www.mil21.es

Juan Carlos enfría sus relaciones con Arabia Saudí tras el boicot europeo a la venta de armas

El rey emérito Juan Carlos de Borbón ha enfriado sus estrechas relaciones con la monarquía saudí tras la decisión del Parlamento Europeo de suspender la venta de armas a Arabia Saudí y la llamada de atención a España por “aumentar significativamente” sus exportaciones armamentistas a ese país, según supo mil21 en medios de inteligencia árabes. Mientras los empresarios españoles, preocupados por la obras del AVE Medina-La Meca y el metro de Riad, presionan a Juan Carlos para que siga siendo el interlocutor con el rey Salmán, la comunidad internacional comienza a poner en cuarentena al, durante décadas, intocable productor mundial de petróleo por su apoyo al Estado islámico.

Los vínculos fraternales que han unido durante décadas a las monarquías española y saudí se han enfriado a raíz de que los medios de comunicación desvelasen en el último año el apoyo de los príncipes saudíes al terrorista Estado Islámico, la principal amenaza a la que se enfrenta el mundo, y Riad acallase las voces críticas con la ejecución de 47 personas el pasado 2 de enero. La comunidad internacional ha comenzado a poner en cuarentena al rey Salmánbin Abdulaziz, lo que ha provocado que el rey emérito Juan Carlos de Borbón se haya distanciado del entorno saudí, según medios de inteligencia árabes a los que ha tenido acceso mil21.

Felipe VI suspendió en febrero su viaje a Arabia Saudí tras 47 ejecuciones dictadas por el rey Salmán


El enfriamiento de las relaciones hispano-saudíes afecta también a Felipe VI, que suspendió el viaje oficial a Arabia Saudí previsto para mediados de febrero. Oficialmente se argumentó que las consultas para la formación de Gobierno obligaban al Rey a permanecer en España, pero en medios diplomáticos se aseguró que fue una decisión personal de Felipe VI, contrario, tanto él como Letizia, a visitar países donde está vigente la pena de muerte, como también es el caso de China. La visita estaba planteada para que Felipe VI y Salmánbin Abdulazizdies en continuidad a la amistad que durante años mantuvieron sus antecesores, Juan Carlos y Abdalá bin Abdelaziz.

Pena de muerte

El embajador saudí en España, príncipe Mansour Bin Khaled Aifarhan Al-Saud, había anunciado el 12 de diciembre que la visita de los Reyes Don Felipe y Doña Letizia se desarrollaría del 16 al 18 de febrero y serviría para “mantener y fortalecer las ya excelentes y cálidas relaciones entre los dos países”. Pero los acontecimientos se precipitaron. La ejecución, menos de un mes después, del clérigo chií Nimr Baqr al Nimr y otras 46 personas acusadas de terrorismo, recibió una condena generalizada por parte de la comunidad internacional.

El Gobierno en funciones suscribióen esos días la declaración de la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, en la que reiteraba su “firme e inequívoca oposición de principio a la pena de muerte en todo lugar y circunstancia”. Asimismo, PSOE y Podemos se manifestaron en contra del viaje.

Venta de armas

Una de las primeras manifestaciones del “cordón sanitario” con que Europa se distancia de la monarquía saudí,a pesar de que este país es uno de los tres mayores productores de petróleo del mundo junto a Rusia y Estados Unidos, ha sido la resolución aprobada el 26 de febrero por el Parlamento Europeo solicitando paralizar la venta de armas a Arabia Saudí por su intervención en la guerra civil de Yemen, calificada de genocidio contra el pueblo yemení.

La Eurocámara puso el foco en España y Reino Unidopor “aumentar significativamente” la venta de armas a la monarquía saudí. Las ventas españolas alcanzaron un récord histórico en el primer semestre de 2015 al sumar 447,6 millones de euros. Esta cifra supone el 26% de todo el material militar exportado por España en dicho periodo, que asciende a 1.727,2 millones de euros, un 25,3% más que en los seis primeros meses de 2014, según el informe anual sobre las exportaciones de material de defensa elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio.

Por otra parte, conviene subrayar que la coalición de países árabes formada a iniciativa de Arabia Saudí para combatir, aparentemente, al Estado Islámico o Daesh, no ha sido tomada en serio por los gobiernos europeos. Existe el convencimiento de que el fin último de la coalición es formar una alianza con Turquía para ocupar entre ambos parte del territorio sirio y debilitar al régimen de Bashar al-Asad apoyado, además de por Rusia, por el Irán chií, principal enemigo del régimen saudí.

Juan Carlos ha mantenido durante años unas sonrojantes relaciones con los reyes saudíes


Ejecuciones, denuncia mundial por apoyar al Estado Islámico, boicot europeo a la venta de armas, llamada de atención a España, suspensión de la visita de su hijo Felipe VI… han sido acontecimientos en tromba que han hecho plantearse a Juan Carlos que no es el mejor momento para sacar pecho por el rey Salmán y que lo más práctico es tomar distancia, al menos, formalmente. Han sido muchos años de sonrojantes relaciones con los sucesivos reyes saudíes que le proporcionaban pingües negocios.

Comisiones por barril

La revista estadounidense “Forbes”, que anualmente publica el ranking de las mayores fortunas del mundo, estimaba la riqueza del monarca español hasta su abdicación en 1.600millones de euros. Una cantidad así no se ahorra del sueldo anual de 280.000 euros, de exitosas operaciones en Bolsa o inversiones rentables. En medios de inteligencia europeos se llega a quintuplicar esta cifra.

No es ningún secreto que el que fuera Rey de España durante casi cuarenta años acumuló una inmensa fortuna fruto, sobre todo, de comisiones por barril de petróleo importado de las monarquías del Golfo Pérsico, que algunas fuentes llegan a estimar en dos dólares/barril, importe que se le fue depositando en entidades bancarias de paraísos fiscales.

El nuevo contexto internacional hacia Arabia Saudí ha provocado preocupación y nerviosismo entre los empresarios españoles con negocios e inversiones en Arabia Saudí, que tratan de presionar al rey emérito para que siga siendo el interlocutor privilegiado con el rey Salmán, evite su enfado y, si es necesario, viaje a Riad para suavizar la delicada situación.

AVE y Metro español en Arabia

España está presente actualmente en Arabia Saudí con mega infraestructuras millonarias: un consorcio de empresas construye el AVE entre Medina y La Meca, la mayor obra española en el exterior, por valor de casi 7.000 millones de euros; FCC construye tres líneas del nuevo Metro de Riad cuyo coste total supera los 16.000 millones de euros; y Navantia está a la espera de la firma del contrato para la construcción de cinco corbetas por importe de 2.000 millones de euros. La citada resolución del Parlamento Europeo es un serio obstáculo para el encargo más importante recibido por el astillero público.

Los empresarios españoles presionan a Juan Carlos para que siga siendo interlocutor con el rey Salmán

Poco hacía pensar a las empresas españolas que en apenas un año cambiaría la percepción mundial sobre Arabia Saudí, sobre todo, a raíz de las investigaciones de la prensa internacional que han sacado a la luz el papel determinante del wahabismo en la financiación del terrorismo yihadista. El wahabismo -una forma estricta y conservadora del islamismo- es la religión oficial de Arabia y ha sido definido como el “padre ideológico” del Estado Islámico. En este caldo de cultivo, Juan Carlos ha suspendido viajar a Arabia Saudí y tranquiliza a los empresarios concernidos a la espera de que el temporal amaine.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Noticias recomendadas