www.mil21.es

Covid 19 España

La pregunta, aunque pueda parecerlo, no va referida a la guerra provocada por Putin en Ucrania. Ahí la respuesta sería contundente y unánime: cero, ninguno.

Todos aquellos viajeros que dispongan de uno de los bonos de viaje que ofrecían las agencias durante la situación de emergencia sanitaria o, comúnmente conocida como ‘época de cancelaciones covid’, y todavía no lo hayan consumido, pronto terminará su derecho al reembolso del billete.

El Ejecutivo intensificará la vacunación y dotará a los centros sanitarios públicos y privados de más recursos humanos y económicos para afrontar la pandemia. Además, asegura que hay vacunas suficientes para toda la población.

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) participó en el World Pandemics Forum, organizando una mesa de debate titulada ‘COVID persistente: Un reto social que busca una solución’, donde reclamó “conocimiento, reconocimiento y valentía; y tolerancia cero a la negación de la afectación basada en la ignorancia científica y en el temor económico”.

A finales del pasado mes de octubre se celebraron en Madrid las jornadas del CIR Long Covid, una nueva oportunidad para escuchar en primera persona a pacientes afectados por el conocido como COVID persistente, aportando su difícil experiencia ante una enfermedad desconocida para el imaginario colectivo, aunque cada vez menos.

Jorge, un deportista de 46 años, lleva dos semanas ingresado en la UCI en La Fe de Valencia tras haberse contagiado por Covid-19. Él no creía en su existencia e, incluso, alentaba a su familia a no vacunarse. Su estado es grave y ello ha hecho que Jorge reconozca la gravedad de la enfermedad.

Mientras que la Covid-19 se ha cobrado la vida de más de 4 millones de personas y más de 190 millones de contagios en todo el mundo, son varios los países que están endureciendo las medidas para evitar la propagación del virus y sus variantes. En este escenario, Reino Unido celebra el “Día de la Libertad”, con la reapertura del ocio nocturno, la no obligatoriedad de la mascarilla y el fin de las restricciones.

España estaría ante la quinta ola del Covid-19 y la Atención Primaria está colapsada. Parece que el ritmo acelerado de vacunación no ha sido garantía de una mejora significativa de la situación sanitaria y, por ello, algunas Comunidades Autónomas han endurecido y modificado las medidas para descender la ascendente curva de contagios, especialmente en menores de 30 años.

La agencia sanitaria de la ONU alerta de que la variante sigue causando hospitalizaciones y muertes, y que incluso los casos menos graves “están inundando las instalaciones sanitarias”.

Las personas que se contagiaron de COVID-19 durante la primera ola están llegando -para las que consiguieron superar la primera barrera de los 12 meses de baja- a los tribunales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) tras alcanzar la primera prórroga de 180 días que permite la administración. Personas que, en su mayoría, eran trabajadores sanitarios y sociosanitarios, del ámbito Salud no sanitarios o personal esencial que se contagiaron en su lugar de trabajo y sienten ahora que les han abandonado a su suerte.

Todos los expertos nos habían alertado por sexta vez consecutiva, que rebajar las medidas contra el COVID demasiado pronto de nuevo, con la variante Delta campando a sus anchas era muy peligroso.

Sanidad informó este lunes sobre la cifra de muertes y contagiados por Covid-19. Preocupa el escenario en España, a pesar de la aceleración en la vacunación y la compra de más vacunas. Algunas comunidades ya imponen medidas más drásticas.

Según un estudio publicado en The Lancet, la pandemia del coronavirus ha dejado a más de 1,5 millones de niños en el mundo sin alguno de sus padres, abuelos o tutores. Los datos se han publicado el 21 de julio, pero cubren hasta el mes de abril, por lo que se calcula que la cifra es mayor todavía. Los autores del estudio alertan de que “la orfandad no desaparece” y los niños quedan desprotegidos.

Las noticias sobre Covid-19 nos siguen alertando de que la situación es grave en España. Los jóvenes en edades comprendidas entre 20 y 29 años siguen siendo los que registran la mayoría de nuevos contagios, con una incidencia de 1.311.

Durante casi año y medio de pandemia, España se ha enfrentado a cuatro olas del Covid-19, que ha dejado más de 80.000 fallecidos de forma oficial, aunque los indicadores de mortalidad apuntan a decenas de miles más. El confinamiento, el toque de queda y las restricciones de movilidad parecen no haber tenido el efecto que se esperaba, puesto que, o bien el incumplimiento de las normas, la imposibilidad de guardar todas las medidas sanitarias, o la mutación del virus, han provocado que todavía no podamos hablar de una victoria.