www.mil21.es
Sánchez defiende el estado de alarma ante una 'legislación ordinaria insuficiente' y califica la crispación política de 'inútil'
Ampliar

Sánchez defiende el estado de alarma ante una "legislación ordinaria insuficiente" y califica la crispación política de "inútil"

miércoles 20 de mayo de 2020, 14:33h

Escucha la noticia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió la necesidad de mantener el estado de alarma como el mejor y único instrumento legal para afrontar “esta situación de crisis extraordinaria porque la legislación ordinaria se ha demostrado insuficiente y la crispación política se ha confirmado inútil”.

Así defendió desde la tribuna del Congreso de los Diputados la posición del Ejecutivo ante las continuas peticiones de la oposición, principalmente del Partido Popular, de que deje el estado de alarma y aplique otro tipo de leyes. Además, respondió a las protestas en las calles, señalando que “nadie tiene derecho a derrochar lo que hemos conseguido entre todos” los ciudadanos con “mucho esfuerzo y sacrificio”.

Levantar el estado de alarma “sería una irresponsabilidad extraordinaria”, dijo el presidente, para después reflexionar que resulta “falso” que se le pida al Gobierno que sustituya en estos momentos de emergencia el estado de alarma por un “rosario de leyes ordinarias que están concebidas para situaciones ordinarias” porque “no es la que estamos viviendo en la actualidad”.

Unas leyes que, agregó, “contienen además vacíos imposibles de cubrir” como el de la posibilidad de limitar la movilidad y que se ha mostrado necesario para contener la expansión del virus, defendió.

En su discurso para solicitar el apoyo de la Cámara a una nueva prórroga de 15 días, hasta el 7 de junio, el presidente insistió en que el estado de alarma fue y es “efectivo” y benefició a “todos” los territorios.

Alertó de que la evolución de la epidemia demanda prudencia y el estado de alarma deberá regir hasta el momento en que resulte necesario condicionar parcialmente algunos derechos en aras de la salud pública y "ni un día más”.

El jefe del Ejecutivo también extrajo una “segunda lección” del camino recorrido para combatir la pandemia -el “único posible”- y es que “la prudencia, la cautela y la seguridad como guía de actuación han resultado vitales para poder frenar la propagación del virus”.

Agradeció el apoyo de los parlamentarios durante las pasadas solicitudes de prórrogas porque, gracias a ello, se han “salvado miles y miles de vidas”. Y explicó que la nueva prórroga va acorde al plan de la desescalada “asimétrico, gradual y progresivo”, pero advirtió de que “asimetría no significa desunión ni desorden". "Saldremos a distintas velocidades, pero saldremos en orden y saldremos unidos. No hay salida en el desorden ni en la división”, aseveró.

Así, Sánchez apeló a la “unidad” de la acción política frente a las diferencias “puntuales” y a superar las consecuencias de esta "pandemia mortal" sin "dejarnos llevar por el pavor".

Lo hizo tras reconocer que “a todos” les une el “deseo” de salvar vidas y servir a España en medio de la situación “más adversa”. “Debemos ahora culminar con unidad esta victoria y debemos emprender también unidos la reconstrucción social y económica de España”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Minutos antes, el presidente pidió “disculpas a los ciudadanos por los errores propios, dictados siempre también por la urgencia en los tiempos, por la penuria en los recursos, por la excepcionalidad y la ausencia de precedentes de la crisis y por su tamaño descomunal”.

Para cerrar un discurso en el que respondió a la oposición, pero sin caer en reproches, Sánchez defendió que “hay futuro” y “cada vez estamos más cerca de que España recobre la vitalidad total, plena, de que la ciudadanía recupere de forma decidida y completa sus vidas”. “Hay futuro y hay esperanza”, remachó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios