www.mil21.es

Los desplantes de Zapatero y Sánchez a Estados Unidos pasan factura a Navantia, que la excluyen del pedido de diez fragatas

sábado 02 de mayo de 2020, 08:15h

Escucha la noticia

Primero fue José Luís Rodríguez Zapatero quien, a comienzos de siglo, en el 2003, permaneció sentado en el desfile de las Fuerzas Armadas al paso de la bandera de los Estados Unidos. Aquel feo, y el de ordenar a José Bono la retirada de las tropas españolas en Irak, nada más llegar Zapatero a la Moncloa tras los atentados del 11-M, le ha costado muchos miles de millones a los españoles, que por aquellas fechas tenían preferencia en la exportación de nuestros productos.

Ahora nos enteramos de que el contrato para la construcción de las diez fragatas que los Estados Unidos habían sacado a concurso no recaerá en Navantia. El encargo es para Fincantieri, empresa italiana, cuyos gobiernos suelen ser más respetuosos con los norteamericanos que nuestros gobernantes socialistas. Si Zapatero no respetó a la bandera de ese país y además, lo primero que hizo tras ganar las elecciones fue retirar nuestras fuerzas de Irak, Pedro Sánchez a la primera que pudo pues también lo hizo: Ordenó el 14 de mayo del pasado año que la fragata Blas de Lezo abandonara al portaviones USS Abraham Loncoln cuando lo escoltaba para realizar una vuelta al mundo.

El encargo que España se ha perdido en principio era de diez fragatas y posteriormente podía ampliarse a otros encargos de construcción de buques para “realizar operaciones de guerra aérea, guerra antisubmarina, guerra de superficie, guerra electrónica e información".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios