www.mil21.es

Carlos González

Pero en realidad, siguiendo con nuestro análisis estrictamente intelectual y científico, ¿Cuál es el conflicto que acontece en Afganistán?

Cuando comenzamos a analizar este conflicto, y planteamos las lecciones que en la práctica pretendíamos aprender, surgió claramente una segunda pregunta: ¿Es un fracaso de Occidente? ¿Es el culpable directo, el único, o el más destacado?

Ya sabemos que el cuarto componente principal de todo Grupo Social Organizado (GSO) son… Los Gobernados. En este caso concreto los tenemos delante y muy bien definidos, es lo que algunos llamarían, el pueblo afgano.

Tal como hemos prometido, hemos de analizar El Liderazgo Cultural. Puede que ese sea el primer gran problema que no se ha tenido en cuenta para no prever que había un montón de posibilidades de que la ocupación por Occidente, de Afganistán, quizá terminase como terminó.

Podemos afirmar que uno de los mayores problemas intelectuales de la Humanidad, en la actualidad, es determinar de forma científica, técnica, si hay una verdad objetiva por encima de cualquier consideración, o no nos queda más remedio que aceptar que todo son apreciaciones u opiniones subjetivas, relativas y circunstanciales.

Ha quedado claro, y Yony nos dice que no debemos olvidarlo nunca, que el que mejor actúa desde el punto de vista de la Psicología es el que mejores y mayores Conocimientos dispone.

Una vez desarrolladas las leyes fundamentales de la Física básica, Yony cree imprescindible que, basándonos escrupulosamente en estas, demos el paso siguiente en la evolución. Hemos de analizar las leyes fundamentales y básicas de la Biología.

Hemos de estudiar aparte, con mucha profundidad, el principio de Conducción o, también denominado, de los Acumuladores de dolor. Yony hace mucho hincapié en él, porque debemos saber claramente qué es lo que en realidad nos conduce en nuestra toma de decisiones, y provoca, sin lugar a dudas, que nos inclinemos por uno u otro camino.

La pregunta que está en todas las bocas, que quizá no está suficientemente planteada y, por supuesto, resuelta, es: ¿Por qué los talibán? ¿Cómo es posible que después de un estado más o menos normal, que quisieron imponer los soviéticos (1.979/89), y del triunfo de los señores de la guerra, la población prefiriese a estos (1.996/2.001), y ahora, veinte años después, los prefiera de nuevo?

Ahora debemos analizar la segunda parte más importante de todo Grupo Social Organizado (GSO), Las Élites. Estas son el verdadero corazón de todo grupo, y siempre constituyen su esencia e imagen, tanto interna como externa. Si analizamos las élites de cualquier GSO tendremos el 90% de conocimiento sobre el mismo.

Es hora de poner en práctica los conocimientos de los que disponemos acerca de los Grupos Sociales Organizados (GSO). Hemos de comprobar si nuestros saberes, tal como afirmamos, son objetivos, técnicos, científicos en definitiva, porque en el caso de que así sean, debemos demostrarlo, y dejar patente que las predicciones que efectuemos se cumplen con cierta apreciación en la llamada, realidad.

Ahora, puede que haya llegado el momento en que comprendamos mejor las enseñanzas de Yony. Puede que hayamos cerrado el círculo, esa Verdad tan buscada puede que no sea otra cosa que… El Conocimiento.

Cuando los seres vivos alcanzan estados más desarrollados en la evolución de las especies –es el nivel de todos los animales- ya surge en ellos, por acumulación de una cierta memoria en su cerebro, una cierta percepción de la realidad que los lleva a recordar lo que les ha perjudicado y lo que les ha beneficiado.

Tal como hemos comprobado, por indicación de nuestro guía, Yony, apreciamos que se cumplen perfectamente en la práctica las dos leyes anteriores en el ejemplo utilizado, ahora debemos comprobar si también se cumple con los EEUU del norte de América, esta importantísima ley de la Conducción y su guía impertérrito, el Dolor.

Una vez que ya hemos estudiado a las distintas voluntades, y sus interacciones y competencias, hemos de profundizar en el cómo actúa cada parte para poder sobrevivir, ello nos proporciona los profundos conocimientos que agrupamos en la tercera ley fundamental, La ley de la reacción.