www.mil21.es

Bloopers, peligrosos

Recuerdo, de ello casi 60 años atrás, cuando el Dr. Cassé, Profesor Titular de Auditoria en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC, insistía en que el auditor debía concurrir a las empresas que auditan con sus propios útiles y elementos de trabajo, que no se podía, ni se debía generar una sensación de relación personal diferente a la netamente profesional. Mucha agua ha corrido desde los ilustrativos y aparentes simples consejos del Dr Cassé, con el correr del tiempo los comportamientos y costumbres humanas mucho se han modificado como para leer o comprender el claro mensaje que detrás de ellos había.

La introducción viene por el tema más comentado en los últimos días, por su repercusión mediática con seguridad lo será de por vida, el error que se produjo en la última entrega de los Premios Oscar, PwC, PricewaterhouseCoopers, una de las 4 mayores empresas auditoras asumió la responsabilidad del fallo, los detalles ya no interesan, las multimillonarias demandas económicas que deberán soportar son nada en comparación al de su imagen pública internacional. Aunque éste sea posiblemente el blooper que a partir de ahora por el cual más se los recuerde, existen numerosas y muy buenas fuentes bibliográficas a la que mis lectores pueden recurrir para investigar parte de la larga lista de escándalos económicos en las que siempre una de entre esas 4 grandes que dominan el mercado mundial están complicadas o implicadas.

Mientras el mundo todo con el blopper de los Oscar se deleita, festeja y ríe, los estudios jurídicos que patrocinarán las multimillonarias demandas judiciales aunque por razones diferentes también se deleitan, festejan y ríen, aquí en Israel los bloopers que con demasiada frecuencia se producen muchos de ellos preocupan y encienden las alarmas rojas.

Salvando las proporciones nunca se olvidará cuando en plena sesión de la Kneset, Parlamento de Israel, en ése momento presidido por el diputado Abraham Burg, éste, inmediatamente de leer un mensaje que un colaborador le entregó, anuncia que acababa de producirse el fallecimiento del Profesor Amnon Rubinstein, brillante político e intelectual de izquierda, de ésa izquierda que no se limitaba a la teoría y gran responsable de la creación del Estado, quien por años además de Diputado del Parlamento ocupó diferentes ministerios, sin duda uno de los mejores Ministros de Educación, jurista de reconocimiento internacional, con dolorida voz, casi llorando solicita un minuto de silencio en su memoria. Hoy el Profesor Amnon Rubinstein a sus 85 años e intacta lucidez con humor siempre recuerda ésa anécdota, larga vida para él.

Pero mientras que los bloopers en todo el mundo son parte del humor, los que se originan en Israel producen pánico, estupor y preocupación, indican cómo, entre aquellos que deben asumir decisiones que hacen a la vida o muerte de los ciudadanos, el sentido común y la inteligencia no es lo que aparece en primer lugar.

El Inspector General Roni Alsheikh llegó a la jefatura de la Policía de Israel luego de que ésta debiera superar una profunda crisis de credibilidad, confianza y escándalos, entre renuncias, cesantías, pases a disponibilidad y suicidios la cúpula mayor había quedado descabezada, era imposible encontrar alguien de sus propias filas, de “ adentro “ que asumiera su dirección, 3 que fueron propuestos provenientes de las fuerzas armadas no pasaron los filtros de la opinión pública y de los archivos. Todo ello hasta que alguien descubrió al que en ése momento era el subjefe, el segundo dentro de los servicios de seguridad, un respetado y serio profesional pero total desconocido para el gran público.

De vestir y trabajar siempre de civil, de la informalidad y nada de protocolo, en menos de una semana pasó a tener que lucir el uniforme de Jefe de la Policía de Israel y convertirse en figura pública, la prensa, los programas satíricos y los dibujantes de inmediato descubrieron que para ellos había nacido una nueva fuente que les aportaría permanente material. En paralelo él también se descubrió, las lámparas y flashes televisivos comenzaron a gustarle y disfrutarlos, lamentablemente el calor que los mismos irradian liberaron y aflojaron los músculos de su lengua…

En los recientes disturbios que estallaron durante el cumplimiento de la resolución del Superior Tribunal de Justicia de Israel de desocupar y demoler la ilegal aldea beduina Um al Hirán construída en el sur del país, oportunidad en que el profesor beduino Yacub Musa Abu Al Qian falleció como consecuencias de los tiros disparados por la policía se percibieron sus efectos. Sin realizar las mínimas y obligadas investigaciones previas, sin elemento real alguno que lo sustentara, solamente pasaron pocos minutos cuando el Jefe de Policía apareció frente a los medios de prensa nacionales e internacionales con categóricas declaraciones, la CNN y FOX en directo hacia los Estados Unidos lo enfocaban.

" Acabamos de aniquilar una célula terrorista de Daesch en donde el fallecido era su cabeza ". La afirmación fue ampliada con “ nuevos “ detalles en los que con ligereza inculpó a familiares y docentes del establecimiento educacional en donde el muerto trabajaba. El ministro de Seguridad Interior también salió a ser parte del show comunicacional que la destrucción de una célula terrorista significa, todos se peleaban por los primeros planos.

La autopsia e investigación posterior que incluía filmaciones completas de drones que captaron cada segundo de los enfrentamientos demostró categóricamente, sin margen de duda, que nada de lo afirmado tenía seriedad ni justificación alguna, las obligadas disculpas ahora se demoran en llegar. Irresponsables bloopers como el arriba relatado pueden cortar el fino y delgado hilo que separa la convivencia en paz y el del conflicto étnico.

" La inteligencia militar aseguró que Hamás no tenía interés en un enfrentamiento bélico " Es lo que el Contralor del Estado escribe en su duro informe sobre la última guerra, Margen Protector, contra el Hamas, las mismas fueron pronunciadas en la reunión de gabinete de ministros realizada solamente 5 días antes que el conflicto estallara, las responsabilidades personales se demoran en ser asumidas, las denuncias cruzadas y descalificaciones entre altos jefes militares, ministros y políticos pueden generar una larga lista de los bloopers de la vergüenza.

" La inteligencia militar asegura que Hamás no tiene interés en un nuevo enfrentamiento bélico ", mientras el verano se acerca, en el pasado mes de febrero fueron 9 los cohetes y raquetas que desde la franja de Gaza se lanzadon a territorio israelí con los correspondientes bombardeos de respuesta, represalia y advertencia, un goteo que repite historias conocidas, es una frase que, con 2 años y medio de diferencia, nuevamente comienza a escucharse.

" La inteligencia militar asegura que Hamás no tiene interés en un nuevo enfrentamiento bélico ". Hay bloopers y bloopers…

Hasta la próxima

Dr Israel Rabinowicz

Israel

contacto@tiempoisrael.com

Facebook : www.facebook.com/israel.rabinowicz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.