www.mil21.es
Los migrantes españoles en Europa son más vulnerables
Ampliar

Los migrantes españoles en Europa son más vulnerables

Por Jose Mateos Mariscal
sábado 27 de febrero de 2021, 08:00h

Escucha la noticia

Si el aislamiento o el terror a un contagio en época de coronavirus no es algo sencillo de manejar, imagínese todo esto vivido en un país ajeno luego de haber sido obligado por las circunstancias de escasez, hambre y desesperación a dejar atrás su tierra, su familia y todo por lo que usted ha luchado en la vida.

Estar en medio de la nada, con las manos vacías y sin saber a qué lugar llamar hogar para cumplir con una medida de aislamiento preventiva es desesperante.

El índice IFO de confianza empresarial ha caído al nivel más bajo de su historia. La crisis del coronavirus impacta con fuerza en el tejido empresarial alemán.

Con la interrupción de los programas de acogida, la suspensión de los trámites de asilo y las puestas en cuarentena, los migrantes españoles en Europa son más vulnerables que nunca frente a la pandemia del nuevo coronavirus.

El estudio, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que tres de cada cuatro personas migrantes y refugiadas con la crisis de la Covid-19 ha tenido un impacto "significativamente negativo en sus vidas".

En un comunicado, señala que el informe ofrece los resultados del estudio 'ApartTogether', que examina las formas en que la pandemia de Covid-19 ha afectado la vida de las personas migrantes y refugiadas.

En el estudio participaron 30.000 personas migrantes y refugiadas que residen en 170 países de acogida a nivel mundial. Este informe subraya cómo la Covid-19 ha tenido un impacto "desproporcionadamente duro en este grupo poblacional".

En concreto, el informe constata cómo las personas migrantes y refugiadas que participaron en el estudio han visto deteriorada su salud mental, encontrándose mayores niveles de depresión, preocupación, ansiedad y soledad en un 50 por ciento de los participantes. Este deterioro en la salud mental fue mayor entre las personas migrantes y refugiadas mayores de 65 años.

El informe identifica tanto a las personas migrantes y refugiadas en situación irregular, como las que viven en la calle o en infraviviendas, como grupos particularmente vulnerables ante el impacto derivado de la Covid-19. Más del 70 por ciento de los participantes en situación irregular informa de cómo la pandemia les ha llevado a la pérdida o empeoramiento de sus condiciones laborales, más del 40 por ciento se enfrenta a preocupaciones para cubrir necesidades básicas como la comida, y casi el 50 por ciento ha experimentado una peor atención médica desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, las personas migrantes y refugiadas que viven en la calle o en infraviviendas están a menudo expuestas al virus con herramientas limitadas para protegerse, así como tienen dificultades para acceder a los servicios de salud existentes en el país de acogida. Por ejemplo, un 35 por ciento de los participantes percibieron barreras para acceder a los servicios de salud en caso de necesidad por motivos económicos, y un 22 por ciento por temor a ser deportados.

Como emigrante en Alemania reivindico:

"Necesitamos abogar por la equidad en salud, garantizando el derecho a la salud de todas las personas, independientemente de dónde vengan y su situación. Los gobiernos no solo deben garantizar una cobertura sanitaria universal, sino también una vivienda digna, oportunidades para el empleo en condiciones de igualdad, y oportunidades para desarrollar redes y participar en la sociedad".

Desahucios en pausa en Alemania

Si el Ejecutivo alemán no la prorroga, la moratoria de desahucios y lanzamientos finalizará a mediados de febrero. Por eso, Cáritas pide que la moratoria se extienda, mínimo, hasta finales de 2021, para conocer los verdaderos efectos de la crisis de a Covid-19 derivados de la pandemia y que haya tiempo para legislar.

Además, consideran necesaria una exoneración del pago de las deudas para evitar el sobreendeudamiento. “La moratoria no deja de ser una titira”, explica el director de Cáritas.

Las notificaciones vuelven a llegar

“Todos los desahucios programados en meses previos al COVID-19 están archivados en Alemania, esperando, y ahora van saliendo con cuentagotas”, asegura Cáritas.

“El titular de que no se puede desahuciar a nadie es engañoso”, critica, a la vez que explica que “no se puede desahuciar” a quienes se encuentren desempleados o hayan sufrido un ERTE “debido a la crisis del COVID-19”. “Solo te puedes acoger en caso de que puedas demostrar vulnerabilidad por culpa del COVID-19, si ya eras vulnerable antes de la pandemia, no entras”, el caso de muchos españoles emigrantes en Alemania.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios