www.mil21.es

Tres por diez

Beiguel, en idisch, es un pan elaborado en harina de trigo, pero con una masa diferente a la del pan tradicional, un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente, formato redondo con una abertura en el centro que para exponerlos mejor permite introducirlos uno sobre otro dentro de un palo parado generalmente de unos 60 cms de alto, de allí los compradores los van extrayendo y el vendedor, a solicitud de éstos, los pasa sobre un plato para condimentarlos en sal, cebolla, ajo, sumsum o semillas de sésamo, seguramente habrá otros agregados y sabores que escapan a mi limitada capacidad en la materia.

Hace unos días en Tel Aviv concurrí a una dependencia oficial de mucho movimiento de público, en su puerta de entrada un carrito con un vendedor de “beigueles” que gritaba su promoción, su oferta, “uno por tres, tres por diez” y la gente aprovechaba la oferta, compraba tres…

No creo que sea yo el primero en descubrir ésta humorada, ésta picardía, por el tiempo que allí grita, comercializa sus promociones imagino que ya la asumen con naturalidad y una sonrisa, como parte del folclore del lugar, pero para muchos, todos aquellos que no son de concurrir todos los días, la escuchan como una promoción real, una verdadera oferta. A éste vendedor ambulante habría que otorgarle un diploma de mercadeo, con holgura la calle le enseñó lo que muchas universidades y cursos no pueden hacerlo, la psicología humana, la práctica e inteligencia lo convierten en un profesional excepcional del análisis y reacciones de las mentes humanas.

En estos momentos viene a mi memoria, cuando aún residía en Córdoba, Argentina, de ello un poco más de 50 años atrás, en la esquina de mis oficinas, Avenidas Olmos y Rivadavia, en la puerta del café Real, desde muchos años antes tenía su parada fija un lustrador de zapatos, un lustrabotas como se los conoce en Centro América, desde que lo descubrí para mí una de las mayores satisfacciones era concurrir a lustrarme los zapatos simplemente para tener el privilegio de conversar con él, un verdadero libro abierto, todos los doctorados en psicología concentrados en una sola persona, qué capacidad de lectura y análisis de los circuitos mentales.

Con el tiempo, confianza y mutuo respeto de por medio, fue contando historias increíbles, en ellas había certeza plena por provenir de primeras fuentes, le habían llegado por boca de los mismos actores o como oyente pasivo de conversaciones mientras hacían uso de sus servicios, él podía, con simpleza y exactitud describir el humor de la calle sin necesidad de invertir en los costosos informes, muchas veces intencionales y direccionados de acuerdo a los requerimientos de los contratantes, que aportan los estudios de opinión pública.

Supe que un familiar directo, también lustrabotas, en forma paralela a la de él tenía su parada en las puertas de la Legislatura de Córdoba, en Calle Rivera Indarte casi Dean Funes, en frente aún funcionaba en aquellos tiempos el Ministerio de Economía de la Provincia, es decir una zona transitada por lo más granado de los políticos del momento, así disfrutaba y reía cuando me contaba quienes eran aquellos que después de lustrarse decían “ mañana te pago “. Imagino que con el paso de los años los nombres cambiaron pero no los estilos, costumbres y vicios aunque los ingresos mensuales de los legisladores se acercan hoy a los US$ 10,000.

Cuántas historias sobre negocios políticos y de los otros, por derecha y por izquierda, éste auténtico observador de la realidad que con un solo banquito para apoyar el pie como elemento de trabajo tuvo en sus oídos como primicia, cuántas sensibles conversaciones telefónicas con secretos políticos quedaron grabados en sus neuronas, verdaderos archivos históricos.

En todo el mundo existen éstos especiales personajes, los que trabajan en zonas cercanas a la Casa Rosada, de los edificios de las Cámaras de Diputados y Senadores de Argentina, el de la Legislatura de las Ciudad de Buenos Aires lo son, sus similares en otros países, Casa de La Moneda en Chile, Nariño en Colombia y así en zonas claves en cada uno de los países en donde éste viejo y simpático oficio mantiene aún vigencia también lo son.

Imaginan al lustrabotas con paradas estratégicas en Panamá, al que trabaja en la entrada del despacho de abogados Mossack Fonseca y muchos otros cientos de estudios, aunque periodísticamente no tan famosos, de idéntica especialización que abrieron la caja de Pandora con los denominados Papeles de Panamá? A cuantos Ramiro Rato y otros nombres similares han visto ingresar a esos lujosos despachos, muchos de ellos posiblemente no son conscientes de la dimensión de los secretos que conocen, las cuentas offshore tenían, y aún tienen, allí un vértice, posiblemente el más importante.

Imaginan al lustrabotas en Brasil que atendía los zapatos al cambista de Odebrecht Leonardo Meirelles mientras éste conversaba por teléfono y ordenaba las transferencias bancarias que hoy son el mayor escándalo de corrupción que pueden hacer tambalear a importantes políticos, hombres de negocios y gobiernos?

Según los países los Panamá Papers y Odebrecht pueden convertirse en los grandes electores, en la acción de oro que defina democráticas elecciones.

Los tiempos han cambiado, los lustrabotas de ahora y los de antes, los recopiladores de secretos ahora pueden ser llamados lista Falciani u otras que seguramente saldrán a la luz, pueden convertirse en ataques cibernéticos como el último al que algunos ya se atrevieron a llamar la madre de todos los ataques cibernéticos, sorpresas nos esperan, en el tema corrupción son muchos los que se despiertan muy temprano para averiguar si sus nombres tomaron ya estado público, España es el mejor ejemplo, pero nadie debe asustarse, con nombres nuevos todo continuará igual.

El Presidente Trump en su enfrentamiento verbal con Corea del Norte introdujo dentro de su escalada de amenazas la famosa frase “ la madre de todas las bombas “, de allí en más el tema se viralizó y cada uno la fue adaptando y reacomodando según sus necesidades, los geniales dibujantes y caricaturistas del periódico Página 12 de Argentina con un poder de síntesis brillante y envidioso dijeron en uno de ellos “ Trump tiene la madre de todas las bombas, ¿ y qué ? yo tengo al padre de todas las offshore “. El / los destinatarios eran obvios.

Estamos a solo 1 semana de la visita del Presidente Trump a Israel, es la primera salida internacional del Presidente lo que indica la importancia que le otorgan al sector, lo acompaña una delegación de más de 1200 personas, Netanyahu aunque intenta transmitir confianza internamente debe estar muy preocupado, la “ madre de todas las soluciones al histórico conflicto Israel Palestino “ puede estar a punto de aterrizar.

Hasta la próxima


Dr Israel Rabinowicz

Israel

contacto@tiempoisrael.com

Facebook : www.facebook.com/israel.rabinowicz
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.