www.mil21.es

vacuna coronavirus

El pasado 27 de agosto la Comisión Europea firmó con AstraZeneca, en nombre de los países participantes, un acuerdo con obligación de compra que supone la adquisición para Europa de 300 millones de dosis. Por su parte, España destaca que ha abogado por la "cooperación" en este campo bajo las premisas de "contribuir a que la llegada de la vacuna fuera oportuna", es decir, cuando se necesite; "equitativa, entendiendo que las necesidades pueden ser diferentes en diferentes países y asequible".

En pleno ascenso de contagios de coronavirus en España y con la temida 'vuelta al cole' y a la rutina laboral encima, las esperanzas se depositan en las vacunas que decenas de laboratorios se encuentran investigando a contrarreloj. Sin embargo, pese al optimismo del ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ha señalado que podríamos tener a finales de año las primeras dosis, expertos como Saúl Ares, científico del CSIC, llaman a la calma: "Necesitamos un año para saber que no estamos envenenando a la gente con la vacuna".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este viernes que la Agencia Española de Medicamentos ha autorizado esta mañana el “primer ensayo clínico” en España de una vacuna contra la Covid-19. Forma parte de la investigación en humanos que está desarrollando la empresa Janssen de Johnson & Jonhson y su nombre técnico es Ad26Cov2S.
  • 1

Lo que el Gobierno no quiere que sepas

El pasado viernes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciaba a bombo y platillo la incorporación de España a la fase 2 del ensayo de la vacuna de Johnson & Johnson. Sin embargo, nos surgieron algunas dudas: ¿Por qué nuestro país va a participar en un ensayo de una empresa estadounidense cuando el pasado jueves la Unión Europea firmó un acuerdo con AstraZeneca para adquirir 300 millones de dosis de la vacuna en la que se encuentra inmersa con la Universidad de Oxford? Analizamos al detalle este anuncio de una compañía sobre la que pesan acusaciones sobre productos falsificados incluso en nuestro país y condenas millonarias por más de una veintena de casos de cáncer asociado a polvo de talco.

Rusia habría comenzado la elaboración de la primera vacuna en febrero, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevaba la emergencia sanitaria a pandemia global.