www.mil21.es

Turquía cambia de bando y desplegará 10.700 soldados en Siria para luchar contra el Estado Islámico

El presidente turco TayyipErdogan ha pasado de apoyar al Estado Islámico a combatirlo como resultado de la campaña militar rusa que empuja a los terroristas hacia la frontera sirio-turca. El dirigente turco desplegará 10.700 soldados en territorio sirio para evitar que los yihadistas masacren a la minoría étnica turca en Siria. La propuesta será presentada en la Cumbre del G-20 que tendrá lugar los días 15 y 16 de noviembre en la localidad turca de Antalya.

La guerra en Siria experimenta un cambio impensable hace apenas dos meses protagonizado por Turquía que pasa de apoyar al Estado Islámico a combatirlo. El recién reelegido presidente TayyipErdogan ha ultimado un plan para enviar 10.700 soldados a Siria a mediados de diciembre, según revela el diario turco “YeniSafak” con buenas fuentes en el gobierno.



Erdogan propondrá al G-20 crear “zonas seguras” en territorio sirio para alojar a 5 millones de desplazados como solución al éxodo hacia Europa


El objetivo de Erdogan es impedir que los terroristas del Estado Islámico que son empujados por la presión de los bombardeos rusos hacia la frontera con Turquía, masacren a la minoría étnica turca en Siria.

Combatir al Estado Islámico, con el objetivo de impedir que los yihadistas tomen represalias contra la minoría sirio-turca, no excluye que Erdogan apoye a la denominada “oposición moderada” al régimen de Damasco financiada y alentada políticamente por Estados Unidos, según manifestaron a MIL21 fuentes diplomáticas europeas.

El dirigente turco se encuentra en una encrucijada: no desea enfrentarse a Rusia que, a medio plazo, expulsará al Estado Islámico de Siria, pero tampoco puede alejarse excesivamente de su aliado tradicional Estados Unidos que garantiza la seguridad de Turquía frente a Moscú a través de la pertenencia de Ankara a la OTAN, señalan las fuentes.

Informe de 51 páginas

Según el citado periódico, los servicios de inteligencia turcos han preparado un informe de 51 páginas sobre la situación en Siria que el presidente Erdogan presentará a la décima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-20 que se celebrará los días 15 y 16 de noviembre en la localidad de Antalya (Turquía).

El informe detalla que, al menos, 10.700 soldados turcos penetrarán hasta 46 kilómetros en suelo sirio con objeto de establecer “zonas seguras” que impidan a los terroristas del Estado Islámico tomar represalias contra la minoría turca. El momento elegido para el despliegue militar será en las dos primeras semanas de diciembre.

Ganar el apoyo europeo

Estas “zonas seguras” permitirán alojar hasta cinco millones de desplazados por la guerra siria en un plazo de 10 años. Con esta medida, el presidente Erdogan trata de volver a ganarse el apoyo de los dirigentes mundiales tras haber prestado apoyo logístico desde suelo turco al Estado Islámico siguiendo las directrices de Estados Unidos.

Desde su origen el Estado islámico ha sido financiado generosamente desde Arabia Saudí y Qatar, ha recibido apoyo técnico y armamento de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Turquía ha prestado su territorio fronterizo para el necesario apoyo logístico.

Seis grandes campos de refugiados

La propuesta del dirigente turco incluye una solución al éxodo de refugiados hacia Europa Occidental. El plan, según desvela el diario “YeniSafak, abordala creación de seis grandes campos para refugiados, once bases logísticas y diecisiete “puntos de seguridad”.

Para su ejecución, el Gobierno turco pedirá ayuda económica a los países participantes en la Cumbre del G-20, asegura el diario.

Soberanía siria

Las fuentes diplomáticassubrayan que esta iniciativa unilateral de Turquía vulnera la soberanía de Siria que legalmente recae en el régimen de Damasco que será quien, en última instancia, determinará sobre la instalación en su territorio de estos campamentos.

Al presentar su propuesta en el G-20, Erdogantrata de conseguir el apoyo de los jefes de estado y gobierno más poderosos del planeta para que influyan sobre el presidente sirio Bashar al-Asad y Rusia como mentor de Damasco.

Las noticias sobre una posible intervención terrestre de Turquía en Siria ganan fuerza cada día. El martes 10 de noviembre, tanto el presidente TayyipErdogan como el primer ministro AhmetDavutoglu, hablaron abiertamente de emprender una campaña militar terrestre en el país árabe.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(1)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.