www.mil21.es
Una excusa no pedida es una acusación manifiesta
Ampliar

Una excusa no pedida es una acusación manifiesta

Por Nicolás Poveda
lunes 05 de julio de 2021, 09:17h

Escucha la noticia

Es evidente lo que ha sucedido en relación con tema de los indultos-insultos, así como con la forma de llevarlo a cabo, la que aparece como una maniobra de tándem monclovita de Iván y Pedro por su cuenta y riesgo, con la vista puesta únicamente en el mantenimiento del status de viajes en Falcon, veraneos en Doñana y La Mareta y colocación de amiguetes en puestos existentes o creados de la Administración, sin haber tenido en cuenta para nada el interés general que se le supone a un gobernante, actuando solo para sí, y olvidándose de los ciudadanos.

Ya, tras estos años de falta de gobernanza del estado y tras la perspectiva ruinosa y calamitosa del zapatitos, podrían los citados pensar que estábamos ya vacunados ante lo estrambótico y ruin, pero esta vez ambos se han superado, ya que lo sucedido el viernes pasado demuestra hasta qué punto son capaces de llegar.

, El hecho de que el tándem monclovita haya reunido a lo mas granado del PSOE, es decir de su propio partido; de sus propios partidarios; de los que le encumbraron en su día al lugar donde nunca debió llegar. Reunión con la finalidad de explicar lo de los indultos-insultos.

Cuando, como en el presente caso, nadie te ha pedido una reunión con tal contenido, sino que la reunión la provocas tú mismo, y esta versa sobre un asunto capital, como es no el hecho del indulto, que queda en una mas de las ilegalidades que comete día sí y día también, sino en justificar el porque de la medida. Medida de la que viene hablándose por la ciudadanía normal desde hace meses, y suponiendo que los convocados sean ciudadanos normales, lógicamente también habrían hablado de ello, lo de que los reúnas a bombo y platillo para explicarles la misma, no deja de ser una ocurrencia mas de cualquiera de los dos.

Ha tratado de explicar la razón de los indultos-insultos, y de ello ha salido en prensa únicamente, que se trata de una medida valiente, como la de autorizar el matrimonio entre homosexuales. Esto ya es el colmo de los despropósitos y una burla más a la ciudadanía, metiendo en el mismo saco los derechos de los homosexuales, que nada tienen que ver con un problema de sedición y ruptura constitucional.

Pretende igualar el derecho de unas personas, dos en concreto, a normalizar su vida, con una deriva independentista que conlleva la separación de parte del territorio nacional de España frente a los ciudadanos del resto de España, como si ambos supuestos fueran conceptos homologables. Evidentemente pedir congruencia al del Falcon y al de los papeles de Bárcenas, es tarea inútil y pérdida de tiempo, en definitiva, una barbaridad.

Pero además de lo anterior, la reunión y su contenido contemplan un hecho muchísimo mas relevante, y es el de que la medida del insulto-indulto, ha sido adoptada por si mismos, por ambos, sin contar con nadie, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, y al parecer sin contar con los miembros de su partido, a los que sin duda en sus autonomías y ayuntamientos les pasara factura la ocurrencia de la pareja.

Y nos lleva a preguntarnos, para que le sirve el partido a estos personajes, pues parece ser que únicamente como acompañamiento coreográfico, incluso a posteri, una vez adoptada la decisión y publicada en el BOE para que no haya vuelta atrás, importándoles un pimiento no ya lo que la so ciudad diga, sino lo que digan los suyos, a los que se les comunica la medida adoptada, en el transcurso de una reunión, menos mal que no ha sido, como hacia Franco, mediante una carta llevada y entregada por un motorista.

Así estamos, con un gobierno que se dice democrático, y que, al pueblo, incluso a los suyos, no les tiene en cuenta en las decisiones mas importantes que adopta, o por lo menor en las que mas relevancia pueden tener, limitándose después a comunicárselo en una reunión. No sabemos si al final se sirvió un vino español, hubiera sido un final feliz para los organizadores del evento.

Muchos pensamos que esto, la gobernanza, esta alcanzando unos límites de falta de honor y sentido común, que nos puede afectar a cada uno. Veremos que pasa, porque los delincuentes catalanes siguen en lo suyo y al tándem, pues que le atiendan otros.

Generar una reunión no pedida por nadie de su partido, para explicar lo inexplicable, no tiene otra razón que la de justificar tal barbaridad, o al menos pretenderlo, ya que salvo lo del matrimonio de homosexuales, no ha trascendido nada más. Ello es porque no tenemos derecho a saber y conocer, así no formaremos opinión.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios