www.mil21.es

Bashar al-Asad: “Estoy dispuesto a negociar, pero no con los terroristas”

El presidente sirio, Baschar al-Asad, asegura estar dispuesto a negociar una solución política a la guerra que ha devastado el país, pero no con organizaciones terroristas. Reforzado por la reciente ayuda militar rusa, afirma que lo primero es acabar con el conflicto y, después, dialogar “con una oposición real, nacional y patriótica, que tenga sus raíces en Siria y que sólo se relacione con los sirios, no con cualquier otro Estado o régimen en el mundo”. Por su interés, y ante una situación internacional condicionada por el terrorismo yihadista y la formación de un nuevo orden mundial multipolar, que los expertos consideran el inicio de la Tercera Guerra Mundial, MIL21 reproduce íntegra la entrevista concedida por Al-asad al presidente de la Agencia Efe.

Muchas gracias señor presidente por su hospitalidad y por tener esta oportunidad para entender cuál es la situación en su país. El 14 de noviembre, las potencias mundiales, incluyendo Rusia e Irán, acordaron en Viena un calendario para alcanzar una solución política a la crisis en Siria. De acuerdo con ese calendario, las negociaciones entre su Gobierno y la denominada oposición moderada deberían comenzar el 1 de enero. ¿Está listo para iniciar esas negociaciones?

Sean ustedes bienvenidos a Siria. Desde el inicio del conflicto hemos dialogado con todas las partes involucradas y respondido positivamente a cada iniciativa que han presentado diferentes Estados, independientemente de su intención real y la credibilidad de las personas que han hecho esas propuestas.

Así que hoy estamos preparados para iniciar las negociaciones con la oposición, pero depende de qué entendamos por oposición. Oposición no significa grupos armados. Hay una gran diferencia entre grupos armados y terroristas, por una parte, y oposición, por la otra.

Oposición es un término político, no un término militar. Hasta el momento hemos visto que otros países, incluidos Arabia Saudí, EEUU y otras naciones occidentales, quieren que los grupos terroristas se unan a estas negociaciones. Pretenden que el Gobierno de Siria negocie con terroristas, algo que no creo que nadie pudiera aceptar en ningún país.



“Oposición no significa grupos armados (…) Arabia Saudí, EEUU y otras naciones occidentales quieren que los grupos terroristas se unan a las negociaciones”


¿Estaría usted dispuesto a negociar y dialogar con los grupos de la oposición que actualmente se reúnen en Riad?

Estamos en lo mismo, porque hay una mezcla de oposición política y grupos armados. Déjame explicar la realidad de los grupos armados en Siria. Nosotros hemos dialogado con algunos grupos, no organizaciones, con el fin de alcanzar una situación en la que ellos renunciaran a las armas y decidieran unirse al Gobierno o regresar a su vida normal con la amnistía del Gobierno.

Esta es la única manera de lidiar con los grupos armados en Siria. Cuando quieran cambiar su enfoque; es decir, renunciar a las armas, nosotros estaremos listos. Pero tratarles como si fueran una entidad política es algo que rechazamos de plano. Esto ante todo.

En cuanto a lo que ellos llaman la oposición política: usted, como español, cuando mira a la oposición en su país, ve evidente que es una oposición española y que son ciudadanos españoles. No se puede ser oposición mientras se esté vinculado a un país extranjero, sin importar cuál.



“Hay que dialogar con una oposición real y nacional que tenga sus raíces en Siria y no se relacione con cualquier otro Estado del mundo”

Así que, de nuevo, depende del tipo de grupos reunidos en Arabia Saudí. Gente que forma parte de la oposición en Arabia Saudí, en Qatar, en Francia, en el Reino Unido, en EEUU. Así que, como principio, estamos listos, pero al final si quieres llegar a algo, tener un diálogo exitoso y fructífero, es necesario tratar con una oposición real, nacional y patriótica que tenga sus raíces en Siria y que sólo se relacione con los sirios, no con cualquier otro estado o régimen en el mundo.

¿La delegación siria asistirá a la conferencia en Nueva York en el caso de que efectivamente se celebre en las próximas semanas?

No está aún confirmada. La reciente declaración rusa dijo que ellos preferían que fuera, creo, en Viena. Esto en primer lugar.

