www.mil21.es

José Luis Úriz Iglesias

Escribo estas líneas a los 76 días del inicio del confinamiento y tres meses del de la terrible pandemia que nos está asolando, por primera vez con una esperanzadora sensación de alivio y optimismo.

El gobierno ha declarado diez días de luto nacional que comienzan hoy miércoles 27 de Mayo.

Dice el dicho popular que a menudo “el árbol no nos deja ver el bosque”.

Le viene perfecto a la situación actual, en la que en lugar de preocuparnos por el coronavirus (ahora denominado, cosas de la ciencia, SARS-Cov 2), o de escuchar a los que saben, científicos, virólogos, expertos y responsables de UCI, urgencias, o SAMU, estamos entretenidos con las peleas de si fase 1, 2, o 22, con la resurrección de la extrema derecha, o con la pelea de los sectores económicos y los que están deseando de juerga para que esto acabe antes de tiempo.

Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', ha perdido la batalla contra el coronavirus. El conocido expolicía fue investigado por supuestas torturas que cometió durante el franquismo. De hecho, una veintena de personas se habían querellado contra el el inspector de la Brigada Político Social el verano pasado, e incluso una de sus víctimas nos relató su calvario...

Esta terrible pandemia que nos está tocando sufrir a la humanidad, ha sacado lo mejor pero también lo peor del ser humano, además de dejar claro nuestro papel destructivo ante la naturaleza.

Respuesta de José Luis Úriz Iglesias (ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE) ante el silencio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a sus intentos de contacto.
  • 1

Hoy no toca hablar del coronavirus, aunque sí un poco porque toca hacerlo sobre la situación política y social en tiempos de coronavirus.

En memoria de 'Chato' Galante

Despertar una mañana de mayo con la noticia de que tu torturador, ese que conociste en persona un frío día del invierno de los años 70, cuando te sobresaltó el frenazo de un SEAT 124 negro y de él salió a gran velocidad ese siniestro personaje, te trae diferentes sensaciones.

Los dos últimos fines de semana, con el desconfinamiento paulatino primero de los niños y después de los mayores, estamos poniendo a prueba la eficacia de la apertura de manos de nuestras instituciones por un lado, y la sensatez y responsabilidad de la ciudadanía por otro.

Leo con sorpresa primero, preocupación después y con indignación al final dos noticias sobre la sanidad y el coronavirus.

Yo fui torturado por José Antonio González Pacheco, alías Billy El Niño en 1970. Fue en mi época de lucha anti franquista, militando en el PCE en sus dos vertientes, la sindical a través de CC.OO. de Artes Gráficas, y estudiantil, en la Escuela de Telecomunicaciones de la Complutense.