www.mil21.es

Trump

Después de sortear el coronavirus 'milagrosamente' en apenas días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a la carga y ha desviado el foco de atención de su enfermedad con la desclasificación de documentos relacionados con la supuesta interferencia de las elecciones de 2016 por parte de Rusia y el polémico uso de Hillary Clinton de una cuenta de correo del Gobierno.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo rechazaron este jueves la decisión del Gobierno de Estados Unidos de mantener los aranceles adicionales impuestos a las exportaciones de productos españoles y europeos -como consecuencia del panel de Airbus en la Organización Mundial del Comercio-, que afectan, sobre todo, al sector agroalimentario.

Son muchos los movimientos diplomáticos que hemos visto en las últimas semanas y, sobre todo, desde el comienzo de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, ninguna declaración de intenciones tan directa como hasta ahora, y es que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha advertido que si Estados Unidos cumple con sus amenazas de transferir sus tropas de Alemania a Polonia, tomará medidas "si fuera necesario" para garantizar su seguridad y la de sus aliados.

Un partido amistoso a disputarse en Israel entre las selecciones de Argentina e Uruguay implica mucho más que una organización normal, de las acostumbradas, la realidad política de la zona hacía que hasta 48 horas antes nadie supiera si se jugaba o no, las raquetas que desde la Franja de Gaza se disparaban sobre el territorio de Israel eran el mayor signo de pregunta.

Los políticos necesitan construir muros, se diría que quieren contener a sus esclavos. Unos, para evitar que entren “extraños” a usufructuar el “estado de bienestar” coactivamente impuesto -y financiado- a sus súbditos. Y, entre estos políticos, Trump ha dicho que “si no les gusta el cemento, lo haremos de acero… será… más fuerte".

Qué fácil resultó escribir éste newsletter, lo comencé el 5 de marzo, mejor dicho lo comenzamos a programar con mi nuevo nieto que recién había nacido en el hospital público Meir de Kfar Sava, un verdadero lujo en atención y calidad, todo ello sin buscar ni requerir la ayuda de ningún amigo, cien puntos.
  • 1

La (no el, ya que enfermedad es femenino) Covid-19 (Coronavirus enfermedad 2019) había atrapado anteriormente a dos famosos mandatarios negacionistas, Boris Johnson y Jair Bolsonaro, con resultado dispar ya que el primero tras su enfermedad “vio las orejas al lobo” y se pasó al bando de los sensatos y responsables. No así el segundo que continúa su insensata cruzada negacionista sumiendo a Brasil en un absoluto descontrol.

A mis casi 80 años mantengo buena memoria, pero hay una cantidad de hechos, muy pocos, que por su simpleza y claridad dejaron en ella una especial marca.

Tal y como ha reportado la BBC, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó este viernes la "ocupación e inmediata restitución" del servicio de televisión de pago DirecTV en el país.

El presidente norteamericano sorprendía este viernes en rueda de prensa al afirmar que "inyecciones de detergente o lejía" pueden ser buenos contra el coronavirus, algo que ha tenido una consecuencia nefasta sobre más de cien personas, que han tenido que ser hospitalizadas por seguir al pie de la letra las palabras de Trump.

En julio de 2017 escribí una columna titulada “Trump, el heredero de Nixon” donde mencionaba una reseña de la reedición en español del libro de Carl Bernstein y Bob Woodward, “Todos los hombres del presidente”, sobre el ‘escándalo Watergate’.

Antes de los comicios el presidente de EE.UU. aseguró que los indocumentados podrían "votar ilegalmente".

Al momento de escribir éstas líneas Benjamín Netanyahu está en los Estados Unidos a donde llegó para la entrevista con el Presidente Trump, posiblemente la más importante entre todas las que ya entre ellos mantuvieron, y para participar en el Congreso Anual del American Israel Public Affairs Committee, en español más conocido como AIPAC, posiblemente el más fuerte lobby de organizaciones judías en Estados Unidos, presumo que su discurso ante ellos será el último que pronunciará en su condición de Primer Ministro de Israel.