www.mil21.es

El Ayuntamiento de Madrid adopta una declaración sobre el conflicto del Sáhara Occidental inoportuna y provocadora

Los cuatro grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Madrid -Ahora Madrid, Ciudadanos, PSOE y PP- han aprobado por unanimidad esta semana una declaración institucional sobre el Sáhara Occidental en la que se insta al Gobierno español a implicarse aún más en la resolución del conflicto, en su calidad de miembro del Consejo de Seguridad de la ONU en el periodo 2015-2016. En plena colaboración antiterrorista hispano-marroquí tras los atentados de París, la propuesta de la regidora madrileña resulta inoportuna y provocadora.

El grupo municipal Ahora Madrid ha presentado en el Pleno del Ayuntamiento una moción sobre el conflicto del Sáhara Occidental con motivo del 40 Aniversario del proceso descolonizador. Con un lenguaje beligerante, el documento denuncia “la ocupación colonial por Marruecos”, “el saqueo de las riquezas naturales del Sáhara”, “la feroz represión” y “el apoyo a la independencia del pueblo saharaui”.


Tras un duro debate entre los grupos municipales, la propuesta se transformó en una Declaración Institucional en la línea de actuación del Gobierno español en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en el Grupo de Países Amigos del Sáhara. El documento aprobado aboga por “una solución política negociada y consensuada” entre las partes en conflicto; es decir, el Gobierno de Marruecos y el Frente Polisario.

La alcaldesa de Madrid desentierra los viejos tópicos para calificar el conflicto del Sahara y da la espalda a una solución consensuada y negociada

La Declaración Institucional del Ayuntamiento presidido por Manuela Carmena se produce cuando las exigencias del documento ya están en marcha: la gira por la región del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, la toma de contacto previo a las negociaciones, así como la disponibilidad de los actores directos e indirectos del conflicto para avanzar en la búsqueda de una solución.

Moción inoportuna y provocadora

En este contexto, la moción adoptada por el pleno del Ayuntamiento madrileño ha sido calificada por fuentes diplomáticas de inoportuna y provocadora.

Inoportuna porque se produce al mismo tiempo que el Ayuntamiento está organizando una Feria Internacional a la que han sido invitados los 50 países con embajada en Madrid y entre los cuales figura Marruecos.

La feria acogerá representantes culturales, grupos folklóricos y delegaciones civiles. Marruecos ha optado por participar en una serie de talleres con un nutrido grupo de niños provenientes de las familias marroquíes residentes en toda España, y se ha comprometido a aportar una sustancial ayuda financiera para la realización del evento.

“Conociendo la sensibilidad que existe en el país vecino acerca de la cuestión del Sáhara, esta declaración del Ayuntamiento parece como si pretendiese entorpecer la participación marroquí en la Feria Internacional”, explica a MIL21 una fuente cercana a los ediles de la capital.

La moción es provocadora hacia Marruecos habida cuenta del crítico momento internacional y regional que se vive tras la masacre terrorista de París. La cooperación de los servicios de inteligencia y antiterroristas marroquíes con las autoridades francesas y belgas, ha permitido neutralizar células yihadistas preparadas para cometer macro-atentados en los dos países, y ha sido saludada por el Presidente de Francia y el rey Phillipe de Bélgica.
La moción aprobada por los grupos municipales entorpece las negociaciones de Naciones Unidas sobre el Sáhara, apoyadas por España desde el Consejo de Seguridad


Es notorio que Marruecos colabora estrechamente con las autoridades españolas en la desarticulación de redes yihadistas y en frenar la llegada de inmigración masiva. “Sacar en estos momentos declaraciones de este tipo, que no añaden nada a las negociaciones en curso en Naciones Unidas, es por lo menos un gesto inamistoso y provocador”, señalan a MIL21 fuentes diplomáticas españolas.

Lo que más ha llamado la atención en algunos medios, es el llamamiento a “crear una línea de cooperación con los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf”, situados en Argelia, donde reside una parte de la población de la antigua colonia española.

Reunificar la población saharaui

“Admitiendo lo bien intencionado de una ayuda para paliar las consecuencias de las recientes inundaciones, no entendemos que Madrid quiera fijar la población saharaui en Tinduf, cuando lo que hay que hacer es sacarla de ahí y que vuelva a su tierra donde están sus familias”, declaran a MIL21 fuentes del movimiento saharaui “Jat Chahid” (La Línea del Mártir), que impulsa la lucha dentro del Polisario por hacer avanzar la democracia interna y la renovación de sus dirigentes.

El movimiento “Jat Chahid” impulsa la democracia interna y la renovación de los cuadros dirigentes del Frente Polisario

“Nosotros trajimos a esta población a Tinduf, y es nuestra obligación volverla a llevar al territorio del Sahara”, declaró a MIL21 Salek El Mahyub, uno de los fundadores del Polisario y promotor del sector crítico “Jat Chahid”.

Autonomía avanzada

La Declaración del Ayuntamiento evoca la necesidad de “hacer volver las familias a su tierra de origen”, pero crea una “línea de cooperación” con Tinduf que sólo serviría para perpetuar la actual situación.

Desde Jat Achahid explican que ya hay una propuesta marroquí sobre la mesa de negociaciones: la “Autonomía avanzada” para el Sáhara que permite hacer frente a la imprescindible reunificación de la población. Propuesta que ignora “Ahora Madrid” y la alcaldesa Carmena anclada en los clichés saharauis de hace 40 años o mal aconsejada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(3)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de mil21
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.