www.mil21.es
Algunos pierden otros juicios peores
Ampliar

Algunos pierden otros juicios peores

lunes 05 de abril de 2021, 05:21h

Escucha la noticia

Pues bien, en el día de ayer hicimos referencia al juicio pedido por el ministro Grande, en su intransigencia psicótica contra el coronel Pérez de los Cobos, y transcribíamos un párrafo de la sentencia publica en el mismo de ayer por el Juzgado Central de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, que concluía imputándole ni más ni menos que una desviación de poder, además de otras lindezas.

Pero la realidad, es que además de lo de perder un juicio en un Juzgado, ésta la situación más grave como es la de perder el juicio, en el quehacer humano, lógico y equitativo, y es en este capítulo en el que el ministro Grande nos da a todos, políticos y no políticos, como dicen los muchachos sopas con honda, mostrándose como un consumado artista. Yo no voy a hacer referencia a que este personaje fue uno de los más duros perseguidores de los miembros activos de ETA y GRAPO, cuando realizaba funciones de Juez de Instrucción o de Magistrado de Sala en la Audiencia Nacional, es mi opinión que todo ciudadano puede cambiar de criterio en base a una serie de circunstancias que concurran en el caso que sea, sin embargo, no me parece tan correcto que el cambio opere en base a cambios en la situación profesional del artista.

Ya en notas opinión anteriores he hecho referencia, a cuál es mi criterio sobre la actuación terrorista, y que la misma, los atentados que cuestan vidas humanas, no se dirigen contra una persona determinada, salvo casos excepcionales, sino que en la inmensa mayoría se trata de atentar contra todos nosotros, españoles que no pensamos como ellos, aun cuando la bala o la bomba lapa afecte a uno o unos de nosotros solamente, es decir que el atentado es algo para todos nosotros y no solo para la víctima directa.

También he hecho referencia anterior al criterio que se estaba siguiendo, no por capricho de los jueces o magistrados, sino por imperativo legal, contenido en una norma aprobada por el Congreso y el Senado de este país, es decir una norma legal legítima,, que exigía para la obtención por parte de los condenados, de la realización de diversas conductas en el ámbito penitenciario y/o la realización de diversos actos respecto a las víctimas de su atentado, sin cuyo cumplimiento por el penado se le denegaba el permiso o el beneficio penitenciario que fuere.

Además, en el caso de ETA, desde hace años se tuvo conocimiento de la existencia de un denominado “frente de cárceles”, como una organización dentro del organigrama de la propia ETA, que era dirigida por los altos mandos de la banda asesina y se servía de miembros cualificados, en bastantes casos abogados en ejercicio, que por su profesión tenían acceso a entrar en el establecimiento penitenciario y a contactar con los presos. Así mantenían la unidad de criterio entre los presos de la banda y la unidad de acción, que se materializaba en la realización de huelgas de hambre, de plantes y otras lindezas, habiendo participado los presos en procesos ideológicos, participando en la actividad de ETA mediante informes, etc.

Para ello, se estableció por la Autoridad competente, la llamada dispersión de los presos, separándolos en distintos establecimientos penitenciarios, táctica perfectamente legal, que evidentemente incomodaba a estos asesinos convictos, que veían como mejor estar todos juntitos y si es posible en prisión de la Comunidad Autónoma Vasca, y contra la que con mayor o menor intensidad han luchado bastantes años, utilizado propaganda con carteles y creando una organización de apoyo.

El hecho de la estancia en prisión no tiene como causa principal el pago de una deuda con la sociedad, sino la estancia en un establecimiento en aras de su reinserción social, y así cuanto mayor sea esta, se habrán cumplido en mayor medida los fines del encarcelamiento, y dentro de esta reinserción en estos casos la petición de perdón a la familia de la víctima o la manifestación expresa del abandono de estas practicas asesinas, eran dos de los de los principales elementos de la reinserción que hablamos.

En cuanto al segundo, ya sabemos, que los juristas listillos de izquierda, que los hay, incluso entre bastantes magistrados, aluden a que la renuncia de la banda criminal a la lucha armada da por hecho su cumplimiento. Más no podemos olvidas, que aquellos que tratamos del enjuiciamiento de estas personas, hemos oído, juicio si y juicio también, que cuando un criminal etarra ingresaba en prisión era dado de baja en la organización armada, pasando a ser preso de la banda simplemente. Ello puede significar que tal abandono de la lucha armada por la ETA armada, no les afecte a estos que no están bajo su orden, aunque dependan de su dirección, así han actuado siempre, con verdades a medias y otros subterfugios.

