www.mil21.es

El servicio secreto del Vaticano facilitó el acuerdo de paz entre las FARC y el presidente Santos

Ampliar
El servicio secreto del Vaticanoha facilitado el acercamiento definitivo entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Presidente Juan Manuel Santos, que ha concluido con el Acuerdo de La Habana que será firmado en seis meses.

En una operación a cuatro bandasel presidente Santos, Raúl Castro, el Papa Francisco y el jefe de las FARC Rodrigo Londoño Echeverri alias “Timochenko”, el Servicio de Inteligencia del Vaticano (SIV) se ha movido discretamente para hacer definitivo el Acuerdo de Paz y ser garante del mismo ante la cúpula del movimiento guerrillero de las FARC, según fuentes vaticanas a las que ha tenido acceso MIl21.

Para dirigir “La Entidad”, como se conoce en el mundo del espionaje al SIV, el Papa Francisco nombró al argentino José Luis Uboldi, un prelado de su máxima confianza y del que solo se sabe que es oriundo del Oeste del Gran Buenos Aires y un experto en cuestiones de inteligencia.

El servicio secreto de la Iglesia Católica fue fundado en el año 1500 bajo el lema “por la cruz y la espada” y ha sido artífice en su medio milenio de existencia de importantes hechos históricos. Su red es global y mantiene delegaciones fijas allí donde hay nunciaturas del Vaticano (embajadores).
El Papa Francisco encargó a Uboldi dos misiones: reconciliar a Estados Unidos con Cuba y lograr el acuerdo de paz con las FARC

Al poco tiempo de su elección, el Papa Francisco encargó a Uboldi que se centrase en dos objetivos prioritarios para América Latina: reconciliar a Estados Unidos con Cuba y terminar el conflicto armado de más de medio siglo de duración en Colombia.

Los agentes de Uboldi, algunos de ellos activistas en los “movimientos de liberación” de Latinoamérica, se han movido discretamente entre las capitales concernidas -La Habana, Washington, Roma y Bogotá- para avalar las negociaciones de paz con las FARC emprendidas en Colombia desde finales de los 80.

El tercer objetivo, una vez culminados con éxito los dos anteriores, será lograr que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el otro movimiento armado colombiano de orientación marxista-leninista, negocie su propio acuerdo de paz, según las citadas fuentes.

Se da la circunstancia de que el Vaticano tiene más influencia y predicamento en el seno del ELN, donde una gran parte de sus cuadros dirigentes son cristianos seguidores del padre Camilo Torres, líder guerrillero del ELN muerto en combate en Patio Cemento, en la provincia de Santander (Colombia).

Sin embargo, a pesar de que las FARC fueron en su origen marxistas-leninistas, su base campesina ha permitido llegar más rápidamente a acuerdos con el Gobierno de Juan Manuel Santos.
El tercer objetivo del servicio secreto vaticano será el acuerdo de paz con el ELN colombiano

El ELN, dirigido por Nicolás Rodríguez Bautista alias “Gabino” y en el que el Vaticano se mueve con mayor soltura, centra sus reivindicaciones en la recuperación para el pueblo colombiano del sector minero-industrial.

En este caso las negociaciones son más difíciles debido a la resistencia de las multinacionales mineras que operan en Colombia, como las compañías europeas Xstrataplc y BHP Billiton, y la británica Anglo American Co.

A raíz del boom minero surgido en Colombia en el carbón y el oro, varias multinacionales se establecieron gracias a las facilidades gubernamentales. Últimamente lo han hecho Anglogold Ashanti Colombia S.A., Eco Oro Minerales Corp., y Leyhat Colombia.

Tradición mediadora de “La Entidad”


No es la primera vez que “La Entidad” intenta mediar en la solución de conflictos a escala internacional. Ya lo hizo, por ejemplo, en los años 90 consiguiendo el Acuerdo de San Egidio entre el régimen militar argelino y la oposición política incluida la islamista.

El Servicio de Inteligencia del Vaticano también medió entre China y Estados Unidos en los años 70, y ha intentado llevar la paz hasta ahora infructuosamente en el conflicto entre Israel y Palestina.

Pero con la llegada del Papa Francisco y el nombramiento de Uboldi para dirigir “La Entidad”, el espionaje vaticano se está centrando en Iberoamérica. En su agenda, además del deshielo Estados Unidos-Cuba y del conflicto colombiano, se encuentra Venezuela, el conflicto Chile-Bolivia y otros asuntos considerados como menores, pero que afectan a la estabilidad social de los países latinoamericanos.

Todo ello sin olvidar los objetivos propios de cualquier servicio secreto de un Estado. En la agenda diaria de José Luis Uboldi se encuentran los temas relativos a blanqueo de dinero, la pederastia, operaciones encubiertas y contactos y alianzas con todo tipo de fuerzas ocultas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.