En segundo lugar, ellos dijeron que no es apropiado antes de definir cuáles son grupos terroristas y cuáles no, algo que es muy realista y lógico. Para nosotros, en Siria, todo el que porta armas es un terrorista, así que sin definir este término no tiene sentido reunirse en Nueva York o en ningún otro sitio.

En su opinión, ¿qué se puede hacer para acabar con Dáesh?

Este es un asunto muy complicado, no por ISIS en sí mismo, sino porque hay algo más peligroso con lo que hay que lidiar: su ideología. Algo que se ha inculcado en la mente de la gente y de la sociedad en el mundo árabe durante décadas a través de las instituciones wahabíes y del dinero saudí que se ha pagado para apoyar esta oscura y odiosa ideología.



“Para acabar con el Dáesh primero es necesario terminar con esta ideología inculcada por instituciones wahabíes con el dinero saudí y qatarí”

Si no se aborda esta ideología es una mera pérdida de tiempo decir que vamos a lidiar con Dáesh, Al-Nusra o cualquier otra organización perteneciente a Al Qaeda. Tienes Dáesh-Al Qaeda, Al-Nusra-Al Qaeda y muchas otras organizaciones con la misma ideología. Por lo tanto, esto es algo que debe ser tratado a largo plazo: cómo prevenir que esas instituciones wahabíes y el dinero saudí lleguen a las organizaciones musulmanas de todo el mundo para convertirlas en extremistas y para propagar el terrorismo por todo el mundo.

Esto es lo primero. Después, tenemos que hablar sobre el corto plazo y hacer frente a la situación actual, con Dáesh en Siria y en Irak, principalmente. Por supuesto, la lucha contra el terrorismo es otra respuesta obvia a esa pregunta, pero estamos hablando de una ideología y una organización que tiene capacidad ilimitada para reclutar terroristas de todo el mundo.

En Siria, tenemos terroristas de más de 100 nacionalidades. El primer paso que debemos tomar para resolver este problema es detener el flujo de terroristas a Siria e Irak a través de Turquía y, por supuesto, detener el flujo del dinero saudí, dinero wahabí y dinero qatarí a los terroristas a través de Turquía, así como el armamento y cualquier otro apoyo logístico.



“Hay que detener el flujo de terroristas a Siria e Irak a través de Turquía, al mismo tiempo que les combatimos desde dentro de Siria”

Así es como podemos empezar, y luego si quieres hablamos de los aspectos políticos, económicos, culturales… pues tiene muchos aspectos. Pero, por el momento, tenemos que comenzar con detener la llegada de reclutas al tiempo que combatimos el terrorismo desde dentro de Siria con el Ejército sirio y con quien quiera apoyar al Ejército sirio.

¿Quién compra el crudo de Dáesh? ¿Qué países están detrás de Dáesh?

Los rusos publicaron la semana pasada imágenes de televisión y vídeos de los camiones que transportan petróleo para cruzar las fronteras entre Siria y Turquía. Por supuesto, los turcos lo niegan; es muy fácil negarlo, pero vamos a pensar en la realidad: La mayor parte del petróleo sirio se encuentra en la parte norte de Siria.

Si quieren exportar a Irak, eso es imposible, porque todas las partes de Irak están combatiendo a ISIS. En Siria ocurre lo mismo. Líbano está muy lejos. Jordania, en el sur, también está muy lejos. Por lo tanto, la única tabla de salvación para ISIS es Turquía. Esos camiones transportando crudo de Siria a Turquía y Turquía vendiéndolo barato al resto del mundo... No creo que nadie pueda poner en duda esta realidad.

¿Qué países están detrás Dáesh?

Existen varios estados, principalmente Arabia Saudí, porque tanto este país como el Dáesh practican la decapitación, siguen la ideología wahabí y rechazan a cualquier persona que no sea como ellos. No sólo a aquellos que no son musulmanes, sino también a musulmanes que no son como ellos.

Un musulmán puede pertenecer al mismo grupo religioso pero si no es como ellos, es rechazado. Así que Arabia Saudí es el principal patrocinador de este tipo de organizaciones. Por supuesto, existen también individuos y diferentes personas que comparten la misma ideología o la misma creencia y envían dinero de manera privada.



“Arabia Saudí, Turquía y Qatar son los principales responsables de las atrocidades de ISIS”

Pero el asunto no depende únicamente de quién envía el dinero, sino también de quién facilita la llegada de los fondos a esas organizaciones. ¿Cómo podrían las organizaciones consideradas terroristas en todo el mundo, como ISIS o Al-Nusra, tener cientos de millones y todos estos reclutas, prácticamente un ejército casi completo al igual que el de cualquier otro estado y tener fuentes financieras, si no contasen con el apoyo directo, como es el caso, de Turquía. Así que Arabia Saudí, Turquía y Qatar son los principales responsables de las atrocidades de ISIS.

Ayer vimos los morteros caer cerca de Damasco. Parece que esta lucha está lejos de terminar. ¿Cuándo cree que la guerra acabará en Siria?

Si quieres hablar sobre el conflicto sirio como un conflicto aislado, las propias tropas sirias y los aliados de Siria podríamos terminarla en unos pocos meses. No es muy complicado en cualquier sentido, ya sea militar o político.

Pero si está hablando de una fuente de suministro inagotable de los terroristas, y de que dichos terroristas siguen recibiendo reclutas a diario y todo tipo de respaldo financiero, armamentístico y de recursos humanos, pues todo eso alargará la guerra durante mucho tiempo.



“Si los terroristas siguen recibiendo reclutas y todo tipo de respaldo financiero y armamentístico, la guerra se alargará durante mucho tiempo”

Por supuesto, ello va a tener un precio muy alto. Pero al final, estamos logrando avances. Estamos progresando. La situación a nivel militar es mucho mejor que antes, pero de nuevo, el precio es muy alto. Por eso dije antes que si se quiere acabar con la guerra en poco tiempo -y la mayor parte del mundo está diciendo ahora que quieren ver el fin de esta crisis-, entonces que presionen a los países que ustedes conocen: Turquía, Arabia Saudí, Qatar y, sin lugar a dudas, este conflicto terminará en menos de un año.

¿Hay algún tipo de coordinación militar entre el Ejército sirio y las incursiones de la coalición liderada por Estados Unidos?

No, en absoluto, no existe ninguna coordinación. Por eso la coalición sigue desde hace más de un año bombardeando al ISIS y, al mismo tiempo, ISIS sigue expandiéndose porque no se puede combatir a los terroristas desde el aire.

Usted tiene que tratar con ellos sobre el terreno. Por eso cuando los rusos comenzaron su participación en la guerra contra el terrorismo, los logros de los ejércitos rusos y sirios en un par de semanas fueron mucho mayores que los de la Alianza durante más de un año.

De hecho, [la coalición] no logró nada nada. Podemos decir que más bien estaban apoyando al ISIS, quizás indirectamente, ya que ISIS estaba expandiéndose y recibiendo más reclutas.

¿Qué opina usted del papel de Obama en esta crisis?

Hablemos de la Administración estadounidense, porque Obama, al fin y al cabo, es parte de la Administración. Hay grupos de presión en los Estados Unidos que desde el inicio garantizaron a estos terroristas la cobertura política.

Al principio los llamaban “manifestantes pacíficos”. Luego, cuando descubrieron que eran terroristas, les llamaban “terroristas moderados”. Al final tuvieron que reconocer que eran ISIS o Al-Nusra. No son objetivos, no se atreven a decir que estaban equivocados. No se atreven a decir que Qatar al principio, y luego Arabia Saudí, los habían engañado.



“Obama dijo que hay que contener el terrorismo, no destruirlo. Por tanto, no creemos que los EEUU estén siendo sinceros en la lucha contra el terrorismo”

Esto es en primer lugar. En segundo lugar, hasta que Estados Unidos no tome en serio la lucha contra los terroristas, no podemos esperar que el resto de Occidente lo haga, porque son los aliados de Estados Unidos y hasta ahora el papel de los estadounidenses no está siendo destruir a ISIS o al extremismo o al terrorismo.

Obama ya dijo que quiere contener el terrorismo y no destruirlo. ¿Qué significa eso? Significa permitir que se mueva en ciertos lugares y no en otros. Es como si el asunto se limitara a definir límites del efecto nocivo de ISIS. Por lo tanto, no creemos que los estadounidenses estén siendo sinceros en la lucha contra el terrorismo.


¿Y qué pasa con el presidente francés, Francois Hollande? Él ha hablado de destruir a ISIS. ¿Cree que los franceses cooperarán con su gobierno?

Mira lo que hizo después de los recientes tiroteos en París el mes pasado. Los aviones franceses comenzaron a atacar a ISIS con intensos bombardeos. Dijeron que querían luchar y Holland dijo “vamos a estar en guerra contra el terrorismo”.

¿Qué significa eso? Significa que antes de los incidentes de París, no estaban en guerra contra el terrorismo. ¿Por qué no hicieron lo mismo antes de dichos incidentes? Esto significa que el intenso bombardeo es sólo para disipar la ira de la opinión pública francesa y no para luchar contra el terrorismo.

Si quieres luchar contra el terrorismo, no esperas a que ocurran tiroteos para hacerlo. La lucha contra el terrorismo es un principio y no es una situación transitoria en la que te sientes enojado y por ello decides atacar a los terroristas. Debes tener valores y principios para combatirlos, y esta lucha debe ser sostenida en el tiempo.

Por lo tanto, esta es otra prueba de que los franceses no son serios en la lucha contra el terrorismo.

¿Y qué piensa usted acerca de la UE en general? ¿La posición de la UE de este conflicto? ¿Podría Europa hacer algo más?

Por supuesto que sí, definitivamente. Tienen la capacidad, pero no es sólo cuestión de capacidad, sino de voluntad. La pregunta que siempre hemos hecho -no sólo durante la crisis, sino antes, y quizás a lo largo de más de diez años, sobre todo después de la guerra en Irak- es: ¿Europa tiene política propia, o es sólo un satélite de los Estados Unidos?

Hasta el momento no vemos ninguna posición política independiente. Hay ciertas excepciones. No metemos a todos en el mismo saco, y prueba de ello es la relación entre Europa y Rusia, cuando EEUU presionó a Europa para que hiciera algo en contra de sus intereses, con el fin de imponerle un embargo a Rusia.



“Me pregunto si Europa tiene política propia, o es sólo un satélite de los Estados Unidos”

Esto no es realista, no es lógico. Así que, por supuesto, que puede hacer algo. Por supuesto que tiene el mismo interés de luchar contra el terrorismo que el que tenemos nosotros. Lo que ocurrió recientemente en París y lo que sucedió en Madrid en 2004 y en Nueva York en el 2001, y luego en Londres, y recientemente en California, constituye una prueba de que el interés de todos radica en combatir el terrorismo, pero ¿quién tiene la voluntad y quién tiene la visión? Esa es la pregunta para la que ahora no tengo una respuesta. En estos momentos no soy optimista acerca de que exista esa voluntad.

¿Qué le ha pedido el presidente Putin a cambio de la ayuda militar de Rusia?

No pidió nada a cambio por una simple razón: porque esto no es un intercambio comercial. En realidad, la relación normal entre dos países se basa en intereses comunes.

La pregunta sería: ¿cuál es el interés común de Siria y Rusia? ¿Tiene Rusia interés en que haya más terrorismo en Siria? ¿En el colapso del Estado sirio? ¿En la anarquía? No, no lo tienen. Entonces, digamos que a cambio Rusia quiere que haya estabilidad en Siria, Irak y toda la región.

No estamos lejos de Rusia, y déjeme ir mucho más allá, diciendo que no estamos lejos de Europa. La acción de Rusia en Siria constituye un acto en defensa de Europa de forma directa, y una vez más, los recientes acontecimientos terroristas en Europa son la prueba de que lo que está pasando aquí les afecta tanto positiva como negativamente.

¿El presidente Putin le pidió en algún momento que renuncie a su cargo?

En primer lugar, la pregunta es: ¿qué relación hay entre que el presidente permanezca en el poder o renuncie a su cargo durante el conflicto? Esa es la primera pregunta que se debe hacer.

Esto de personalizar el problema es sólo una manera encubierta de decir que no hay ningún problema con el terrorismo y de que no existen países que intervienen desde el extranjero mandando dinero y armamento a los grupos armados para crear el caos y propagar la anarquía.

En realidad, quieren demostrar que se trata de un presidente que quiere permanecer en el poder y de un pueblo que está siendo asesinado porque lucha por la libertad, y de que este presidente está oprimiendo y matando a este pueblo y por eso este pueblo se rebela.



“Cuando el pueblo sirio no quiera que yo sea su presidente, entonces debo salir ese mismo día, y no otro”

Esta es una imagen muy romántica que sirve como una historia de amor a los adolescentes, pero la realidad es totalmente diferente. El asunto es si mi salida del poder es parte de la solución en Siria, parte de una solución política. Y cuando digo una solución política, no significa una solución occidental ni externa. Debe ser una solución totalmente siria.

Cuando el pueblo sirio no quiera que yo sea su presidente, entonces debo salir ese mismo día, y no otro. Esto, para mí, es una cuestión de principio. Si creo que puedo ayudar a mi país, especialmente en una crisis, y si el pueblo sirio todavía me apoya, y para ser más específico, digo, la mayoría del pueblo sirio me apoya, entonces, por supuesto, tengo que quedarme. Eso es obvio.

Como hipótesis, ¿aceptaría la posibilidad de dejar Siria en el futuro y marchar a un país amigo, si esta fuera la condición para alcanzar un acuerdo?

¿Quiere decir que yo deje el cargo?

Dejar el cargo y salir de Siria.

No, nunca pensé en dejar Siria bajo ninguna circunstancia y en ninguna situación. Es algo que nunca he puesto en mi mente como “plan B" o “plan C”, como suelen decir los americanos.

En realidad no. Pero, de nuevo, la misma respuesta: eso depende de la población siria; ¿me apoyan o no? Si yo tengo su apoyo, significa que yo no soy el problema, porque si yo fuera el problema como persona, el pueblo sirio estaría en mi contra.


“Sigo aquí después de casi cinco años de guerra, porque tengo el apoyo de la mayoría de los sirios”


¿Dónde está la lógica en que el pueblo o la mayoría del pueblo me esté apoyando si yo fuese la razón del conflicto? Esto, por una parte. Por otra, si tengo un problema con los sirios o con la mayoría de los sirios, y los países de la región y del mundo están en contra de mí, así como la mayor parte de Occidente, los Estados Unidos, sus aliados y los países más fuertes y más ricos del mundo, ¿entonces cómo puede ser que siga siendo presidente? Eso no es lógico. Sigo aquí después de cinco años o casi cinco años de guerra, porque tengo el apoyo de la mayoría de los sirios.

¿Es cierto que los rusos construirán otra base militar en Siria?

No, eso no es cierto, y hace dos días ya ellos mismos lo desmintieron. Si hubiera algo, lo habrían anunciado, y nosotros lo hubiéramos anunciado al mismo tiempo.


¿Están los iraníes planeando construir aquí su propia base militar?

No. Nunca pensaron en ello y nunca plantearon o discutieron el tema.

¿Es posible incluir al presidente Erdogan en la solución a la crisis?

Como principio, no tenemos problema con él, si está dispuesto a renunciar la actitud criminal que ha venido adoptando desde el comienzo de la crisis, apoyando a los terroristas con todas las formas posibles. Al fin y al cabo, estaremos listos para dar la bienvenida a cualquier ayuda o participación positiva que provenga de cualquier parte.

Esto es en principio. Pero, ¿acaso podremos esperar que Erdogan cambie su postura? No, por una única razón, y es que Erdogan es una persona creyente de la ideología de la Hermandad Musulmana, por lo que no puede actuar en contra de su ideología.

Él no es un hombre pragmático que piensa en los intereses de su país. Él está trabajando en contra de los intereses de su país a favor de su ideología, ya sea ello realista o no. Así que no esperamos que Erdogan cambie.

El secretario de Estado de EEUU, Kerry, ha anunciado viajará a Moscú para reunirse con Putin. ¿No teme que se esté preparando algún tipo de acuerdo entre EEUU y Moscú con Ucrania a cambio de Siria?

No, porque han pasado casi cinco años, y siempre hemos estado escuchando ese argumento, o digamos esa idea por parte de los funcionarios occidentales para crear una especie de brecha entre Siria y Rusia.

Los rusos son pragmáticos, pero al mismo tiempo están adoptando una política moral basada en valores y principios, no tan sólo en intereses, y lo bueno de su posición es que no hay conflicto o contradicción entre sus valores y sus intereses.


“Rusia no puede suscribir un acuerdo con EEUU para intercambiar Ucrania por Siria dejando al margen a los sirios”


Esto es en primer lugar. En segundo lugar, si existiese algún acuerdo, los rusos saben muy bien que no se puede implementar ninguna solución, si no está basada en un arreglo entre los propios sirios. Por consiguiente, ni Rusia, ni Estados Unidos ni cualquier otro país en el mundo pueden suscribir un acuerdo en este sentido.

Nosotros como sirios somos los que podemos establecer un acuerdo entre sirios, y somos los que podemos realizar un diálogo entre sirios. Eso es lo que los rusos saben muy bien. Y por eso no cometen este tipo de errores, gracias a los valores que tienen.

Volviendo a Turquía, ¿cómo ve el derribo del avión ruso? ¿Fue un accidente o premeditado?

Desde que comenzó la participación militar de Rusia en Siria contra las organizaciones terroristas, la situación sobre el terreno ha cambiado de forma positiva, y eso frustra las ambiciones de Erdogan.

Si Erdogan fracasa en Siria será su final político y el de sus ambiciones de convertir a Turquía en el epicentro de la Hermandad Musulmana en la región y de nombrar gobiernos de dicha Hermandad, con seguidores de él en todo el mundo.


“Si Erdogan fracasa en Siria será su final político y el de sus ambiciones de convertir a Turquía en el epicentro de la Hermandad Musulmana”


Él cree que el último bastión de su sueño es Siria. Si fracasa en Siria, como ya fracasó en Egipto y otros lugares, va a pensar que éste es el final de su carrera. Por eso su reacción, que fue insensata, refleja su forma de pensar y su instinto visceral respecto a la participación rusa. Esta es la primera cara del tema del derribo del caza ruso.

La segunda es que él pensaba que la OTAN lo ayudaría, y que la OTAN entraría en conflicto con Rusia con el resultado de complicar aún más la situación sobre el terreno en Siria y, quizás, hacer realidad su sueño de establecer una zona de exclusión aérea donde pueda enviar a los terroristas para utilizarlos como una especie de Estado en contra del Estado legítimo sirio. Ésa era su ambición, su forma de pensar y su plan en Siria.

Señor presidente, en Estados Unidos le considera responsable de la guerra civil y del auge terrorista en Siria. Sus enemigos lo culpan de la muerte de 250.000 personas desde que comenzara la guerra. También lo acusan de bombardear a los civiles. ¿Cómo se defiende de esas acusaciones?

Toda la guerra en Siria, desde el inicio del conflicto, giraba en torno a quién conseguiría atraer de su parte a un mayor número de sirios. Esa fue la guerra desde el principio. ¿Cómo se puede matar a la gente para ganar su apoyo? Esto es imposible. No hay una guerra buena, todas las guerras son malas.

Así que cada vez que hay guerra, existen cosas que deberías evitar, pero no puedes hacerlo. En toda guerra hay y habrá bajas civiles y habrá víctimas inocentes. Este es uno de los aspectos trágicos y peligrosos de cualquier guerra, y por eso tenemos que poner fin a la guerra.

Pero decir que el Gobierno atacó a los civiles, no tiene sentido, ¿qué se gana con atacar a los civiles? La realidad es que si quiere viajar por Siria se sorprendería de ver que la mayoría de las familias de los grupos armados no viven con ellos, viven bajo el paraguas del Gobierno. Reciben el apoyo del Gobierno, lo que es otra prueba de que no trabajamos en contra de los civiles ni los matamos, de lo contrario no habrían buscado la ayuda del Gobierno. Por lo tanto, esas acusaciones son infundadas.

Señor presidente, queremos que envíe un mensaje a los refugiados sirios que han huido del país, muchos de ellos a Europa e incluso a España. ¿Cuál es su mensaje para ellos?

La mayoría de los refugiados mantienen contacto con sus familias en Siria, por lo que todavía estamos en contacto con ellos. La mayoría de esos refugiados son partidarios del Gobierno pero se fueron por la situación originada por los terroristas, de amenazas directas y matanzas, así como porque los terroristas destruyeron infraestructuras, y por el embargo impuesto por Occidente sobre Siria, donde las necesidades básicas ya no son asequibles.


