www.mil21.es

Pablo iglesias

Hoy, 14 de abril, Pablo Iglesias está verdaderamente contento. Es el día de la República y, por ello, no ha tardado en lanzar esta misma mañana sus consignas sobre un jefe del Estado que "no vista de uniforme militar" y hasta se ha atrevido a señalar que es su "prioridad". El mismo día en el que España ha superado la barrera psicológica de las 18.000 muertes por el coronavirus, con cientos de miles de contagios y una emergencia sanitaria nacional sin precedentes. Pero hay más...

Tal y como adelantábamos hace unos días, el líder de Podemos y número tres del actual Gobierno de coalición de España se ha tenido que enfrentar a varios rumores que le han colocado en su peor momento de credibilidad ante la sociedad española e incluso frente a sus propios votantes.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha intentado justificar este viernes la actitud adoptada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente Pablo Iglesias, después de que ambos no estén respetando una cuarentena pese a que sus parejas padecen han dado positivo en las pruebas del coronavirus.

En opinión de diversos intelectuales, son legión los dirigentes de partidos de izquierda, quienes a lo largo de su carrera política, experimentan un permanente deslizamiento hacia la derecha en cuanto a tendencias y perfiles se refiere.

Me cuenta un pajarito que Pablo Iglesias y sus secuaces andan partidos de la risa. No se pueden creer la suerte que han tenido con el cambio de foco en la prensa española.

Me da en la nariz que Pedro Sánchez ha conseguido con su “ministro plenipotenciario” Pablo Iglesias calmar a los de la República Catalana, porque eso es lo que se creen que es, un estado independiente, los seguidores de ese nazi conocido por su diminutivo Quim, llamado Joaquín Torra.

Resulta pueril que tanto Pablo Iglesias como su compañera Irene Montero, Secretario General y Portavoz de Podemos respectivamente, se sorprendan por el estupor provocado entre sus propias filas por la tan criticada adquisición de un chalet en Galapagar cuyo costo supera los 600.000 euros.

Hace poco más de un mes, Pablo Iglesias sorprendía al nombrar como asesora de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno a una joven de apellido conocido para la formación morada: Verstrynge. Las alarmas saltaron cuando el entorno del líder de Podemos clamó contra el nombramiento, ya que parecía una "absoluta falta de respeto" a la ministra de Igualdad y pareja de Iglesias, Irene Montero, pero, ¿por qué desató la indignación entre sus filas el "dedazo"?

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, vuelve a hacer gala, una vez más, de su "europeísmo" y recuerda que "los tribunales europeos forman parte del ordenamiento jurídico español" y "hay que acatar" sus resoluciones sobre los líderes independentistas catalanes, las cuales "están diciendo cosas muy duras y han quitado la razón a nuestros jueces".

No me creo que el delfín Íñigo Errejón traicione a su amado Pablo Iglesias. No me creo que traicione a Podemos y caiga en las garras de la comunista Carmena rompiendo su partido.

Si el entusiasmo de Podemos en el hemiciclo del Congreso tras ganar Pedro Sánchez la moción de censura pudo parecer tan exagerado que hasta los propios socialistas se miraban entre sí con evidente desconcierto, lo que ha ocurrido después invita a pensar que entre los dos líderes de la izquierda existe algo más que amistad interesada, existe un acuerdo político.

Nadie promueve ni financia un referéndum si no es para ganarlo. Afirmación que encaja perfectamente con el organizado por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, menos en el capítulo pecuniario por entender que todo el esfuerzo publicitario en redes sociales habrá corrido a cargo de los fondos del partido.

Pablo iglesias se comunica mediante móviles que encriptan sus conversaciones telefónicas con el fin de dificultar que la UDEF y el servicio secreto destapen la trama iraní que financia a Podemos, según información a la que ha tenido acceso mil21. También la CIA investiga los movimientos del mentor iraní de Iglesias, el empresario Mahmoud Alizadeh Azimi. El líder de Podemos teme que las investigaciones concluyan con su procesamiento.