www.mil21.es
Marruecos y España: una relación inquebrantable
Ampliar
(Foto: AP)

Marruecos y España: una relación inquebrantable

Por Ana Velasco Peláez
domingo 04 de julio de 2021, 15:56h

Escucha la noticia

Por muchas razones, Marruecos no dejará de ser una prioridad para la política exterior de España. Desde hace décadas, ambos reinos mantienen unas relaciones complejas, que se han intentado suavizar. De todas formas, aún hay retos y compromisos que separan a los dos vecinos.

Los vaivenes se han protagonizado a distintos niveles: cultural, puesto que en 2011 el ministro de cultura, Bensalem Himmich pretendía reclamar la mitad de las ganancias obtenidas por las visitas a la Alhambra. Aún así, Marruecos desmintió esta información.

Otro ámbito es el político y diplomático, que se ha visto empañado por la crisis en Ceuta. De hecho, en diciembre del año pasado se suspendió una cumbre entre Marruecos y nuestro país, al que acusó de ofrecer asistencia humanitaria al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

A pesar de que España ha tratado de apaciguar la situación, Marruecos se ha mostrado más reticente a aceptar la buena intención de su vecino.

El tercer ámbito es el migratorio: Ceuta es la clave en la crisis. Por un lado, el gobierno marroquí ha reclamado la “marroquinidad” de la ciudad autónoma junto con Melilla. Por otro lado, es la puerta de entrada a España de migración ilegal. Recordemos que el año pasado se registró una llegada de más de 200.000 inmigrantes irregulares a Canarias.

La cuestión del Sáhara Occidental

Este tema es central para entender las relaciones de los dos reinos. Marruecos quiere que España se alinee con su postura, la cual ofrecería al Sáhara Occidental una autonomía bajo la soberanía del rey marroquí. En total, ya son 42 países los que apoyan este estatus, según indicó el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita.

Estados Unidos también se ha pronunciado frente a esta cuestión. El pasado 10 de diciembre, el expresidente Donald Trump reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Así, el gobierno del país ha tratado de presionar a la UE y, en especial, a España, para que se adhieran a esta declaración.

No obstante, ese mismo día, Marruecos anunciaba su intención de aplazar la RAN (Reunion a Alto Nivel) con España, alegando la crisis sanitaria por el Covid 19.

En los últimos días, el actual presidente de EE.UU., Joe Biden, se ha pronunciado en la misma línea que Trump.

La ONU se pronuncia

El pasado 2 de julio, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó que es “absolutamente esencial” establecer las bases para un diálogo constructivo y efectivo para dar soluciones a la cuestión del Sáhara Occidental.

Guterres teme la inestabilidad de la región, que ha hecho de ella un campo de cultivo para el terrorismo.

Para contrarrestarlo, el Secretario apuesta por mandar un enviado especial de la ONU al Sahara, si todas las partes aceptan. Recordó que ya hubo tres candidatos, pero ninguno se aceptó. De hecho, el principal asesor de Biden, Brett McGurk, habría sido el responsable de negociar con Bourita la aprobación de un nuevo enviado especial.

La ultima cumbre de la OTAN no sirvió para estrechar o, incluso, intercambiar posturas entre Joe Biden y Pedro Sánchez, quienes apenas se cruzaron unas palabras. De hecho, este verano, el presidente español tiene un viaje programado a EE.UU., pero no planea visitar Washington.

Las esperanzas para Marruecos y España de que estos problemas enquistados se resuelvan, no son muy grandes, porque si uno de los dos cede, estaría perdiendo mucho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios