www.mil21.es

estados unidos

Los funcionarios de la Unión Europea muestran su preocupación por el incremento del almacenamiento de datos en la nube de Estados Unidos y un informe reciente de un grupo de expertos y líderes de medios de comunicación -con el liderazgo de Henning Kagermann, exconsejero delegado de la firma alemana de software SAP- deja claro que "la UE está perdiendo su influencia en la esfera digital en el momento en que crece su papel central en la economía del continente".

Pese a la supuesta oferta por parte de Marruecos a Estados Unidos, parece que esta no se aceptará, de momento. Es cierto, como expertos en Defensa señalan, que ha habido movimientos por parte de los americanos para buscar una base alternativa a la de Rota, sin terminar de desmantelar esta, ya que su situación geopolítica y las -hasta ahora- condiciones favorables por parte del Gobierno de España hacen que sea un auténtico regalo tener este 'asentamiento' entre Europa y África.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) considera que la normativa de los Estados Unidos no es suficiente estricta en materia de privacidad, ya que permite a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) recopilar información perteneciente a no estadounidenses fuera del país, a través del espionaje de sus datos almacenados por medios electrónicos en sitios como Facebook, Apple o Google.

Son muchos los movimientos diplomáticos que hemos visto en las últimas semanas y, sobre todo, desde el comienzo de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, ninguna declaración de intenciones tan directa como hasta ahora, y es que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha advertido que si Estados Unidos cumple con sus amenazas de transferir sus tropas de Alemania a Polonia, tomará medidas "si fuera necesario" para garantizar su seguridad y la de sus aliados.

La financiación del chavismo ha quedado seriamente dañada con la captura por parte de Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, señalado como principal testaferro de Nicolás Maduro por Washington y por la propia fiscal venezolana, Luisa Ortega. Un "éxito sin precedentes", señalan fuentes cercanas a la investigación, con ramificaciones en España, puesto que se trata de la figura imprescindible para el contrabando de oro y, como recuerdan expertos internacionales, para el cuestionado sistema de comida subvencionada.

Enrique Santiago muestra desde la concentración ante la Embajada de EE.UU su "solidaridad" con quienes se movilizan en todo el mundo contra el racismo por el asesinato de George Floyd.

Eugene Jarecki, un conocido cineasta y autor estadounidense, inauguró el pasado miércoles el 'Reloj de las muertes de Trump', una página web que estima la cantidad de muertes por la pandemia del coronavirus en el país a consecuencia de la "inacción" del Gobierno.

En un nuevo giro de los acontecimientos, y en plena 'Guerra Fría' entre el país asiático y la América más azotada por la emergencia sanitaria, sobresale la voz de una expera que tiene mucho que decir. A estas alturas pocos desconocen a la viróloga china Li-Meng Yan, quien se vio obligada a huir el pasado mes de abril a Estados Unidos tras asegurar que su país ha mentido sobre el coronavirus. Y es que, al parecer, ya durante diciembre de 2019 se sabía la enorme transmisión del virus entre humanos, algo que podría demostrar.

La propia Casa Blanca hizo una inédita petición en el año 2017 por la que, mediante firmas de los visitantes que apoyen "la causa", buscaba declarar a George Soros como terrorista interno. Hoy en día ya se han superado las 250.000 a la espera de que se dé el siguiente paso...

Estados Unidos reanuda la pena de muerte a nivel federal con las ejecuciones programadas en julio de cuatro condenados por asesinato de niños, tal y como ha desvelado 'Newsweek'. Sería la primera ocasión desde 2003, aunque cabe recordar que el fiscal general, William Barr, aprobó una adenda en julio del año pasado al Protocolo Federal de Ejecuciones para la utilización de drogas en inyecciones letales para dar fin a la vida de los condenados.

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland, una de las más grandes e importantes de Australia, alertan de que las teorías de conspiración que sostienen que el coronavirus de la pandemia por Covid-19 es en realidad un arma biológica desarrollada de forma premeditada por seres humanos están creciendo en las redes sociales "a través de los esfuerzos coordinados" por cuentas partidarias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.