www.mil21.es

Carlos González

Para estudiar en profundidad el Liderazgo, Yony nos propone que realicemos una división clara: Por un lado está el liderazgo personal, físico, de presencia y de mando concreto, que una persona alcanza respecto a un grupo social durante un período y ejerce el mando momentáneo sometido al liderazgo Espiritual-intelectual que les guían a todos.

Yony dice que debemos darnos cuenta cuanto antes, y aplicar a la gobernanza de los Grupos Sociales organizados (GSO) la misma actitud psicológica que aplicamos a la Medicina, la Arquitectura o la Agricultura. En estas tres ciencias, y en muchas otras, lo que hemos hecho los humanos es dejar de lado las Creencias, los Mitos, los Ritos, o cualquier otra zarandaja, y dedicarnos a acumular los mejores conocimientos posibles sobre el terreno.

Todas estas reflexiones y apuntes anteriores hacen que para Yony la pregunta sea bastante clara: Cuándo y cómo se resolverá el problema de Occidente. Y resuelto este, el de toda la Especie humana en su conjunto.

Informa Yony a su mundo que, según su criterio, aún no estamos muy acostumbrados a usar a Aristóteles para abordar los problemas, y menos aún los sociales.

Tal como suele abordar Yony estos temas, quizá lo primero que debamos preguntarnos es “Quiénes somos”, y, por ello, dejar absolutamente clara la respuesta a una simple pregunta: ¿Qué es Occidente?

Ahora a Yony le corresponde realizar un análisis de por qué el llamado Occidente trata así estos temas y piensa como piensa. Como su propia cultura muy en el pasado ya superó estas etapas, entiende lo que está pasando y comprueba una vez más cómo nos debatimos para intentar dar un paso más allá de este lenguaje y, por ello, de esta forma de pensar.

Expuestos los grandes argumentos de los que están a favor, a Yony no le queda más remedio que recoger también los de los que puedan estar en contra. Tanto los que circulan en boca de los opositores, como de todos aquellos que piensan que solo traería cosas malas, o más que buenas, pero no lo exponen públicamente.

Viviendo e informando como embajador de otra cultura exterior, aquí en el planeta Tierra, Yony no puede por menos que leer constantemente todo aquello que los distintos pensadores escriben acerca de la llamada… Renta Mínima Vital. Ha de informar de ello a sus superiores y, solo para su interior, trae de sus recuerdos y estudios las reflexiones de una cultura más desarrollada y ya basada íntegramente en el… Conocimiento.

Al realizar sus informes Yony se pregunta, ¿Cómo es posible que dominando como ya dominamos los humanos ciertos conocimientos básicos, no los apliquemos científicamente para resolver nuestros problemas de supervivencia y convivencia como Grupo Social Organizado (GSO)?

Siguiendo la forma de razonar que nos enseñó Grecia, es decir, analizando lo que tenemos delante y a lo que nos enfrentamos, Yony cree conveniente que dejemos claro en qué situación exacta se encuentra Occidente en estos momentos.

Se nos hace imprescindible, y así lo aplica Yony, que lo primero que vamos a definir es la “Herramienta a utilizar” para intentar, primero fijar y delimitar, y después, si podemos, dar la solución al posible, “Problema de Occidente”.

Desde que Oswald Spengler escribiese en 1818-22, La decadencia de Occidente, pero sobre todo después de que Arnold J. Toynbee publicase en 1934 su famosísimo, El Estudio de la historia, muchos han sido los autores que se han preguntado y han escrito acerca del posible problema de Occidente.

Una vez que han sido expuestos los argumentos en pro y en contra de dicha Renta Mínima Vital. Se ha realizado una mera descripción de la evolución histórica, y han quedado vistos los posibles efectos que puede suponer su implantación, nos vemos obligados a tomar la decisión final, y fatal, ¿Se implanta o no? ¿Es más beneficiosa, o perjudicial?

En estos momentos no cabe mucha duda que tras los análisis realizados por Yony, el número, y quizá la calidad, de los que se manifiestan a favor de la Renta Mínima Vital es bastante superior a los que están o se manifiestan en contra. Puede que haya muchos más que estén en contra, pero quizá al carecer de argumentos para oponerse es posible que no los expongan públicamente.

Yony, si pudiera, estaría todos los días intentando aclararnos conceptos. Se ríe de sí mismo en multitud de ocasiones y se dice que “Debería ser profesor y no embajador”, porque no para de intentar explicar temas que para él están muy claros, y comprueba como nuestra sociedad vive en la confusión permanente sobre los mismos. A veces puede experimentar la sensación que cualquiera de nosotros sentiría si nos transportaran al imperio Romano en intentásemos explicar la electricidad. Uno de esos conceptos es el de: “Lo público” y “Lo privado”.