www.mil21.es
Un juez portugués sentencia que los test PCR son escasamente fiables
Ampliar

Un juez portugués sentencia que los test PCR son escasamente fiables

sábado 21 de noviembre de 2020, 20:44h

Escucha la noticia

El pasado 11 de noviembre de 2020, un tribunal de apelaciones portugués falló contra la Autoridad Sanitaria Regional de Azores en relación con otro fallo de un tribunal inferior que declaraba ilegal la cuarentena de cuatro personas.

Siempre existen jueces justos

El rollo liberticida de siempre. Alguien da "positivo" mediante fraudulenta prueba diagnóstica de PCR. Y se estima arbitraria y abusivamente que tres personas cercanas se hallan en "alto riesgo de exposición", curiosamente, ante un virus que continúa sin aislarse. Y como resultado, la despótica autoridad regional de salud de turno dictamina que los cuatro son "infecciosos y peligrosos para la salud", por lo que se procede a su secuestro domiciliario. Y posterior vigilancia. Nada que no les suene.

Y en eso, la liberticida decisión de la terrorista autoridad sanitaria fue recurrida. Un tribunal de rango inferior falló en contra de los terroristas sanitarios. Y, ahora, el tribunal de apelaciones confirma esta decisión con argumentos que apoyan expresamente la visión científica de muchos expertos, como el ex director científico del monstruo de FARMAFIA, Pfizer, que confirmó hace escasos días la casi nula fiabilidad de las pruebas de PCR.

Nunca jamás ermitiremos que nos opriman

Les recomiendo la lectura de la sentencia, subrayando explícitamente que se violó flagrantemente el artículo 6 de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos. Y es de esperar, a partir de ahora, que los tribunales de otros países de la UE tomen nota y puedan utilizar el citado precedente jurídico como una magnífica oportunidad para devolvernos una libertad que nos pertenece y que los tiránicos gobiernos de nuestras naciones anhelan arrebatarnos.

Ya sea mediante PCR, distancia, geolocalización, bozales, vacunas o lo que les salga de su totalitario caletre, las cosas devienen cristalinas, como desde el inicio de la astracanada plandémica: nunca jamás se lo consentiremos. En fin.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios