www.mil21.es
Pues resulta que no todos los españoles somos iguales ante la Ley

Pues resulta que no todos los españoles somos iguales ante la Ley

Por Nicolás Poveda
martes 18 de agosto de 2020, 13:08h

Escucha la noticia

Recientemente, como todos Vds. conocen se ha producido un penoso, muy penoso hecho, toda vez que afecta a un maltrato a una mujer, y a que el autor es miembro nada mas y nada menos que del Tribunal Constitucional, promovido a instancia del PSOE.

El relato es el siguiente: Se produjo el hecho, y el Magistrado Excmo. Sr. Fernando Valdés, fue detenido el lunes pasado ante los gritos de “auxilio” provenientes de su mujer agredida.

Puesto a disposición judicial, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción num. 7 de Majadahonda, ha remitido al Tribunal Supremo, dada la condición del agresor una exposición razonada en la que considera que existen indicios racionales de criminalidad por delito de malos tratos en el hogar familiar del art. 153.3 del Código Penal.

Me ha llamado mucho la atención, como no podía ser de otro modo, dada la profesión a la que he dedicado la mayor parte de mi vida profesional, este hecho, pero si cabe aun más, el silencio mediático de los portavoces orales, escritos y televisivos de lo que autodenomina izquierda española.

Donde están las, también ministras que muestran su patente rechazo ante hechos de este tipo, e incluso se rasgan las vestiduras si pertenecen a la bandería de podemos/as. Dónde ha quedado, el grito de violencia cero, y machistas terroristas.

Dónde?. Pues ha quedado en el fondo del pozo de la desvergüenza con la que tratan todos los temas, diferenciando que afecten a personas que pertenezcan a la autodenominada izquierda o no.

Evidentemente no somos iguales ante la Ley, primero hay que demostrar de que lado esta uno y luego estudiaremos el caso y veremos las consecuencias de los hechos. Eso es lo que piensan, si es que piensan alguna vez, estos elementos que carecen por tanto de al menos uno de los principios de la Democracia, la igualdad ante la Ley (artº 14 de la C.E.), y la consecuencia es inmediata, no tienen vergüenza ni dignidad, ni derecho alguno a esgrimir sus alegatos de género que tanto usan cuando el agresor no es de izquierdas o provenga de tal sitio.

Y eso de que se trata de un delito que además de diversas penas accesorias, incluso de inhabilitación, conlleva la pena de prisión, siendo agravante la circunstancia de que haya sucedido en el domicilio familiar.

Pero, mi sorpresa no queda en eso, ya que esta conducta de tapar las vergüenzas propias de los suyos, a pesar de carecer de ella, es muy corriente en nuestros días, y si por casualidad hubiese algún culpable, seria otra persona, o defensa propia, o cualquier otra cosa que se les ocurra para seguir en su inmaculada virtud.

Hace un tiempo, estando todavía en activo, nos encontramos con una situación que afecto a otro Magistrado del Tribunal Constitucional el Excmo. Sr. D. Enrique López, que había sido compañero mio, antes en la Sala, y que un fin de semana fue retenido en un control de alcoholemia sin causar daños ni lesiones, conduciendo su moto.

No podemos hablar de similitud de casos, ya que la alcoholemia esta castigada en el Código Penal con pena de multa en este caso, frente a la pena de prisión del caso anterior.

La diferencia estuvo en el comportamiento mediático de la autodenominada izquierda, que se volcó contra Enrique López, y este, antes que nada, presentó la dimisión como Magistrado del TC. Por considerar su conducta impropia.

Lo que si podemos comparar es el comportamiento de un Magistrado del TC de izquierdas y de un Magistrado del TC de derechas y apreciamos enseguida donde está la honestidad, la hidalguía y la asunción de sus propias responsabilidades, en .a izquierda y poniendo en juego el pesebre nada de nada.,

Como vemos ni la gravedad ni el hecho en sí, ya que la alcoholemia es un hecho que genera riesgo, pero en modo alguno daño o lesión en este caso, puede compararse con la actuación de Fernando Valdes, quien por lo que se conoce, ni esta ni se le espera, ni por supuesto va a dimitir, faltaría mas.

Este es el panorama que tenemos, la izquierda incluso puede delinquir, no solo en un caso como el que hemos relatado, sino en casos múltiples como venimos conociendo de la conducta de los podemitos/as, de los luchadores por la igualdad de la mujer y la protección de sus derechos.

Mentiras y mas mentiras, acordes con su sentir, no olvidemos que otra persona alto cargo adscrito a podemos/as, que ocupo la Alcaldía de Madrid, permitió que se dijera en pleno, que los delitos de la derecha son mas delitos que los de la izquierda, que estos, son, como dice Jose Mota mi paisano, na de na.

Se han instalado en la desvergüenza, con el apoyo del beneficiario de sus votos el Presidente Sánchez, que es capaz de todo por mantener el Falcon y sus vacaciones a todo tren incluso en el Palacio regalo de un jeque al “maldito” Juan Carlos I, y los españoles, otra vez muriendo por el coronavirus.

En su día no supieron que hacer con el bicho, pero ahora, tras cerca de 70.000 muertos, siguen sin saberlo, no saben ni quieren saber, ni preguntan y se burlan de todos diciendo que hay un comité de expertos, que luego no existe.

No son lo que nos merecemos, somos un pueblo sacrificado y trabajador al que solo le faltan políticos con vergüenza y dignidad, no ésta bandería de golfos, al parecer trincones también, que nos gobierna y que como una maldición nos ha caido encima..


Suerte y que nos pille confesados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios