www.mil21.es
Los Eichmann: cómo vive y qué hace hoy la familia del jefe nazi atrapado en Argentina

Los Eichmann: cómo vive y qué hace hoy la familia del jefe nazi atrapado en Argentina

lunes 29 de octubre de 2018, 18:53h
Adolf Eichmann, el arquitecto del Holocausto que vivió en la Argentina sin pena ni gloria, pero con impunidad, tuvo cuatro hijos: según pudo saber Clarín, dos de ellos están vivos. Uno, Ricardo, vive en Berlín, y otro, Dieter, en la Argentina (aunque existen versiones que lo dan por muerto desde hace uno o dos años). Está viva también una nuera de Adolf, Carmen Beatriz Bretín Lindemann, a quien todos en Carupá, la localidad misionera en la que reside, llaman “La Gringa”. Empresaria textil, dueña de una Pyme, reivindicó la visión nazi del Holocausto en más de un reportaje y cada vez que habló de su suegro lo señaló como “el abuelo”. La hija de Carmen y nieta de Eichmann, Verónica Eichmann, trabaja según consta en su página de Facebook, en una empresa misionera de Ramón Puerta, ex presidente interino de la Nación y actual embajador argentino en España. Se llama como su abuela Vera, la mujer de Eichmann.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la Argentina recibió con los brazos abiertos a algunos de los jerarcas de Hitler: Eichmann, “el arquitecto del Holocausto”; Josef Mengele, “el Ángel de la Muerte”; Eric Priebke, “el Verdugo de las Fosas Ardeatinas”; Eduard Roschmann, “el Carnicero de Riga”; y Ante Pavelic, “el Hitler croata”, un sujeto que decidió la muerte de centenares de miles y que aquí tuvo poder, protección de Juan Perón e impunidad . Hubo muchos otros nazis protegidos en el país.Algunos, sospechan los expertos del Centro Wiesenthal consultados para esta nota, podrían estar aún vivos e impunes. Tendrían entre 90 y 100 años de vida.

Los hijos mayores de Eichmann, Klaus y Horst Adolf, ambos fallecidos, son los que fogonearon el credo de su padre activamente en agrupaciones de ultraderecha en Argentina. Tiempo después de que una célula secreta de la Mossad secuestrara al jerarca para juzgarlo por el Holocausto, fundaron el Frente Nacional Socialista Argentino, cuyas implicancias se verán más adelante. Klaus, el mayor, fue quien a su pesar deschavó la identidad de su padre ante una joven que le atraía. Ella, Sylvia Hermann, era la hija de un judío alemán sobreviviente del campo de exterminio de Dachau, Lothar Hermann. Klauss no fue discreto, habló de más y Sylvia le contó a su padre sobre un hombre llamado Ricardo Klement (el nombre falso del nazi en la Argentina).

Lothar Hermann, el padre de Sylvia, logró convencer a los israelíes a través de interpósitas personas que ese nazi tan buscado estaba aquí: impune y trabajando. Eichmann fue llevado a Israel y condenado a muerte. Fue ejecutado en 1962. Instantes antes, pronunció sus últimas palabras: “¡Larga vida a Austria, larga vida a Alemania, larga vida a Argentina, nunca los olvidaré!”.

Eichmann tuvo a cargo la implementación del sistema de transporte de los judíos hacia los campos de exterminio. Una secuencia simple, macabra y eficiente: de los guetos a los trenes y de los trenes a la muerte. Así exterminaron a 6 millones de personas. Pero al finalizar el horror consiguió un pasaporte falso a través de la Cruz Roja y se reinventó como vecino de suburbio, discreto y disciplinado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mil21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.