www.mil21.es
Protestas masivas en Cuba: no se producían desde los años 90
Ampliar

Protestas masivas en Cuba: no se producían desde los años 90

Por Ana Velasco Peláez
jueves 15 de julio de 2021, 13:13h

Escucha la noticia

Latinoamérica ya ha sido escenario hace más de un mes por altercados en las calles para protestar contra el régimen político, como sucedió en Colombia. Ahora los medios de comunicación y las redes sociales se vuelcan con el país centroamericano, Cuba.

Desde el fin de semana pasado, miles de cubanos se concentraron en las calles de San Antonio de los Baños, al suroeste de La Habana, para reclamar el suministro de la tan anunciada y esperada vacuna cubana, y de alimentos.

A estas protestas se sumaron las demandas de libertad y democracia para el pueblo cubano, que está sumido en una dictadura desde la época de Fidel Castro. Los disturbios policiales no se hicieron esperar, lo que ha indignado a los ciudadanos cubanos, a otros países latinoamericanos y a organismos regionales. Países como México, Brasil y Venezuela han mostrado su rechazo al sistema represivo cubano, incluidos sus dirigentes políticos, excepto de este último.

Además, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han alzado sus voces en contra de la vulneración a los DD.HH. La situación en la isla es extrema, puesto que Cuba lleva más de 60 años de embargo por parte de EE.UU., desde la época de Castro. Los precios de productos básicos, como arroz y papel higiénico, están disparados, los cortes de electricidad se producen a diario cuando cae el sol, el acceso a Internet está limitado, la única fuente de ingresos es extranjera y las libertades personales están coartadas.

La pandemia ya no es excusa para quedarse en casa por miedo. En este clima de crispación y violencia, la única solución que los ciudadanos creen viable es salir a protestar por una Cuba libre y democrática. El presidente de México, AMLO, ha prometido ayudar a los cubanos, enviando “medicinas, alimentos y vacunas”, devolviendo así el favor que Cuba ha hecho a México; enviando médicos de prestigio. Sin embargo, no se ha querido pronunciar acerca de las actuaciones del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, sino que ha responsabilizado a EE.UU.

Joe Biden, por su parte, ha respondido a favor de la concordia y la paz, pero no ha anunciado si tomará medidas para ayudar a Cuba a salir de su crisis. En cuanto al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aparte de condenar la violencia policial contra los protestantes cubanos, ha comparado la situación de la isla con la de Venezuela, como una réplica de lo que supone el comunismo.

Otras voces públicas se han pronunciado, como el secretario de la OEA, Luis Almagro, quien ha compartido en Twitter la postura de su organización: “reconocemos el legítimo reclamo de la sociedad cubana por medicinas, alimentos y libertades fundamentales. Condenamos al régimen dictatorial cubano (…)”.

Así como el presidente de México ha culpado de la situación de Cuba a su vecino, EE.UU., también lo ha hecho el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, quien ha escrito en Twitter: “Si el Presidente Biden tuviera algún interés o preocupación sinceros por el pueblo cubano, podría recuperar algunas de las prerrogativas soberanas y (…) eliminar los impedimentos para adquirir equipos e insumos médicos”.

Otros presidentes han decidido callar, como la ex presidenta Cristina de Kirchner y el presidente actual de Argentina, Alberto Fernández; el presidente de Chile, Sebastián Piñeira o el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios