www.mil21.es

Turquía instala una base militar en Qatar para proteger al Estado Islámico con el visto bueno de Washington

martes 12 de enero de 2016, 20:39h

Escucha la noticia

El Emir de Qatar, Tamimal Thani, y el Presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, han acordado instalar una base militar turca en suelo qatarí para apoyar las operaciones logísticas del Estado Islámico, ante las crecientes dificultades de Turquía para proteger desde su propio territorio al movimiento terrorista liderado por Abu Bekr Al-Baghdadi, según supo MIL21 en medios de inteligencia árabes. El acuerdo ha recibido el visto bueno de Washington.

La operación del desembarco turco en el Golfo ha recibido el plácet de Washington, favorable a que el Ejército turco se convierta en “padrino” del Califa Al-Baghdadi una vez que las denuncias mundiales han destapado el apoyo norteamericano al terrorista Estado Islámico como ariete para reorganizar el mapa de Oriente Medio, señalan los citados medios.

El Ejército turco se convierte en el nuevo “padrino” del Estado Islámico, tras las denuncias mundiales contra EEUU por apoyar a los islamistas

El acuerdo definitivo para la instalación de la base turca se cerró a mediados de diciembre tras constatar el Pentágono el éxito de la intervención militar rusa en Siria contra el Estado Islámico y Al Qaeda, así como la creciente presencia militar china en el escenario medio-oriental.

El acuerdo entre los dos Estados con una duración de diez años ha sido alcanzado tras una serie de encuentros secretos al más alto nivel entre Ankara y Doha, que han incluido varias entrevistas entre Erdogan y el emir Tamim. La base turca en Qatar albergará entre 3.000 y 5.000 militares turcos.

Qatar y Turquía, aliados de Washington

Los servicios de inteligencia árabes preveían que se produjese un movimiento estratégico de esta envergadura ya que Qatar y Turquía son “aliados estratégicos de los Estados Unidos” y en ambos hay desplegadas bases norteamericanas.

Sin embargo, el Pentágono estaba particularmente interesado en que su aliado turco instalase una base en Qatar para llevar a cabo las “operaciones militares” que Estados Unidos no quiere protagonizar, apuntan las fuentes.

En Qatar se encuentra el cuartel general Centcom que controla el despliegue norteamericano en el Golfo Pérsico y el Océano Índico. La persistencia de la crisis histórica entre Irán y Arabia Saudí, que actualmente alcanza niveles pre-bélicos, ha sido un argumento más para acelerar la instalación de la base turca.

Desconfianza saudí

Hasta ahora las petromonarquías del Golfo -Arabia Saudí, Qatar, Omán, Bahréin y Kuwait- solo habían permitido en sus territorios bases norteamericanas, y los Emiratos Árabes Unidos una base francesa. Esta es la primera vez que aceptan la presencia de militares de otros países en una base bajo control extranjero, en este caso turco. Los efectivos marroquíes de las Fuerzas Armadas Reales enviados por Mohamed VI a los Emiratos Árabes Unidos se encuentran bajo mando emiratí.

Arabia Saudí trata de contrarrestar el acuerdo militar turco-qatarí con la creación de la Alianza Islámica Antiterrorista

Arabia Saudí ha acogido el acuerdo turco-qatarí con cierta desconfianza, aun sin oponerse abiertamente al mismo. Hasta ahora, el control de la estabilidad y la seguridad en el Golfo corría a cargo del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), dirigido por Arabia Saudí y que reúne a las monarquías de la región. La presencia de fuerzas turcas que escapan a su control, inquieta a las autoridades de Riad.

Según indicaron a MIL21 fuentes de inteligencia árabes, ésta ha sido una de las razones que ha impulsado a Arabia Saudí a constituir bajo su mando y con cuartel general en Riad, la Alianza Islámica Antiterrorista que incluye a Qatar y Turquía, junto a otros países árabes y musulmanes.

Turquía y Qatar son los aliados más firmes de la rebelión islamista radical contra el régimen de Bashar al-Asad en Siria, y aunque forman parte de la coalición internacional “contra el Estado Islámico”, a los observadores políticos no se les escapa que la alianza militar Doha-Ankara coincide con la filtración de un nuevo escenario en la región.

Nuevo estado en la región

Éste consistiría en ofrecer al movimiento terrorista dirigido por Al-Baghdadi la posibilidad de proclamar un Estado independienteen la región fronteriza entre Siria e Iraq, que sería reconocida internacionalmente siempre que abandone las prácticas terroristas y se rija conforme al derecho internacional.

Al mismo tiempo, al desplazar al emirato de Qatar el epicentro de su apoyo al Estado Islámico, Erdogan trata de que se olviden los vínculos del régimen de Ankara con el terrorismo yihadista, como la intermediación en la venta del petróleo robado en Siria e Irak destapada por Moscú. Así como la permisividad del ejército turco a que los combatientes yihadistas atraviesen la frontera entre Turquía y Siria en ambos sentidos sin ser molestados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)

+

0 comentarios