www.mil21.es
Zizek contra Gates y Soros: el filósofo esloveno acusa a los dos globalistas de luchar contra el capitalismo con remedios poco fiables
Ampliar

Zizek contra Gates y Soros: el filósofo esloveno acusa a los dos globalistas de luchar contra el capitalismo con remedios poco fiables

Por Ana Velasco Peláez
lunes 02 de agosto de 2021, 12:53h

Escucha la noticia

El filósofo cultural Slavoj Zizek escribió en un artículo de opinión que, multimillonarios como Bill Gates y Georges Soros, tratan de luchar contra las consecuencias del capitalismo con “remedios” que solo agravan la situación, acusándoles de ser responsables de este “capitalismo despiadado”.

Para quienes no conozcan a Zizek, es un filósofo, sociólogo y psicoanalista, doctorado por la Universidad de París en 1981. Está considerado como uno de los pensadores críticos más importantes de su generación. Incluso, en 1990 fue candidato a la presidencia de su país, Eslovenia.

Zizek cuenta con numerosos artículos y ensayos y, ha participado en más de 250 encuentros internacionales sobre sus especialidades. El filósofo es un conocedor brillante del funcionamiento del “capitalismo cultural” de nuestra época. Critica que aquellas personas respetables y respetadas de otras épocas, hoy en día apenas existen porque las instituciones legitimadoras están en proceso de desaparición.

Ante el abandono del pensamiento crítico por parte de las instituciones, las redes sociales las están sustituyendo, que prosperan debido al concepto que Zizek califica como “miseria cultural”. El siglo XXI está lleno de progresos y colapsos, las corrientes colectivas son efímeras, inestables y contradictorias. En este contexto, un intelectual que se rebele o un político que abogue por la democracia social de derecho están pasados de moda, pero hay algunos personajes que se disfrazan de demócratas y humanistas. “La ruta de estos millonarios es nada más que una mentira”, escribe el filósofo en referencia a Gates y Soros, ya que combinan la “explotación especulativa” con las “preocupaciones humanitarias”.

Zizek expresa su pesar de que las buenas intenciones no se reflejan en acciones consecuentes y, por ello, “la humanidad se enfrenta a la pobreza, la fealdad y la inanición horribles”. Por mucho que las intenciones sean admirables, si no están correctamente dirigidas, no remediarán los males. Los remedios que se aplican no luchan contra la “enfermedad”, sino que son parte de ella y la prolongan. Para el filósofo, “el único enemigo somos nosotros mismos”, por lo que, de nada sirve tratar de luchar contra las amenazas exteriores, sino empezamos por “arreglarnos”. La pobreza es muy preocupante y no acabaremos con ella porque quizás, no interesa, mientras podamos seguir disfrutando de los beneficios del capitalismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios