www.mil21.es
Podemos copia el modelo de financiación de los partidos de Estados Unidos basado en donaciones particulares
Ampliar

Podemos copia el modelo de financiación de los partidos de Estados Unidos basado en donaciones particulares

miércoles 20 de mayo de 2015, 11:22h

Escucha la noticia

Esta fórmula tiene por objeto evitar depender de los bancos
Podemos ha optado por financiar el partido con un sistema inspirado en el modelo norteamericano basado en donaciones particulares, microcréditos y crowdfundingo cuestaciones entre personas que constituyen una red para obtener dinero. Esta fórmula, que tiene por objeto evitar depender de los bancos, es inédita entre el resto de formaciones políticas españolas.

El modelo de financiación del partido fundado por Pablo Iglesias está prácticamente calcado al utilizado por los partidos Demócrata y Republicano de Estados Unidos en sus campañas electorales, que recaudan fondos mediante las donaciones de individuos, colectivos, empresas y sindicatos; muchas de ellas, millonarias. En Europa en cambio, aunque se practican las donaciones en pequeña escala, el grueso de la financiación proviene de las arcas públicas, o de los préstamos que los partidos contraen con los bancos.

El objetivo principal de este singular modo de financiación en el panorama político español para un partido político español es amarrar a los electores y comprometer sus fondos económicos en el éxito de la formación política.

Podemos ha enviado a sus militantes y simpatizantes una circular en la que les solicita su ayuda económica. Las donaciones y los crowdfunding, por su propia naturaleza, no son devueltos. Los microcréditos, en cambio, serán reembolsados en un plazo de seis meses siempre que la nueva formación resulte ganadora. En caso contrario, el “ciudadano prestador” habría perdido el dinero entregado.

De esta manera se genera un vínculo sutil entre Podemos y los ciudadanos que apoyan a Pablo Iglesias. Así, los simpatizantes se sienten empujados a hacer el máximo posible para que gane la formación a la que han realizado el préstamo o el aporte voluntario de dinero. Solo de esta forma tendrían garantías de que su microcrédito les sea devuelto.

El prestador queda de este modo amarrado psicológicamente al deudor, quien por un ejercicio de malabarismo intelectual compromete su supervivencia al empeño del prestador en su triunfo electoral.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios