www.mil21.es
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez quiere que la policía se anticipe a las concentraciones convocadas contra el Gobierno

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez quiere que la policía se anticipe a las concentraciones convocadas contra el Gobierno

martes 12 de mayo de 2020, 18:04h

Escucha la noticia

Las múltiples caceroladas contra el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están siendo monitoreadas desde el ministerio del Interior por instrucciones de Mocloa, que está muy preocupada de que la derecha capitalice el descontento ciudadano.

La brutal cacerolada de la tarde del pasado domingo en la madrileña calle Núñez de Balboa, con gritos de Gobierno dimisión y Libertad, Libertad, así como réplicas en otras plazas del resto de España, han hecho saltar las alarmas ya que hasta hace poco la calle era patrimonio casi exclusivo del PSOE y de los podemitas seguidores de Pablo Iglesias.

El temor es que la crisis consecuencia del confinamiento por el coronavirus se extienda como la pólvora y sea la derecha quien a base de convocatorias por redes sociales multiplique su difusión, y no haya manera de contrarrestarlo con la influencia del gobierno en las televisiones públicas, que por ahora casi todas están a las órdenes del tándem Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, que controlan Televisión Española y la Sexta, así como El País y la cadena de emisoras SER, aparte de cientos de medios digitales.

Pablo Iglesias ha dado instrucciones a los suyos para que llamen a la policía cada vez que observen concentraciones contra el gobierno, y tratar de adelantarse a la consecuente cacerolada. Además, a nivel interno, los de Podemos están elaborando listados de vecinos que exhiben banderas de España y secundan las protestas. Si la información puede ir acompañada de imágenes o vídeos, mejor.

Se desconoce la finalidad de dichos listados, pero a nivel interno parece que deben enviarse a la checa de Políticas, que será la encargada de tratar toda la información en sus bases de datos.

Por ahora, en el ministerio del Interior se ha dado la instrucción de que se eviten las concentraciones con la excusa de que se mantenga la distancia social. Y cuando se reciben llamadas de vecinos sobre un determinado lugar donde haya más de cincuenta personas, la orden es desplazar efectivos para identificarlos con las correspondientes sanciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios