23 de septiembre de 2021, 11:18:49
CLAVES


Soros 2: Demasiados pobres para la Sociedad Abierta

Por Javier Arias


George Soros es un multimillonario que invierte miles de millones cada año para influir en los procesos y las élites políticas de las democracias, especialmente europeas, en aras de lo que denomina “sociedades abiertas”. Es parte de un proyecto mundial para erosionar y destruir las democracias occidentales, imponer su control no democrático sobre sus poblaciones y asegurar su influencia y, en consecuencia, sus beneficios.

Iremos viendo lo que hay realmente, detrás de un enunciado tan positivo como ese de abierto frente a cerrado. En realidad, cuando hablan de sociedades abiertas pretenden sociedades débiles. Una de las características del debate político mundial al que asistimos es la prostitución de la palabras: el uso de conceptos positivos para encubrir todo lo contrario.

Los valores de una sociedad abierta son la libertad de pensamiento y de expresión, es decir personas libres; libertades políticas e instituciones libres que construyan y desarrollen esas libertades para los ciudadanos. Sin embargo, todo el esfuerzo de las Fundaciones de Soros (hay que hablar de ellas en plural) pretenden encorsetar el debate libre, imponiendo un pensamiento obligatorio del que no se puede disentir y poner las instituciones a reprimir a los que disientan.

Presente en mas de 50 países, a través de oficinas directas y en el resto, a través de terceros, la red de Soros invierte este año 2020 más de 1.200 millones de dólares en las seis regiones en que ha dividido el mundo para desarrollar sus esfuerzos, como vimos en el artículo anterior. Hasta la fecha reconoce haber gastado más de 15.200 millones de dolares en impulsar su agenda política y social.

Según sus medios partidarios (que han sido financiados por el propio magnate) ha trabajado para impulsar la democracia en más de 120 naciones[i] y creen que hay que impulsar esa agenda abierta porque los dictadores (entre los que incluyen a Donald Trump o a Bolsonaro a pesar de haber ganado unas elecciones libres) están en ascenso. Soros dio muchos millones de dólares a grupos radicales -nada inocentes-que se opusieron a Trump, como ya veremos.

Demasiada gente

Desde el siglo XVIII, hemos tenido filósofos, economistas y políticos que pensaban, como el famoso Malthus que había demasiados pobres. Gente que no paraba de tener hijos, sin control de sus apetitos y que ponían en riesgo la existencia de los que valían la pena (normalmente esos “pensadores” y sus familias) agotando los recursos de la Tierra y provocando una catástrofe de hambre y pandemias que amenazaban a toda la Humanidad. No importa que luego sus previsiones nunca se cumplieran porque se acentuaba el control social a partir de esas teorías. Si a alguno le suena a las visiones de Greta, probablemente no va desencaminado.

Esos magnates, siguen hoy pensando que hay demasiada gente que huele mal y que se pliega poco a los deseos de las élites. Habría que reducir su capacidad de reproducción.

Aborto, adictos y mentiras

Publicitar medios anticonceptivos y para los que no los usen, o les fallen, el aborto como algo normal y aceptable. No en vano los nazis y los comunistas los usaron, y promovieron, hasta ser en la URSS el principal método de contracepción.

El aborto es un trauma para la mujer que lo sufre y una desgracia para las sociedades que lo aceptan que se ven empujadas al invierno demográfico y a su liquidación como sociedad. Pero esos magnates llevan años imponiéndolo en occidente y realizándolo en Oriente incluso sin el consentimiento de sus pacientes. Fundaciones como la de Bill y Melinda Gates (Microsoft) financian cientos de miles de abortos en el Tercer Mundo cada año.

Es, en esencia, la muerte de un niño en estado más o menos desarrollado lo que se acepta en la mayoría de las legislaciones occidentales. Pero como es muy duro, se le disfraza con eufemismos como el derecho sobre mi cuerpo , el derecho de la mujer a decidir, o cosas semejantes.

Soros financia decenas de grupos y ONGs que quieren imponer leyes a su favor, impedir que las mujeres tengan información imparcial o contraria y prohibir la libertad de expresión de quienes están en contra. A todo ello lo denominan libertad o salud reproductiva.

Otro de los caminos para reducir la reproducción es incrementar la desconfianza entre hombres y mujeres, lo que dificulta las relaciones de pareja; fomentar la homosexualidad y las adicciones. Todos esos “modelos” se reproducen a menor nivel que la población normal.

Es manifiesto el apoyo de la red Soros a los grupos LGTB, a los grupos feministas anti-hombre, etc, pero es menos conocido su esfuerzo por impulsar la despenalización de las drogas en Europa o su tratamiento de la pornografía como libertad de expresión, ampliamente extendida en todo el mundo y que conduce, en esencia, a los que los clásicos llamaban “vicio solitario” que por propia definición no implica reproducción.

La pornografía es, a la libertad de expresión, lo que la coprofagia es a la gastronomía, pero cumple también la misión de imponer comportamientos animales que dificultan mucho las relaciones de pareja, fomentan el maltrato (y proveen de victimas a todo el conglomerado feminista radical) e impulsan el negocio de la prostitución que tiene cada vez clientes más jóvenes, no por casualidad.

Adictos a las drogas

Los turcos y afganos saben que los adictos a la heroína se vuelven impotentes y ahí puede estar uno de los motivos para impulsar la despenalización de las drogas, además de erosionar las sociedades que se avienen a ese despropósito.

El mismo George Soros es presidente y fundador de la Alianza de Política sobre Droga, con sede central en Nueva York que agrupa a los que quieren que termine la guerra contra la droga y ofrece, además de asesoramiento, ayudas económicas para “Organizar los grupos más directamente afectados por la guerra contra las drogas, incluidas las personas encarceladas; comunidades de color; mujeres, trans y personas no conformes con el género; comunidades de inmigrantes; y comunidades con pocos recursos. “ El batiburrillo que fracciona las comunidades y debilita las sociedades que es el fin último de todo esto.

Las Fundaciones de Soros tienen incluso un Programa Global de Políticas de Drogas, para el sureste de Europa (ver gráfico adjunto) que dice promover políticas de drogas basadas en los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la justicia social y la salud pública. Increíble que pueda hablarse de derechos humanos cuando las drogas convierten a las persona en guiñapos; o de desarrollo sostenible defendiendo a los productores de esas drogas y, en suma, fomentando su distribución y uso por más palabras bonitas que se pongan.
Según ellos mismos afirman[ii]trabajamos con los responsables políticos, académicos y grupos de base para poner fin a la prohibición y el control punitivo de las drogas”. Sus plataformas de acción se dedican a promover esa despenalización y a defender a los que las producen y distribuyen, contra las fuerzas de seguridad. Afirman que “El estándar de oro de la despenalización es la eliminación de todo castigo por el uso de drogas y la disponibilidad y accesibilidad de los servicios sociales y de salud” para los adictos. Forman grupos de presión y “educación” para abogados locales, periodistas y funcionarios públicos.

Su trabajo ha tenido bastante éxito y en todo el mundo, hay un número creciente de jurisdicciones donde se ha despenalizado la posesión de drogas ... Se ha adoptado alguna forma de despenalización en 30 países, nada menos y ponen un acento especial en el sureste de Europa, incluso con el apoyo financiero de la UE. Ahí hay multitud de grupos financiados(en el gráfico hay una pequeña muestra) que incluyen también apoyo a inmigrantes ilegales, enfermos de SIDA, LGTB, etc. , como parte de un plan conjunto.

Llamativo que, en este periodo, las fuerzas de izquierda (el salto de los comunistas, es hasta estrambótico) hayan ido cambiando sus posiciones, contra las adicciones, hacia posturas de aceptación y fomento. Las razones reales, son otro tema. Falta una radiografía completa del universo Soros y de todas las entidades, personajes y recursos para tener una idea real de hasta donde llega.

[i] https://www.npr.org/2019/10/26/773454708/george-soros-open-societies-are-under-threat

[ii] http://dpnsee.org/tag/open-society-foundations/

mil21.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.mil21.es