www.mil21.es

Las petro-monarquías del Golfo dejan solo al rey saudí en las guerras de Siria y Yemen

Arabia Saudí no ha conseguido que las monarquías del Golfo apoyen sin condiciones el esfuerzo militar que el reino wahabita lleva a cabo en las guerras de Yemen y Siria. En la Cumbre celebrada en Riadhan dejado solo el rey Salmán, que únicamente ha obtenido del Consejo de Cooperación del Golfo una declaración para que el presidente sirio Bashar al-Asad abandone el poder en el marco de la iniciativa de Viena, apoyada por Rusia e Irán, de encontrar una solución política para acabar con la guerra en Siria.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que agrupa a los seis reinos árabes de la región -Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Omán y Bahréin-, se ha reunido en la capital saudí, Riad, a instancias del rey Salmán Bin Abdulaziz para adoptar una posición común frente a las dos crisis bélicas regionales en las que están implicadas las petro-monarquías: Yemen y Siria.

La intención del rey Salmán era que las monarquías árabes apoyen sin condiciones el esfuerzo militar que el reino wahabita llevaa cabo en las guerras de Yemen y Siria.
Las petro-monarquías financian la coalición impulsada por Arabia Saudí en la guerra de Yemen, pero se niegan a enviar tropas sobre el terreno

Sin embargo, el máximo organismo político del Golfo no se ha dejado arrastrar por la operación saudí, según ha sabido MIL21 de fuentes de inteligencia árabes, y se ha limitado a adoptar una declaración en la que se muestra partidario de apoyar la iniciativa de Viena de encontrar una solución política a la crisis siria.

Propuesta de Rusia e Irán

Riad solo ha conseguido imponer a sus socios la idea de que “Bashar al-Asad debe abandonar el poder, por la negociación o por la fuerza”, dejando el camino abierto a la propuesta defendida por Rusia e Irán de negociar con el régimen de Damasco las condiciones y el calendario de salida a la crisis bélica que vive el país.

Enla guerra de Yemen, los saudíes lideran una coalición internacionalque enfrenta al expresidente Ali Abdalá Saleh, apoyado por milicias locales, con el presidente derrocado y refugiado en La Meca,Abder Rabo Mansur Hadi.

El Ejército saudí sólo cuenta con el apoyo efectivo de fuerzas militares de los Emiratos Árabes Unidos y de Marruecos, país asociado al Consejo de Cooperación del Golfo junto a Jordania. Los otros miembros del Consejo -Kuwait, Bahréin, Qatar y Omán- se limitan a dar apoyo financiero a la coalición, pero no envían tropas sobre el terreno.

Apoyo a los terroristas

En cuanto a la guerra en Siria, si bien es cierto que el Consejo en su conjunto es muy crítico al régimen de Bashar al-Asad y apoya a los grupos opositores, también han surgido divergencias sobre el apoyo incondicional a los grupos terroristas.
En la guerra siria las petro-monarquías más beligerantes son Arabia Saudí, Qatar y Emiratos Árabes Unidos

En el escenario bélico sirio, los países del Golfo más beligerantes son Arabia Saudí, los Emiratos y Qatar. El hijo del rey Salmán y ministro de Defensa saudí, Mohamed Bin Salmán; junto al príncipe heredero emiratí, Mohamed Bin Zayed Al Nahyan, y el titular de Defensa qatarí Mohamed Al Attiyah, llevan la voz cantante del belicismo de las monarquías petroleras.

El emir de Qatar, Tamim Bin Hamad Al Thani, aunque ha pasado por la academia militar británica de Sandhurst, algo obligado para príncipes y emires del Golfo, deja los asuntos militares y geopolíticos a su ministro de Defensa. En cuanto al príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Nayef, no parece apreciar el militarismo de su primo y centra sus esfuerzos en la lucha antiterrorista que tiene a su cargo como ministro del Interior.
Arabia Saudí convocó en Riad a organizaciones políticas y grupos armados para presentar un frente común contra Al-Asad

Arabia Saudí había preparado minuciosamente el ambiente para reunir el Consejo de Cooperación del Golfo, convocando paralelamente a representantes de grupos armados y organizaciones políticascon la finalidad de presentar “una alternativa creíble” al presidente Al-Asad que pudiera recibir el visto bueno del Consejo.

Control saudí

En cabeza de los movimientos islámicos contra Bashar al-Asad, los saudíes controlan al Yeish al-Islam (El Ejército del Islam), un grupo que opera en las afueras de la capital Damasco; así como al Ahrar al-Sham (Movimiento de Hombres libres de Levante), un grupo fuertemente armado y rival del Estado Islámico de Abu Bakr al-Baghdadi.

Otros movimientos armados que luchan contra el régimen de Damasco, como las Fuerzas Democráticas Sirias (QSD) y grupos kurdos, no han sido invitados a la Cumbre por Arabia Saudí.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.