www.mil21.es
John Magufuli¸ te echaremos de menos. Y eternas gracias
Ampliar

John Magufuli¸ te echaremos de menos. Y eternas gracias

jueves 25 de marzo de 2021, 08:11h

Escucha la noticia

Porque, aparentemente, te comportaste con rectitud. Y nobleza. Como también lo hizo el presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza. También él murió de un “paro cardíaco”, a la edad de 55 años el pasado 8 de junio. 2020, claro. Todo ello sucedió poco después de haber expulsado de su país a algunos expertuzos de la Organización Mafiosa de la Salud (OMS) encargados de "asesorar" sobre la falsa pandemia. Tras la visita, Nkurunziza jamás tomó medida alguna de confinamiento, a diferencia de la mayoría de los países de la región. Curiosamente al igual que Pierre Nkurunziza, el dirigente de Tanzania, John Magufuli, falleció de manera inesperada el pasado día quince de marzo, supuestamente, de una “crisis cardiaca” en el hospital Emilio Mzena en Dar es-Salam.

Más “extrañas” muertes…

La “peculiar” muerte de Nkurunziza recuerda sospechosamente el misterioso accidente aéreo del presidente polaco Lech Kaczyński el diez de mayo de 2010, en el que murió poco después de rechazar para su país la vacuna contra denominada gripe A. Asimismo, otros dos reveladores ejemplos: el presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, afirmó que la Organización Mafiosa de la Salud ofreció a su país la suma de veinte millones de dólares como soborno para envenenar deliberadamente la cura natural para la presunta covid-19: un remedio a base de hierbas denominado COVID Organics realizado con Artemisia que podía curar a los pacientes, según dijeron, de la supuesta covid-19, en diez días.

Y no podemos olvidar tampoco al presidente bielorruso: reveló que la ayuda del Banco Mundial conllevaba condiciones destinadas a imponer medidas de confinamiento extremos, modelar su respuesta a la plandemia como la realizada por Italia e, incluso, modificar abruptamente las políticas económicas. Lukashenko lo rechazó tal ofrecimiento bancario por considerarlo "inaceptable”. Desde ese momento, Bielorrusia, blanco de las iras globalistas. Esperemos que a Rajoelina y a Lukashenko no les dé un "súbito" infarto. En fin.

…Y la bizcochable sustituta de Magufuli alcanza el poder

Ya saben, tras asesinar la Inteligencia Militar a J.F.K. (con multitud de abigarrados, complejos y mafiosos colaboradores), arriba Johnson, también detrás, por supuesto, del magnicidio. Hay ciertas cosas que no se tocan, por muy presidente de gobierno que seas. Y llega al poder un segundo de a bordo: la vicepresidenta de Magufuli ha jurado oficialmente su cargo como sucesora. Samia Suluhu Hassan es la primera mujer presidenta del país, lo que, naturalmente, los mass-mierdas del orbe occidental no dejan tediosamente de subrayar. Además de musulmana con encarnado velamen a cuestas.

En su discurso de investidura, pidió al país que se "se uniera" y advirtió que no era "el momento de señalar a nadie", lo que demuestra que es perfectamente consciente de lo extremadamente sospechosa que resulta esta transición de poder, y de lo frágil que será su control del poder en estos primeros días de sustitución de un líder muy popular. Y muy admirado por una gran parte de su pueblo (incluso entre los que jamás le votaron). Y, al quedarse solito denunciando la dictadura, aprecio mundial.

Y desde hace unos días loas y desmedidos ditirambos hacia la sucesora de Magufuli. La prensa la describe como "conciliadora", que es el lenguaje del biempensante perrodismo occidental para "alguien que hará lo que le digan". Chupará las pollas (¡¡¡por favor: metáfora pues, juas!!!) que sean necesarias. Recordemos que la Constitución tanzana estipula que, en caso de muerte del jefe de Estado, el vicepresidente debe sucederle en el cargo y terminar lo que reste de su mandato de ¡¡¡cinco!!! años, por lo que Suluhu llevará las riendas del país hasta 2025, ya que Magufuli había sido reelegido en las elecciones del pasado 28 de octubre. Curioso, pues.

Cagándose, desde ya, en la memoria de Magufuli

A la sazón, Human Rights Watch, por ejemplo, ha predicho que Tanzania verá una "renovación de la democracia" bajo su liderazgo, y el británico The Guardian ya garabatea lo siguiente: "DaMina Advisors, una consultora de riesgo político, ha pronosticado que es probable que la nueva presidenta dé un giro de 180 grados respecto a la política de negación de la covid y la actitud generalmente negativa de su predecesor hacia los inversores extranjeros".

Pues eso. En fin.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

+

0 comentarios