www.mil21.es
Desarmar, recortar, abolir... la democracia
Ampliar

Desarmar, recortar, abolir... la democracia

martes 14 de julio de 2020, 19:58h

Escucha la noticia

EEUU vive una auténtica crisis que, aprovechando determinados elementos, pone en riesgo su democracia.

El Covid 19 y algunos abusos policiales, han desencadenado una movilización de los sectores más radicalizados de la izquierda que, no solamente atacan la gestión de la administración Trump sino los cimientos políticos, parlamentarios y de convivencia.

Alentados por una maraña de organizaciones que llevan años- y mucho dinero- invertidos en enfrentar a los diversos sectores del pais, se ha pasado a exigir el demantelamiento del estado de derecho, empezando por las fuerzas de seguridad para las que se exige su desarme, la retirada de sus fondos y su abolición con un lema (Disarm, Defund, Abolish) que ha enarbolado la principal organización, Black Lives Matter, empeñada en desarrollar, ampliamente, el odio racial entre comunidades, inspirando e impulsando autenticas guerrillas urbanas que han desencadenado episodios brutales de violencia, en algunas ciudades norteamericanas.

En realidad, de lo que se trata es de derrocar a Trump, a quien todas las encuestas serias auguraban una facil reelección, el próximo noviembre.

Así lo demuestran, los llamamientos de sectores muy radicales del partido demócrata, como Ocasio Cortez, o Elizabeth Warren que insiten en un supuesto racismo estructural de las fuerzas de seguridad y del Estado y que tienen mucho interés en generar un clima de confusión que apague la excelente gestión económica de la Casa Blanca que ha disminuido el paro, en especial para negros e hispanos, a niveles históricos.

Es preocupante, el nivel de gansterización de la politica que muestran los disturbios y su extensión a la represión de grupos y personas disidentes, la alineación de medios de comunicación a favor de una visión única e interesada, el respaldo de políticos establecidos a los violentos y una ridícula revisión histórica, en la que no importa que Colón jamás pisase lo que hoy es Estados Unidos, o que los fundadores españoles, de una parte de su territorio, protegiesen a los indios porque de lo que se trata es de poner en duda los cimientos de la nación, incrementar los enfrentamientos entre las diversas comunidades y debilitarlas hasta que no puedan convivir.

Es lo que algunos creen, el asalto final para desalojar a Trump, enemigo declarado de esos magnates que apuestan por sociedades débiles, en naciones sin rumbo, sobre las que ellos puedan establecer y ampliar su poder.

Pero, tengo serias dudas de que ese caos no esté haciendole la campaña, al actual presidente que puede prometer, con resultados en la mano, más paz, menos derroche público y más prosperidad. También para los negros e hispanos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios