanidades políticas, donde todos querían destacar en la foto.

En plena Cumbre de la OTAN en Madrid se descubría en Bélgica, en una base militar donde al parecer también se almacenan armas nucleares de la organización, un laboratorio clandestino de drogas en el que se producía a gran escala.

Sí, hay quien dice que George Soros se encuentra en España en plena Cumbre de la OTAN, mientras que otros sostienen que el magnate ha enviado a su hijo Alexander a un país que domina, como es el nuestro, desde aquella polémica y nunca confirmada visita a La Moncloa cuando el actual presidente del Gobierno español asumió el poder.

Casi dos tercios de todas las misiones militares de la UE vigilan y aseguran la producción y el transporte de petróleo y gas a Europa.

El pasado jueves, Pedro Sánchez se reunió con el presidente lituano, Gitanas Nauseda, en una base de la OTAN en Lituania. Cuando intervenía por primera vez Nauseda, sonó la alarma que detectó aviones no identificados en la zona y, en ese momento, los oficiales empezaron a alejar a Sánchez y Nauseda.

El Rey asistió a los Ejercicios que la Brigada “Rey Alfonso XIII” 2ª de la Legión, designada como Brigada Experimental, dentro del proyecto Fuerza 2035 del Ejército de Tierra.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

En un periodo muy corto hemos tenido las cumbres del G7 y ahora la de la OTAN, con Ucra-nia y Putin como trasfondo.

“No podemos permanecer impasibles ante el esperpento de política internacional que hemos vivido en las últimas semanas: hoy España tiene problemas de relación con vecinos estratégicos”, subraya el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Las armas nucleares han vuelto, bueno, nunca se fueron y siempre estuvieron ahí, como una amenaza a la seguridad del ser humano de manera constante.

Las únicas fuerzas que hoy quieren mantener a Europa unida son la OTAN, las multinacionales que son las que juegan en bolsa y el Banco Central Europeo, nada más.