www.mil21.es
El estado del estado (104): La verdad (XXIX)
Ampliar

El estado del estado (104): La verdad (XXIX)

Por Carlos González
domingo 16 de mayo de 2021, 08:00h

Escucha la noticia

Yony nos hace ver lo obvio, que para que exista un Grupo Social Organizado (GSO), además del Liderazgo absoluto ejercido por la cultura, y el momentáneo del líder político de turno, junto con las élites y la jerarquía, es imprescindible que existan los Gobernados o administrados.

¿Quiénes componen este grupo?: Todas las personas que están vinculadas con ese estado, tanto las nacidas y criadas en él, como las que por distintas fuentes se han incorporado al mismo y ya se sienten o son reconocidas por las leyes como miembros de ese GSO.

En el antiguo régimen los miembros de las élites y la jerarquía con sus familias aparecían como un sector determinado apartado del resto de gobernados, pero ahora, en el régimen Constitucional –con el producto del Contrato Social- no solo constituyen este calificativo personas que no son integrantes o que no forman parte de los otros tres elementos (Liderazgo, élites o jerarquía), sino que constituyen esta Posición todos los ciudadanos. Un militar de la más alta graduación se convierte en “Gobernado” cuando acude a un hospital y es tratado por la jerarquía sanitaria. O cuando cualquier miembro de la élite, sea la que sea, se somete al poder Judicial. En todos estos casos incluso el más alto funcionario del estado pasa a ser un Gobernado y Administrado y debe comportarse como tal y estar a las órdenes estrictas de los que, por ley, son en esos momentos los que ejercen poderes concretos tasados en leyes y reglamentos.

Gobernado es una figura “Posicional”, son todos aquellos que han de cumplir las órdenes que emanan de los poderes legítimos y forman parte, al margen de sus poderes y funciones, de la gran masa de ciudadanos corrientes. Porque el Presidente de la República, si no acude como tal y visita como espectador con su familia un evento deportivo, ha de comportarse como cualquier otro gobernado y obedecer las órdenes del más simple policía o de cualquier empleado del estadio.

Mucho se ha escrito, quizá con demasiada fantasía, acerca del llamado “Pueblo”. Cuando, además, se le ha personalizado en una idea y dejado de lado a las personas concretas que sí son ese “Pueblo”. Vemos demasiado en la historia cómo se le ensalza como “Idea” y a continuación se masacra a las personas una a una, o incluso a colectivos y minorías concretas sin respetar aquella idea inicial.

Gobernados somos todos. Después, tras la asamblea constituyente, y con los nombramientos concretos y momentáneos es cuando se le asignan a determinados individuos e instituciones poderes concretos para que ejerzan el liderazgo físico, de élite en una materia, o como miembro con poderes tasados en la jerarquía administrativa del estado. Pero fuera del ejercicio de esos poderes concretos y protocolizados todos somos el resto del día y para las demás funciones, Gobernados o Administrados.

Yony nos hace ver que al estudiar a los componentes de esa parte del GSO se ha incurrido en la historia en mucha literatura y, por ello, en tratamientos a las masas no como si fuesen personas individuales de carne y hueso sino como personajes literarios, a consecuencia de esa paranoia se les ha masacrado sin piedad y se han cometido todo tipo de tropelías. A continuación, si se las necesitaba, se las ha seducido y alagado de nuevo hasta que desapareció la necesidad, y, vuelta al desprecio.

Cuando ya pasemos a La Era del Conocimiento, estudiaremos técnicamente cómo funcionan los Gobernados tanto como persona, familia o empresa, así como en grupo –algo ya estudiado en profundidad por la Sociología y la Psicología social- y diseñaremos tratamientos protocolarios con base científica para establecer equilibrios sociales basados en Conocimientos reales de la Psicología humana y del funcionamientos de todos los GSO para con ellos establecer las mejores Leyes de cuál es el límite de unos y de otros. Del poder y de los Administrados. De esa forma la toma de decisiones ya será técnica, científica, y no mágica, ideológica, religiosa o Literaria, tal como se hace aún en estos momentos.

Nos hace ver el informante, por su experiencia cultural propia, que es muy importante que dediquemos amplios estudios y experimentos para comprender, lo más que podamos, cuál debe ser el equilibrio permanente, sean cuales sean las circunstancias, entre el poder y los gobernados, el funcionamiento de los liderazgos físicos, de las personas que ejercen de élite, de los márgenes y límites de la jerarquía concreta, y de todo el funcionamiento de un GSO con sus distintos componentes en acción. Diseñando los respetos mutuos y los campos de actuación competenciales. Qué puede hacer uno y qué ha de respetar el otro.

Solo de esa forma diremos que ya estamos en una sociedad mínimamente tecnificada. Que ha dejado la magia y las ideologías baratas atrás y estudia y diseña el funcionamiento de toda la sociedad basado en verdaderos Conocimientos de la Psicología y la Biología Humana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios