www.mil21.es
El estado del estado (99): La verdad (XXIV)
Ampliar

El estado del estado (99): La verdad (XXIV)

Por Carlos González
sábado 01 de mayo de 2021, 07:00h

Escucha la noticia

Ya estamos inmersos en el Grupo Social Humano, por ello es a este, con sus grandes y profundas implicaciones, al que debemos estudiar todo lo que podamos.

Yony nos dice que ya se lleva haciendo desde hace diez mil años de forma inconsciente por todas las religiones e ideologías. Es hora de que, de forma plenamente consciente, alcancemos todos los conocimientos necesarios para dominar la ciencia que nos permita saber… ¿Cómo se comporta un Grupo Social Humano?

Ahora sabemos que no somos otra cosa que naturaleza, y que no podemos actuar más que sometidos a sus estrictas leyes, e igual que no encontramos a una partícula sub-atómica, ni a un átomo o una molécula por ahí sueltos individualmente, tampoco encontramos a una persona aislada. Siempre estudiamos a las partículas, átomos y moléculas cuando, actuando en grupo, se presentan ante nosotros como un conjunto interrelacionado, y que en base a esas uniones y fuerzas interactúan de una u otra forma, por eso hay átomos de Oro o de Hidrógeno, y moléculas distintas según su composición atómica. También estudiamos a un individuo en función al grupo al que pertenece o en el que está inmerso, por eso usa una y no otra lengua, o dispone de unas creencias o costumbres y no de otras. Lo que vamos hacer es estudiarle a él, y a ese grupo al que pertenece, y saber cuáles son las fuerzas-interacciones que les unen o les repelen, y en el juego de esas mayores afectos o rechazos se desarrollará toda la vida social.

Lo primero que apreciamos es que lo primero y más importante que se manifiesta al exterior, en un átomo o una molécula, es su núcleo y la fuerza que implementa hacia sus componentes, y después hacia el exterior, bien para competir, bien para asociarse con sus iguales. Lo que hayamos es el Núcleo de poder. En un grupo social humano lo más importante y lo que nunca perece, o perece el grupo como tal, es el Núcleo de poder. El Poder.

Nada existe sin el poder, nada tienen sentido sin el poder, y en función al mismo: Para alcanzarlo. Para mantenerlo. Para derribarlo. Para oponerse al mismo, o para reclamarle que actúe y se manifieste, se enfocará la actitud –y la aptitud- de cada individuo y de las distintas confrontaciones entre pequeños colectivos y sub-grupos organizados en constante disputa en busca solo de tres objetivos: Alcanzarlo, Mantenerlo, o Reclamarle independencia. Pero siempre le pediremos después, cuando nos convenga o nos sintamos amenazados por la fuerza de otro grupo exterior, que nos proteja y use su fuerza para mantener nuestra existencia.

Visto lo anterior, podemos decir que en todo grupo social humano lo que siempre existe y ejerce todas las funciones es…El Poder. Dicho poder es el que marca de forma absoluta todas las necesidades y motivaciones humanas: Establece quien vive y quien muere. Cómo se distribuye la comida y la bebida. Cuál es la regla para distribuir los afectos. Establece quién y cómo puede tener relaciones sexuales, las reglas del matrimonio y la reproducción. Y las estrictas reglas por las que se produce el reconocimiento Social con toda la escala de valores previamente establecidos, y, a la vez, quién es merecedor de méritos y quién no. También a través de esas valoraciones regulará quién accede precisamente… Al Núcleo de Poder.

Este poder se ejerce única y exclusivamente por el Liderazgo. Dicho liderazgo está apoyado a muerte por las Elites, que será de nuevo de donde surja el que ejerza ese liderazgo físico momentáneo. Cuando el grupo es más extenso –ya en los primeros asentamientos humanos- para ejercer el poder y dominar hasta todos los miembros del grupo se establece… La Jerarquía. ¿Qué es esta? La estructura de servidores del poder que pagados por este, ejercerán las órdenes del Liderazgo sobre todos y cada uno de los Gobernados o administrados. La vida de estos últimos transcurrirá siempre, siempre, siempre, en función a esa obediencia a la Jerarquía, que es, en el fondo y en la forma, una obediencia estricta y sin la más mínima duda hacia el Liderazgo. Un ejemplo, un juez ejerce el poder en base a las leyes que lo nombran –Por eso se dice que dicta sentencias en nombre del jefe del estado- y un piloto Americano si recibe la orden legal de su presidente de que lance una o varias bombas atómicas nunca pensará en los miles de vidas que siega, sino que obedecerá sin la más mínima vacilación.

Al estudiar uno o mil grupos humanos comprobamos que todos actúan con esta misma estructura y reglas. Con estas mismas interacciones. ¿Dónde está la clave que diferencia a unos de otros? Precisamente el cómo se estructuren esas interrelaciones entre los cuatro imprescindibles componentes de todo grupo: El Liderazgo, Las Élites, La Jerarquía y los Gobernados o Administrados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios