www.mil21.es
Algunos pierden el juicio
Ampliar

Algunos pierden el juicio

jueves 01 de abril de 2021, 10:57h

Escucha la noticia

La noticia de hoy me trae a la memoria recuerdos de cuando era joven y comenzaba a ejercer mi carrera de Abogado. Entonces lo era de la Cámara Oficial de Inquilinos y Vecinos de Madrid y nuestra especialidad era el derecho arrendaticio y de comunidades de propietarios. Cuando teníamos que defender u oponernos en algún recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid, acudíamos los viernes a emitir en Sala los informes, y después si nos quedaba tiempo acudíamos a la Sala de Togas del Colegio de Abogados de Madrid, sita en la planta baja del edificio del Palacio de Justicia de las Salesas Reales.

En dicha Sala de Togas, era costumbre juntarse Abogados veteranos y jóvenes y comentábamos a modo de tertulia jurídica nuestros problemas. Entre los asistentes había en su tiempo uno muy ilustre llamado José Bergamín, insigne Letrado y represaliado en la Republica por haber apoyado al POUM frente al comunismo soviético ruso que ejercía Negrín.

Decía Don José, que él no había perdido un juicio en su vida, y era comentario de los asistentes, una anécdota que sucedió cuando un Letrado de los jóvenes, le dijo. Don José Vd. es Abogado viejo, pues rondaba en aquella época los 70 años, y algún juicio habrá perdido, a lo que Bergamín contestaba, que “bueno, una vez estuve a punto de perder uno, pero al final lo encontré”, claro está que, si se le preguntaba por sus clientes, contestaba que había ganado y perdido como todos.

Hoy nos hemos desayunado con la sentencia emitida por el Juzgado Central de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional e fecha 31 de Marzo, sobre el cese inmediato del destino del Coronel Ilmo. Sr. D. Diego Pérez de los Cobos como Jefe de la Comandancia de Madrid, por según manifestaciones de la Autoridad Grande, haber perdido la confianza de la Dirección General y del Equipo de Dirección del Ministerio del Interior, cuyo Ministro Grande no había sido informado de las actuaciones de la Guardia Civil.

Más resulta, que el citado coronel, lo que hacía era cumplir con la Ley, ya que está prohibido, siendo abiertamente ilegal, informar a los responsables políticos del Ministerio de las actuaciones policiales, máxime cuando así lo había dispuesto la Juez Instructora del caso.

Y lo peor es que el juicio no lo pierde Grande, lo perdemos todos nosotros ya que si bien el ridículo espantoso lo hace él, es a nuestra costa, como con Bergamín pierden los clientes.

No vamos a entrar en un debate jurídico sobre una sentencia de 72 folios, sino que vamos a recoger lo más sustancioso, como cuando el Juez dice “... la motivación del cese ha de ser existente, suficiente, coherente, veraz completa y no arbitraria ni desviada. Por el contrato el cese acordado por el Secretario de Estado de Seguridad mediante resolución de 24 de mayo de 2020, confirmada en alzada por el ministro del Interior, mediante resolución de 28 de Julio de 2020, no cumple ninguna de estas exigencias y su motivación puede calificarse sin ambages como inexistente, insuficiente, incoherente, inveraz, incompleta y arbitraria a la vez que incurre en evidente desviación de poder”. He copiado el texto del fundamento jurídico de la sentencia, porque pienso que no hay mejor manera de definir lo sucedido, que como consecuencia trae la imposibilidad de acceso, al que podía tener derecho al cargo de General de Brigada, como así ha sucedido.

La sentencia concluye anulando y dejando sin efecto las resoluciones de la Administración citadas, condenando a ser readmitido en su puesto de trabajo, así como al abono de las diferencias retributivas ocasionadas, con expresa condena en costas a la Administración.

Y si el Comisario Germán, el de la operación Faisán entre otras muchas se pusiera a hablar, nos íbamos a enterar demasiado, se eliminan las comparecencias y las comisiones de investigación. El Galapaguino dejó pendientes cerca de 40 comparecencias solicitadas para explicar lo que hacía, ahora sabemos el por qué, cómo no hacía nada, pues, para no decir nada, bastaba cono no hacerla. Una vergüenza, no nos merecemos esto

En lenguaje de la calle, cabe decir, que no solo se ha dictado una sentencia estimando la posición del demandante y rechazando los motivos de la Administración, sino que además le han dado algo como una pedrada en la frente al ministro por su desviación de poder.

Aquellos que tienen la paciencia de leer estas notas, vienen advirtiendo mi critica a que el ejecutivo pueda diseñar el poder judicial a su antojo como pretende el actual ejecutivo incluso amparando una flagrante desviación de poder.

Esta es la forma en la que actúa en los momentos actuales el Ministerio del Interior, quito al que me da la gana y premio al que quiero, así y para pagar el favor del apoyo necesario en la moción de censura de Sánchez, a Bildu se está acercando a los presos de Eta a la Comunidad Autónoma Vasca y se les conceden beneficios penitenciarios, aun cuando hayan sido autores de infinidad de asesinatos, de los cuales por cierto, era muy crítico el Ministro Grande en otro tiempo y ahí están escritas, pero parece ser que los tiempos cambian y las situaciones personales también, una vez conseguidos los beneficios económicos pertinentes, llegando a la burla al pueblo español de tener que pagarle entre todos nosotros a uno una cinta para andar por casa, a otro una tata para sus hijos, y a otros sus vacaciones con amigos y familia en hoteles de lujo.

Pero lo más grave de todo es que este país, antes llamado España tiene la deuda más imponente de Europa, el déficit mayor, el menor crecimiento económico, y como también dice la prensa escrita, se permite a autoridades extranjeras criticar y amordazar a nuestra prensa, limitando su opinión, que no limitamos cuando se trata de un berreante insultante como Rivadulla.

E incluso y esto es muy grave, no aparecen las vacunas prometidas para atajar el coronavirus, situación que ha sido superada incluso por Gibraltar, la triste burla de los muertos que el lunes se incorporan los de la Comunidad de Cataluña incrementando un número de fallecidos que todos sabemos es falso.

Y permitimos que un país bananero nos insulte y tengamos que mandar a un alto cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores para que justifique por qué la ministra ha ido a otro país, enemistado con el primero.

Se dan Vds. cuenta del insulto que se hace a una persona buena y honrada como Gabilondo, candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, al que se le llama por sus correligionarios “soso”.

Esto es una vergüenza creada por los que carecen de ella, que crecen de dignidad y hombría de bien, como se le debe exigir como mínimo a un gobernante.

Por eso, tanto decían que el de galapagar era un político a seguir, pues porque no lo siguen y se van, quien venga, sea quien sea, lo hará mejor que ellos.

Quiero terminar con un pequeño homenaje de agradecimiento al coronel de la Guardia Civil Ilmo., Sr. Don Diego Pérez de los Cobos, más que nada, porque se lo merece.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios