www.mil21.es
La polémica trayectoria de Carlos Berzosa en la UCM salpica a Pepiño Blanco
Ampliar

La polémica trayectoria de Carlos Berzosa en la UCM salpica a Pepiño Blanco

miércoles 18 de julio de 2018, 15:00h

Tras la publicación del artículo ‘Enchufismo y corrupción en la Universidad Complutense de Madrid’, varias personas se han puesto en contacto con mil21 para aportar más datos sobre supuestas irregularidades en las universidades públicas españolas.

Del aluvión de correos electrónicos y mensajes en nuestro formulario de contacto, nos ha llamado la atención una denuncia sobre Carlos Berzosa, que podría contextualizar más si cabe el anterior artículo publicado y que tantas ampollas ha levantado.

Todo parece indicar que siendo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Berzosa podría haber “enchufado en su Fundación a la mujer de Pepiño Blanco (José Blanco López), Ana Mourenza, cuando éste era Ministro de Fomento del PSOE”.

Pese a que nuestra fuente no ha podido corroborar que siga siendo empleada de la UCM, sí aparece en el Directorio de Gestión Económica de Investigación de la Fundación, en concreto en el apartado de “Contratos Artículos 83 L.O.U.”.

Su papel en la Fundación habría sido de lo más polémico, ya que trabajaba en la asesoría jurídica de la misma, y nuestro confidente señala que “obstaculizaba toda la información que pedía la Cámara de Cuentas”. Además, señala que “la metió cobrando un sueldo que podría ser superior a los 2.000 euros”, lo que estaría por encima del sueldo medio de los trabajadores de la Fundación.

Cabe recordar, llegados a este punto, las palabras de despedida de Carlos Berzosa como rector de la UCM: “Me queda poco para ser rector, me voy con la cabeza alta y con la dignidad que me proporciona haber cumplido y haber estado al servicio de algo a lo que me he dedicado toda mi vida. Hay quien quiere empañar mi gestión, pero será como cuando se empañan las gafas o las ventanillas de los coches, se limpiarán y se verán los 20 años limpios de esta gestión, los empañados se limpian con un simple trapo”.

Sin embargo, la entidad no fue tan transparente durante su mandato, tal y como atestigua la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en su Informe de Fiscalización, donde se remarca la falta de colaboración por parte de la Fundación General de la UCM con la propia Cámara.

Por poner un ejemplo, las cuentas anuales de 2008 fueron rendidas a la Cámara el 22 de diciembre de 2009, 12 meses después del cierre del ejercicio y fuera del plazo establecido en la LCC y sin la aprobación del Pleno del Consejo Social de la UCM, requisito que se formalizó un mes más tarde, el 27 de enero de 2010.

Nos fijamos también en la partida de personal, cuyo gasto se incrementó en un 5,6% con una variación absoluta de 22 millones de euros, que responde “al incremento general autorizado del 2% y los incrementos aplicados en concepto de pagas adicionales del complemento específico y en concepto de complemento adicional docente, así como a nuevas retribuciones de funcionarios y laborales resultantes de la incorporación procedente de las oposiciones y de los procesos de promoción interna”.

A este respecto volvemos a hablar de Ana Mourenza, y es que la esposa del exministro José Blanco entró a trabajar en la Fundación en estas fechas gracias a un contrato laboral firmado por el entonces gerente de la UCM, Dionisio Ramos, al que muchos señalaron como el auténtico cerebro de la operación Tamayo-Sáez.

A continuación, destacamos otra parte del informe, de las más polémicas, que nos llama poderosamente la atención:

IV.1 CARÁCTER SOCIAL DE LAS VIVIENDAS Y SU DESTINO

Los Estatutos de la FGUCM fueron modificados con fecha 29 de octubre de 1997, para incorporar a los mismos el objetivo de “prestar asistencia social a la comunidad universitaria a través de la promoción de viviendas”. En el informe de esta Cámara sobre la UCM y sus entidades dependientes, ejercicio 2008, se emitía opinión sobre la incoherencia de este nuevo objetivo con los fines fundacionales porque no desarrolla ninguno de ellos ni tampoco el objetivo primordial de la FGUCM de cooperar al cumplimiento de los fines de la UCM. Asimismo, se recogían en dicho informe las incidencias observadas acerca de los adjudicatarios no pertenecientes a la comunidad universitaria.

El método aplicado es haber o no resultado beneficiario en alguno de los sucesivos sorteos celebrados para la adjudicación de las viviendas. Lo expuesto tiene como consecuencia que no se ha evitado que puedan ser adjudicatarios y de hecho lo sean, personas con elevados ingresos y, no por su condición de docentes, sino debido a la percepción de otras remuneraciones. Como conclusión puede decirse que se han construido viviendas de alto nivel, con piscina, pistas de paddle y tenis, jardines y bosque (las viviendas se han construido en medio de un bosque, con la correspondiente problemática medioambiental), a un precio muy inferior al del mercado que deriva sustancialmente del coste de adquisición del solar, 36.791 mil €, siendo la última tasación del mismo, realizada el 28 de marzo del 2009, de 60.095 mil €. Dichas viviendas se han adjudicado sin atender a ningún tipo de criterio social ni económico.

Para acceder al informe completo de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid haz clic aquí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mil21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.