www.mil21.es
Del dopaje a las “Super Spikes”: polémica en los JJ.OO. de Tokio por las zapatillas que baten récords
Ampliar
(Foto: Nike)

Del dopaje a las “Super Spikes”: polémica en los JJ.OO. de Tokio por las zapatillas que baten récords

Por Ana Velasco Peláez
sábado 07 de agosto de 2021, 22:20h

Escucha la noticia

Ya lo había advertido Usain Bolt: la nueva tecnología de las zapatillas hace que la competición no sea justa, porque hay corredores que no pueden costearse su precio ni cuentan con el apoyo de determinadas compañías. Y así está ocurriendo en Tokio 2021: varios atletas están alzando la voz contra estas desigualdades.

La polémica generada en torno a los atletas de los JJ.OO. de Tokio se debe a la última creación de Nike. Son las zapatillas “Super Spikes” que generan un “efecto trampolín” y están pulverizando récords. Hablamos de la marca personal del atleta americano, Kevin Young, quien consiguió la medalla de oro en los 400 metros vallas en un tiempo de 46,78 segundos, en los JJ.OO. de Barcelona en 1992. Parecía imposible superarlo, pero este año, Tokio ha sido el escenario de no solo uno, sino tres atletas que han batido este récord. La explicación más “sencilla” está en que, por supuesto, son atletas con una excelente preparación, pero hay otro factor con el que han contado.

Según los expertos, ha jugado a su favor, en dos de los tres atletas, el uso de zapatillas con una tecnología de vanguardia, fabricadas por Nike. No es la primera vez que esta marca es empleada por atletas de primer nivel: ya en los JJ.OO. de Río, en 2016, los tres primeros clasificados de la maratón masculina y la ganadora de la maratón femenina usaron zapatillas de Nike con la tecnología “Vaporfly”. Dichas zapatillas tienen una suela gruesa y placas curvadas de fibra de carbono y, se demostró que tienen una mejora del rendimiento de un 4 %. ¿Y qué tienen de especial las “Super Spikes”?

Parece que la diferencia significativa con respecto al anterior modelo es que las “Super Spikes” tienen una capa de espuma amortiguadora, que las hacen más ligeras, comprimibles y resistentes. En definitiva, la tecnología básica no ha cambiado, sino que ha evolucionado (quizás demasiado). Desde que se comercializaran las primeras Spikes en 2019, los récords han ido cayendo de manera sorprendente. En el caso del atleta noruego, Karsten Warholm, ha batido el récord de 400 metros vallas en 45,94 segundos, una marca que ha bajado el récord de 1992 en 84 centésimas de segundo.

No obstante, Warholm, no usó las “Supe Spikes”, pero sí otras zapatillas con una tecnología similar, creadas por Puma y Mercedes (Puma EvoSpeed Future Faster +). Según el atleta, estas zapatillas le ayudaron a ser más veloz, pero no de la misma manera que las de Nike. De hecho, el noruego se mostró crítico con la tecnología de Nike, que usaron tanto el segundo clasificado, el americano Rai Benjamin (Nike Maxfly), quien hizo un tiempo de 46,17 segundos, como el clasificado, el brasileño Alison dos Santos, con una marca de 46,72 segundos. Ante esta polémica, el presidente de World Athletics, Sebastian Coe, parece no tener problemas con una tecnología que ha aprobado su organismo y que define como “parte de la evolución del deporte y la tecnología”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios