www.mil21.es

Pandemia

La pregunta, aunque pueda parecerlo, no va referida a la guerra provocada por Putin en Ucrania. Ahí la respuesta sería contundente y unánime: cero, ninguno.

Todos aquellos viajeros que dispongan de uno de los bonos de viaje que ofrecían las agencias durante la situación de emergencia sanitaria o, comúnmente conocida como ‘época de cancelaciones covid’, y todavía no lo hayan consumido, pronto terminará su derecho al reembolso del billete.

Durante estos 16 meses de pandemia global, la teoría más extendida es que fue en China donde se originó el virus y lo transmitió al denominado ‘paciente cero’. De ahí se empezó a extender a otros países e Italia fue el primero en Europa. Sin embargo, otras evidencias mostrarían que el primer paciente fue un niño infectado en noviembre de 2019. El debate del origen del coronavirus no deja de suscitar confusión y polémica.

Durante casi año y medio de pandemia, España se ha enfrentado a cuatro olas del Covid-19, que ha dejado más de 80.000 fallecidos de forma oficial, aunque los indicadores de mortalidad apuntan a decenas de miles más. El confinamiento, el toque de queda y las restricciones de movilidad parecen no haber tenido el efecto que se esperaba, puesto que, o bien el incumplimiento de las normas, la imposibilidad de guardar todas las medidas sanitarias, o la mutación del virus, han provocado que todavía no podamos hablar de una victoria.

Con el dinero que se les ha pagado las farmacéuticas, a sus accionistas, dado el maravilloso negocio producido por las vacunas, habría dinero para vacunar a todo el continente Africano y sobraría dinero.

La agencia sanitaria mundial asegura que la prioridad debe seguir siendo vacunar a la población de que no ha recibido ninguna dosis y recuerda que las vacunas disponibles siguen siendo eficaces contra ómicron. Los expertos piden precaución ante la nueva variante que puede causar “otra tormenta” en Europa.

La Vicesecretaría Nacional Jurídica de VOX, que dirige Marta Castro, ha solicitado al Tribunal Supremo y a los Juzgados de Instrucción en los que se presentó solicitud de investigación sobre la gestión de la pandemia, la reapertura de la querella que esta formación interpuso contra el Gobierno por delito de lesiones y contra los derechos de los trabajadores por la omisión de las medidas de seguridad para aquellas profesiones que se encontraban en primera línea.

Después de casi dos años de pandemia creo que he dicho casi todo que podía decir sobre ella. Más que sobre ella debiera decir que es del comportamiento humano que he observado durante estos casi 24 meses.

Según un estudio publicado en The Lancet, la pandemia del coronavirus ha dejado a más de 1,5 millones de niños en el mundo sin alguno de sus padres, abuelos o tutores. Los datos se han publicado el 21 de julio, pero cubren hasta el mes de abril, por lo que se calcula que la cifra es mayor todavía. Los autores del estudio alertan de que “la orfandad no desaparece” y los niños quedan desprotegidos.

Nos hemos vuelto a equivocar por enésima vez. Lo hicimos hace un año, en los puentes de Octubre y Diciembre, en Navidad, Semana Santa… No tenemos remedio, porque no se puede dejar todo en manos de una parte de la sociedad que ignora el peligro y es ajena a la solidaridad.

El próximo día 26 es la fecha anunciada para eliminar el uso de mascarilla, de momento en exteriores.

Lo sucedido en los últimos días nos indica que hemos tirado la toalla, hemos sido derrotados, en la lucha contra los dos virus que nos asolan, que infectan nuestra sociedad.