www.mil21.es

El estado del estado

Yony, cuando llega a puntos como este sabe que siempre debe explicar lo de la, “Tarta”. Cualquier tema sociológico ha de analizarse como los componentes de una tarta: un 30% de esto, un “20% de aquello y un posible 2% de un ingrediente menor.

Si Yony quería hacer un buen informe también debía reflejar los puntos débiles del Marxismo. Y constata que tal como le sucedió al Cristianismo, los aspectos en que su implantación causó férreo rechazo fue la aplicación del dogmatismo.

Uno de los trabajos que ha de realizar Yony es estudiar, comprender y explicar a su mundo, y más concretamente a sus superiores, que ideologías son las más preponderantes en estos momentos históricos para los seres humanos, y esbozar unas pinceladas sencillas de cuáles son las más extendidas, en qué consisten, y una ligera explicación de su evolución histórica y su porqué.

Hay ciertas observaciones que Yony desearía explicarnos directamente, pero le está vedado. Primero porque no puede dirigirse directamente a nosotros, ¿en nombre de qué lo haría? Y segundo, teme que al no entenderlo pensaríamos que nos quiere engañar.

Se acercan grandes y nuevos tiempos porque nosotros ya intuimos que debemos, de una vez por todas, superar las viejas Religiones e Ideologías. Todas, sin exclusión alguna.

Al comenzar cada año es costumbre que cada persona, e incluso cada organización, se trace nuevos objetivos, aunque sea de forma simbólica, y que inicie tímidamente su camino, aunque puede que allá por mediados de febrero los abandone por completo o se olvide directamente de los mismos.

Un abismo que creíamos que ya estaba totalmente superado porque lo hemos cruzado muchas veces en ambas direcciones es el del Nacionalismo. El estudio que tienen que llevar a cabo Yony le obliga a ser extremadamente cuidadoso porque la línea intermedia es muy frágil y puede resultar muy fácil confundir al lector. Y más si este lo hace de buena fe y con intención de entender de verdad, y superar de una vez por todas, este antiguo y profundo abismo en las relaciones humanas entre grupos.

Ya se ha publicado, y forma parte de la literatura actual, una frase que puede ayudarnos a plantear la cuestión acerca de los posibles abismos mentales, y su cruce. Dicha cita es: “No hay más cadenas que las que atan nuestra mente”.

Para Yony, entre otros, uno de los puntos fuertes del Marxismo es que, precisamente, tal como había fijado el Cristianismo en aquellas ideas, “todos somos iguales ante Dios”. Y esto es que lo intentó llevar a la práctica políticamente.

Si algo le sobra a Yony es tiempo. Y lo utiliza para reflexionar aunque no traduzca sus pensamientos a informes para sus superiores.

Como Yony vive en el estado Español, y debe informar del estado del estado, de ahí el título general, no puede por menos que observar la polémica que se ha suscitado estos días acerca del concepto de “Libertad”, en este caso aplicado a la libertad de los padres de educar a sus hijos como crean conveniente.

Yony es el principal testigo, y en este caso embajador de una cultura exterior al planeta Tierra, que puede certificar sin ser parte, que estamos ante unos nuevos tiempos.

Hay un nuevo asunto sobre el que Yony lo tiene muy claro por su larga tradición cultural, pero comprueba lo novedoso que es para nosotros, los humanos que habitamos en estados o culturas más desarrolladas aquí, en el planeta Tierra. Dicho tema es el del ecologismo y el del famoso, “Cambio Climático”.

El Yony que nos está estudiando, como buen observador imparcial, se siente decepcionado acerca de lo mucho que nos cuesta a los españoles, como colectivo, entender, y por ello cruzar, el paso del abismo entre, Izquierdas y Derechas.

A Yony le cuesta mucho aceptar que nos es muy difícil a los Humanos entender el concepto de Especie. O más que entenderlo, aplicarlo. Ello nos impide comenzar a diseñar relaciones sociales y construcciones políticas manejando dicho concepto y aceptando que podemos correr y saltar, defender o protestar, pero al final, se oponga quién se oponga, o se retarde lo que se retarde, todos terminaremos conviviendo como lo que somos: Una única Especie con relaciones estables y permanentes.