www.mil21.es

Ciudadanos

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, advirtió el pasado miércoles que ‘el presidente no puede irse hoy de aquí sin explicar a los españoles qué piensa hacer a partir del 9 de mayo’, cuando decaiga el estado de alarma. Y bajo su criterio, es lo que terminó por pasar...

El portavoz adjunto del GPCs y candidato de la formación naranja a la presidencia de la Comunidad de Madrid pide a la vicepresidenta primera que 'se desmarque de las conductas totalitarias' de una parte de su Gobierno.

La líder de la formación naranja ha señalado este martes que lo peor que le ha ocurrido a España en los últimos años es "la corrupción, el desempleo y cómo nos han vendido a los partidos nacionalistas", alejándose así de las palabras de Pablo Casado, quien achaca al multipartidismo "el peor desastre de la democracia".

El secretario de Comunicación de Cs anuncia que el Comité Permanente ha aprobado el Comité de Campaña para las elecciones del 4 de mayo y que César Zafra será el coordinador.

Que el Partido Popular está intentando absorber a Ciudadanos no es ningún secreto. Es más, puede que sea la única opción que le queda a Ayuso de volver a gobernar la Comunidad de Madrid tras un error de cálculo que van arrojando las últimas encuestas y que podría poner en un auténtico aprieto a los 'populares' tras deshacerse de malas maneras de los que hasta ahora eran sus socios de Gobierno.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, es una de las grandes defensoras del proyecto político de Inés Arrimadas. Sin embargo, no ha dudado a la hora de hacer autocrítica, reconocer incluso los errores que haya podido llevar a cabo su formación y, entre medias, dar un increíble repaso del que no se tiene conocimiento a nivel nacional de la lamentable situación que se han encontrado en Murcia con sus compañeros de Gobierno.

El miembro del Comité Permanente de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha lamentado que ‘el Partido Popular haya puesto en marcha una nueva trama de corrupción para comprar a gente de Cs’, mostrándose muy duro ante el terremoto político de la semana pasada.

Terremoto en el PP por la ruptura con Ciudadanos

El diputado de Ciudadanos, Guillermo Díaz, tacha de 'inmoralidad que el bipartidismo llegue a acuerdos para repartirse los jueces y no lo haga para tomar medidas de modernización para España'.

El presidente de Ciudadanos en Cataluña reclama a los partidos separatistas que 'dejen de subordinar la política catalana a proyectos irrealizables que no son compartidos por la mayoría de catalanes'.

¿Qué responderían si les hicieran un cuestionario dicotómico, sólo con respuestas cortas entre dos opciones, y les preguntaran si están a favor o en contra del aborto o de la eutanasia? ¿Qué dirían si les preguntaran si apoyan la inmigración, si son feministas o machistas (como si fueran antónimos), si entienden o apoyan el movimiento independentista o si están a favor o en contra de subir los impuestos? ¿Qué responderían si son de izquierdas o de derechas, sin más explicaciones?

El CIS llega en pleno terremoto político tras el adelanto de elecciones la semana pasada de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Sin embargo, el sondeo es de antes de este escenario, y en él se refleja un retroceso de más de un punto para el PP de Pablo Casado, mientras que Unidas Podemos también se desploman hasta alcanzar a Ciudadanos, que había remontado hasta tres puntos.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se ha mostrado contundente a la hora de defender su proyecto político y explicar lo ocurrido en Murcia y lo que ha considerado la 'traición' de Ayuso hacia su propio Gobierno autonómico: "Somos un partido incómodo porque luchamos contra la corrupción, no la tapamos".

Parece que el Partido Popular está dispuesto a todo para frenar el terremoto político que ha ocasionado Isabel Díaz Ayuso. Tanto es así, que la sombra del 'Tamayazo' sobrevuela sobre sus nuevos 'fichajes'... ¡Procedentes de Ciudadanos!

Más villana que heroína

El pasado miércoles la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comenzaba su show más decrépito hasta la fecha. Un urdido plan que ha puesto entre la espalda y la pared a un Partido Popular denostado por sus corruptelas pese a los ingentes -o no tanto- intentos de su líder, Pablo Casado, por deshacerse de esa pesada mochila que le ha puesto al borde del precipicio político por el que su némesis autonómica parece empeñada en arrojarle.