www.mil21.es

pedro sanchez

El programa de Pablo Motos, ‘El Hormiguero’, es uno de los más vistos cada jornada. Pese a la situación del coronavirus en España, la emisión sigue su curso cada día con multitud de rostros conocidos de todos los ámbitos eso sí, desde sus propias casas.

Por mucho que le pese a Pablo Iglesias la existencia de un ministerio de Defensa en España, al final no le ha quedado otro remedio que recurrir a él después de que los servicios públicos de empleo se hayan mostrado "colapsados" ante la avalancha de ERTES, una medida del Gobierno que afecta a casi cuatro millones de personas.

La portavoz del Partido Popular en el Parlamento riojano, Catalina Bastida, ha compartido un mensaje en su perfil de Facebook en el que llama "a un alzamiento militar en España" y en el que deja entrever una información que podría haber filtrado el entorno más cercano a la Casa Real española.

Cada día recibimos un informe en el que el Ministerio de Sanidad detalla las cifras oficiales del coronavirus con respecto a la jornada anterior. Si en las jornadas anteriores ya habíamos acudido a cambios de criterio inexplicables en cuanto al cómputo final de los datos, que luego se esgrimen en la posterior rueda de prensa del Comité de Gestión Técnica del Covid-19, lo que este viernes ha ocurrido no tiene nombre...

El Gobierno de Pedro Sánchez habría desembolsado una ingente cantidad a la empresa que vendió a Sanidad más de dos millones de mascarillas defectuosas.

Pese a las advertencias de las últimas semanas por el malestar derivado de peticiones infructuosas, tanto de mascarillas como de test, al Gobierno de Pedro Sánchez, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos se ha cansado y tomará medidas en los tribunales contra Sanidad.

La semana pasada veíamos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión del Congreso de los Diputados en la que defendía la segunda prórroga del Estado de Alarma y su capacidad de gestión ante la crisis del coronavirus, algo que respaldaba con un informe de la Universidad de Oxford que no dice tal cosa...

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa este martes para explicar el plan de desescalada propuesto por el Ejecutivo, que tendrá cuatro fases antes de llegar a una "nueva normalidad", comenzando por una "fase cero" o de preparación. La unidad de aplicación será la provincia o la isla, de manera que cada una de ellas "puede avanzar a distinto ritmo y pasar de una fase a otra en función de cómo se cumplan los marcadores que se establezcan".

Una trabajadora de una residencia gallega alertaba este fin de semana de que el Ministerio de Sanidad ha obligado a su residencia a retirar material sanitario donado por Amancio Ortega. ¿El motivo? No está homologado, "no que no sirva", lamenta.

La actual situación económica, derivada del gasto desbordado, en asuntos clientelares, que ha derivado de los años del gobierno del actual inquilino de la Moncloa, Pedro Sánchez, y ahora en coalición con los comunistas de Pablo Iglesias está imposibilitando la adquisición de útiles para la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Esta querella se suma a las diferentes actuaciones penales que han interpuesto varios consejos autonómicos y colegios provinciales de enfermería de toda España contra la gestión de las diferentes autoridades sanitarias.

Son muchas las dudas que nos surgen cada día al terminar la rueda de prensa del Comité de Gestión Técnica del coronavirus, encabezado por el ya archiconocido doctor Fernando Simón. Como si el espíritu del ex presidente José María Aznar se hubiese colado en cada intervención, resuenan los ecos de un "España va bien" que ya ni ellos mismos se creen, y más después del "lapsus" que sufrió el pasado domingo el 'número 2' de la Guardia Civil al aceptar que están tratando de "minimizar" las críticas al Gobierno por parte de la población.

Ya son varias las acciones que hemos comentado en las últimas semanas que están llevando a cabo movimientos políticos cercanos a Vox y al Partido Popular para derrocar al Gobierno. Sin embargo, parece existir una conspiración al más alto nivel, tanto político como empresarial, al que se habrían unido varios dirigentes del PSOE con el fin de desalojar a Pedro Sánchez de La Moncloa por la deriva de su gestión frente a la pandemia global decretada por la OMS.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá telemáticamente el próximo lunes con el líder del Partido Popular, Pablo Casado, tras varios días de tiras y aflojas en los que sus gabinetes han estado discutiendo sobre la fecha de una cita a la que ambos llegan sin esconder su desconfianza mutua.