“La mayoría de los refugiados se fueron por las amenazas directas y las matanzas de los terroristas”


Así que, realmente, no hay necesidad de enviarles un mensaje, porque ellos volverán cuando la situación mejore. A la mayoría de ellos le gusta su país, aman este país. En realidad, el mensaje que me gustaría enviar, va dirigido a los gobiernos europeos, porque ellos son los que trajeron a los terroristas, ellos son los que provocaron esta situación, ellos ayudaron a los terroristas y ellos crearon un embargo que ha beneficiado a los terroristas e impulsó a los inmigrantes a abandonar Siria e ir otros países.

Por lo tanto, si uno está trabajando por el bien del pueblo sirio, como usted ha dicho, lo primero que tienen que hacer es levantar el embargo. Lo segundo es detener el flujo de terroristas. Así que el mensaje debe ser dirigido a los gobiernos occidentales que ayudaron a su partida.

¿Usted perdonaría a los terroristas si estos renuncian a las armas?

Por supuesto, eso ya está ocurriendo en Siria. Lo que llamamos “la reconciliación” es la única solución política real que dio resultados fructíferos y creó una realidad positiva en diferentes lugares en Siria.


“La esencia de la reconciliación se basa en que los terroristas renuncien a las armas y el Gobierno les conceda la amnistía o el indulto”


La esencia de la reconciliación se basa en que los terroristas renuncien a las armas y el Gobierno les conceda la amnistía o el indulto. En mi opinión, creo esta es la única manera buena de resolver el problema.

Si volviera a marzo del 2011, ¿tomaría decisiones diferentes?

Siempre hay algo del día a día que me hubiera gustado hacer mejor, porque hay muchos detalles. Pero si hablamos de los pilares de nuestra política, éstos se basan en dos cosas: en primer lugar, la invitación al diálogo desde el primer día. Aunque desde el principio pensábamos que no se trataba de problemas políticos, dijimos que estábamos listos para el diálogo político, dispuestos a cambiar la Constitución, a cambiar muchas leyes, y lo hicimos, lo hicimos en 2012, un año después de que comenzara el conflicto.

En segundo lugar, también desde el principio dijimos que íbamos a luchar contra el terrorismo y los terroristas. Por tanto, no cambiaría ninguna de estas dos cosas: diálogo y lucha contra el terrorismo.

Cualquier otra cosa no es un pilar. En cuanto a la práctica diaria, por supuesto que existen muchos errores, ya sean míos o de los demás responsables e instituciones.

Eso es obvio. Ahora mismo no tengo ningún ejemplo en la cabeza, pero tal vez una de las cosas que no volvería a hacer es confiar en numerosos funcionarios, occidentales, regionales o árabes, como los turcos u otros y creer que realmente querían ayudar a Siria en algún momento. Esta es la única cosa que no volvería a hacer.

¿Cómo le explica a sus hijos lo que está sucediendo en Siria? ¿Le gustaría que siguieran sus pasos?

¿Se refiere a seguir mis pasos en política?

Sí.

Creo que la política no es un trabajo que uno hace, ni un libro que se lee, ni una especialidad que estudia en la universidad. Así que no se puede enseñar a los hijos a ser políticos; se les puede enseñar cómo prepararse para un puesto de trabajo. En realidad, la política es todo en la vida; es la suma de la economía, la sociedad y la cultura, es todo lo que se vive a diario.

Así que, depende del camino que quieran tomar. Para mí, lo más importante es que ayuden a su país. ¿Cómo? Da lo mismo que en el futuro sean políticos o que trabajen en cualquier otro puesto. Esto no es un tema muy importante para mí, no intentaré influir en ellos. Son ellos quienes tienen que elegir su camino. Tengo que explicarles lo mejor que pueda la realidad de nuestro país, de modo que puedan entenderlo bien y decidan cuál es el camino que quieren seguir.

Muchas gracias señor Presidente por la entrevista y por su tiempo.

Gracias por venir a Siria.

Entrevista realizada por José Antonio Vera y José Manuel Sanz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.