www.mil21.es

nuevo orden mundial

El magnate estadounidense, George Soros, que había comprado varias empresas chinas por varios millones de dólares, ahora se desvincula de ellas. El polémico personaje vinculado al Nuevo Orden Mundial desinvierte en sus fondos de Wall Street y otros inversores siguen su estela.

Pese a que pueda sonar a teoría conspirativa, un tribunal de Perú ha asegurado a través de una resolución que el Covid-19 es "una invención de las élites criminales a nivel mundial". Pero no se queda ahí, ya que señala con nombres y apellidos a sus principales artífices: George Soros, la familia Rockefeller y el cofundador de Microsoft, Bill Gates. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Por qué no ha parado de crecer esta 'teoría' en los últimos meses?

El periodista Joaquín Abad, desentraña la tela de araña de sociedades abiertas, fundaciones y organizaciones filantrópicas a nivel global que durante años han influido en muchas de las crisis y conflictos sufridos por los países que eran objeto de atención del magnate, George Soros. Un Nuevo Orden Mundial que ha recaído en España de la mano de decenas de personas a las que se ponen nombre y apellidos en un libro de reciente publicación y que ya ha provocado todo tipo de reacciones en las más altas esferas.

Putin contraataca a los “papeles de Panamá” que han puesto al descubierto su fortuna en paraísos fiscales, desclasificando documentos secretos de la época soviética, en concreto del periodo 1930-1989, que implican a políticos de Estados Unidos y sus aliados, según el portal “Fort Russ”. La reciente entente Washington-Moscú para alejar el peligro de la Tercera Guerra Mundial no ha gustado a las fuerzas económicas más conservadoras que quieren hacerse con el control del nuevo orden mundial.
  • 1

Campos de concentración para disidentes, hambre, guerras callejeras y destrucción de la propiedad privada

La formación liderada por Santiago Abascal ha incluido a George Soros en la camapaña de apoyo a la moción de censura que ha presentado contra el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Los papeles de Panamá, la mayor filtración de evasores fiscales de la historia, ha desencadenado una encarnizada batalla de información y contrainformación a nivel mundial. De una parte, se abren paso las noticias que señalan al especulador financiero George Soros de estar detrás de la filtración como parte de la “guerra económica” contra quienes se oponen al Nuevo Orden Mundial, fundamentalmente China y Rusia. De otra, la Brookings Institution de Washington, organización financiada por Soros, apunta al servicio ruso de espionaje económico creado por Putin de hackear los 11,5 millones de documentos del bufete Mossack Fonseca y entregarlos, a través de la misteriosa fuente “John Doe”, al periódico “Süddeutsche Zeitung” para acabar con las carreras de los principales políticos occidentales.