Pues bien, en este panorama triste y cruel, resulta que, para beneficiar al monclovita en sus manejos, y poder obtener los votos de los congresistas de Bildu y PNV, el grande, ha `pasado de ser el tormento y la maldición de los terroristas a ser su ángel protector, olvidándose de los requisitos que antaño exigía de forma excluyente y ahora no son más que papel mojado.

Y así vemos como criminales como Chapote (García Gaztelu), Henry Parot y otros muchos son sacados de las prisiones en las que se encuentran desde hace años, y son llevados a las cárceles de la Comunidad Autónoma Vasca, si bien a Parot le llevan a León, pero es que no olvidemos que es francés, y claro eso no es CAV.

Les conceden permisos, visitas, e incluso le acercan también a la compañera de García Gaztelu a la misma prisión que a este, aun cuando ha estado años cada uno por su lado.

Ahora falta la guinda del pastel, el ceder la competencia de prisiones al Gobierno Vasco, el cual sin duda o bien pondrá en la calle a la mayoría de ellos, o les convertirá el chabolo (celda) en un centro de trajo con spa, como paso y todos pudimos ver mediante fotos en prensa y otros medios telemáticos con el artista de los Kios de la Rosa, cuando fue trasladado a las cárceles de Cataluña, o vemos con el cachondeo que existe con los presos del proces, que entran y salen un día sí y otro también.

Y a todo esto, pues que lo de retirarse de la lucha armada, no sabemos como lo dicen o escriben o se lo cuentan al funcionario de turno, pero lo mas grave, lo que humilla más, no solo a las víctimas, sino a todo el pueblo español bien nacido, es la ausencia de petición de perdón y el arrepentimiento por lo que hicieron.

Encrespa más la situación el hecho de que los beneficiados por el Grande, han firmado un documento pidiendo perdón a las víctimas, es cierto, pero es mentira, en eso se apoya el Ministro, que si se hubiera leído dos, hubiera visto que son iguales, una fotocopia uno de otro, se trata pues, de una trampa en la que el ministro cae, y lo peor cae a sabiendas, porque eso ya lo intentaron y se les dijo que no valía tal artimaña, lo peor no es que te engañen, puedes ser tonto y creértelo, lo peor en cuando no te lo crees ni tú mismo y sin embargo lo aceptas, ha tenido que venir la ciudadanía con cartas en periódicos y otros medios a denunciarlo y ahora el efecto ha sido que cambian el texto, pero no la intención, y Grande se lo cree.

Existen cerca de 300 casos sin aclarar, y el ministerio de, ¿justicia? No se sabe que haga algo, a pesar de que desde el Parlamento Europeo se le ha exigido, pero claro a nosotros de Europa, solo la pela, para ver como la repartimos.

Desaparecieron por la actividad de estos mal nacidos personas como Tomas y Valiente; Lluc; Buesa; Portero y otros, ciudadanos que por sus conocimientos y dedicación podían haber aportado a este país algo de luz entre tanta oscuridad casposa, pero claro, lo mejor cepillárselos con un tiro en la nuca y así el país estaría menos preparado y la ciudadanía menos defendida y más fácil de doblegar.

Como ven Vds. el grande no ha perdido el juicio en un Tribunal, es que para muchos de nosotros hace tiempo que perdió el otro juicio, el humano, el que impone el sentido de responsabilidad y el buen hacer, un grado mas que el sentido común y con gente así, que podemos esperar, lo que está pasando, un desastre vergonzoso, donde las víctimas son los malos y los humillados, y los asesinos los buenos y los ensalzados, y todo por razón del artista de referencia.

Si, además, se trata de un intercambio de cromos para mantener al monclovita y su sequito en el poder, pues dos cosas; la primera opino que es una vergüenza y la segunda, opino que considerar cromos a los que dieron su vida por nosotros es de una bajeza vil cuyo nombre todos sabemos, pero no escribo para que no digan
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios