www.mil21.es
Tony Blair pide perdón, doce años después, por la guerra de Irak y reconoce que recibieron informes de inteligencia falsos
Ampliar

Tony Blair pide perdón, doce años después, por la guerra de Irak y reconoce que recibieron informes de inteligencia falsos

lunes 26 de octubre de 2015, 10:45h

Escucha la noticia

En una entrevista a la cadena CNN, el ex primer ministro británico Tony Blair ha pedido disculpas por haber llevado al Reino Unido a la guerra de Irak debido a que “los datos de inteligencia que recibimos eran erróneos”. Es el primer dirigente del “Trío de las Azores”, formado por George Bush y José María Aznar, que pide perdón por haber desencadenado la guerra que facilitó el ascenso del Estado Islámico.

En una sorprendente confesión durante una entrevista en la CNN a la pregunta formulada por el periodista Fareed Zakaria sobre si la guerra de Irak fue un error, el ex dirigente británico respondió: “Pido disculpas por el hecho de que los datos de inteligencia que recibimos eran erróneos”.


“También pido disculpas por algunos de los errores en la planificación y, ciertamente, por el error en nuestro entendimiento de lo que sucedería una vez que fuera derrocado el régimen [en referencia a Sadam Husein]", agregó.
Blair es el primer dirigente del “Trío de las Azores”, junto a Bush y Aznar, que pide perdón por la guerra de Irak

Es la primera vez que el ex primer ministro Tony Blair pide perdón por la guerra en Irak. Como se recordará, Blair y los presidentes George W. Bush (Estados Unidos) y José María Aznar (España)formaban el denominado “Trío de las Azores” que impulsó la invasión de Irak con el argumento que el dictador Sadam poseía armas de destrucción masiva.

Cumbre de las Azores



La expresión se refiere a la Cumbre que los tres mandatarios mantuvieron en las islas Azores el 15 de marzo de 2003, aunque en la misma también participó el primer ministro portugués José Manuel Durao Barroso, quien en noviembre de 2007 -siendo presidente de la Comisión Europea- declaró que lo “engañaron” en la reunión de las Azores mostrándole documentos que probaban la existencia de armas de destrucción masiva y que posteriormente resultaron falsos.
El caos tras el derrocamiento de Sadam Husein facilitó el ascenso del Estado Islámico

El ex primer ministro británico también dio a entender en la entrevista que el convulso escenario que se produjo tras el derrocamiento de Sadam fue el caldo de cultivo del Estado Islámico. Al ser preguntado si la guerra pudo ser una de las causas principales de la aparición y crecimiento del grupo terrorista, Blair respondió: “Creo que hay elementos verídicos en eso”.

Blair, sin embargo, se negó a disculparse por sacar de la escena política al dictador iraquí:“encuentro difícil pedir disculpas por desbancar a Sadam”.

Según la prensa británica, no es la primera vez que Blair admite errores en la guerra de Irak de 2003, que fue el detonante de su salida del Gobierno en 2007, pero sí la primera vez que confiesa abiertamente el error cometido.

Comisión Chilcot sobre Irak



La prensa del Reino Unido vincula el “ataque de sinceridad” de Blair a la próxima publicación de las conclusiones de la Comisión Chilcot, una investigación pública anunciada en junio de 2009 por el entonces primer ministro Gordon Brown.

El objeto de la Comisión, que recibe del nombre de su presidente Sir John Chilcot, es investigar el papel del Reino Unido en la guerra de Irak para extraer las “lecciones aprendidas” y no volver a repetir el error, una vez que se descubrió la inexistencia de armas de destrucción masiva.

Blair se declara preparado para “enfrentarse al juicio de la historia”. Y reconoce que otras actuaciones internacionales posteriores tampoco han dado buenos resultados. “Hemos intentado la intervención con tropas en Irak, la intervención sin tropas en Libia y la no intervención con llamamiento a un cambio de régimen en Siria. No tengo claro que, si nuestra política no funcionó, las siguientes hayan funcionado mejor”, concluye.

Informes de inteligencia manipulados



Los informes manipulados de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido a instancias de los respectivos poderes políticos (Bush y Blair) para justificar la invasión de Irak en 2003 con la excusa de las armas de destrucción masiva, no son un caso aislado.

En la guerra de Siria las agencias de inteligencia de Estados Unidos, sobre todo del Pentágono, han vuelto a caer en la manipulación de informes presentando como un éxito la campaña contra el Estado Islámico a instancias de altos mandos militares que seguían las instrucciones de la Casa Blanca.

A raíz de las denuncias de medio centenar de analistas de inteligencia del Mando Central (CENTCOM) del Ejército de Estados Unidos que veían cómo sus informes eran alterados sistemáticamente, el Senado ha abierto una investigación y se ha precipitado la intervención militar de Rusia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios