www.mil21.es

Manuel Valls rechazó la lista de los yihadistas franceses en Siria que le ofreció Damasco

El ex jefe del contraespionaje francés ha conmocionado a la opinión pública al revelar que en 2012 el entonces ministro del Interior Manuel Valls, hoy primer Ministro de Francia, rechazó la lista detallada de los yihadistas franceses que operaban en Siria que le ofreció el Gobierno de Bashar al-Asad a cambio de normalizar las relaciones entre los servicios secretos de ambos países rotas por la guerra.

Bernard Squarcini, ex director de la entonces Dirección de Vigilancia del Territorio (DST) hoy Dirección Central de Información Interior (DCRI), ha desvelado en una entrevista exclusiva al semanario “Valeurs Actuelles” que a cambio de entregar la lista de los terroristas franceses en Siria, el régimen de Damasco proponía una normalización de las relaciones entre los servicios de inteligencia sirios y franceses inexistentes a causa de la guerra.


La negativa del ministro Valls

La negativa gala vino del actual primer Ministro Manuel Valls, entonces ministro del Interior, que rechazó la información ofrecida por Siria, argumentando razones ideológicas, según Squarcini.

El ex jefe del contraespionaje francés, Bernard Squarcini, señala que la lista habría permitido identificar y seguir a los terroristas, pero les perdimos el rastro

“Es una lástima -señala el ex jefe del contraespionaje galo- porque eso nos habría permitido identificarlos y seguirlos. El resultado ha sido que les perdimos el rastro, y hemos tenido que acudir a otros servicios europeos como los alemanes”.

Ante el rechazo de Valls las autoridades sirias, para demostrar que obraban con buena fe, entregaron una lista preliminar de los ciudadanos franceses muertos en Siria que habían logrado identificar. Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, se opuso al trato. El entonces primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, prohibió a Manuel Valls llegar a un acuerdo con las autoridades sirias.

Evitar la masacre de París

Tres años de retraso que se han traducido en el macabro resultado de los atentados de París. Si los servicios de inteligencia franceses hubiesen aceptado “normalizar” las relaciones con sus homólogos sirios, quizás se hubiese podido evitar la masacre, apunta el semanario “Valeurs Actuelles”.

El diputado Olivier Marleix (consejero del ex presidente Nicolás Sarkozy en la época en que Bernard Squarcini dirigía el contraespionaje francés) ha reclamado la creación de una comisión parlamentaria que investigue la verdad de las afirmaciones de Squarcini.
Un grupo de políticos y responsables de la seguridad se opuso sin éxito a las guerras de Libia y Siria

El exjefe del contraespionaje formó parte, junto al prefecto Edouard Lacroix (ex director general de la Policía Nacional de Francia) y bajo la dirección de Claude Guéant (ex director adjunto de la oficina de Charles Pasqua y posteriormente ministro francés del Interior), de un grupo que trató de oponerse a la guerra contra Libia, y más tarde a la guerra contra Siria.

El grupo se disolvió y uno de sus miembros tuvo un final trágico: en junio de 2012, el prefecto Edouard Lacroix apareció asesinado, Claude Guéant es objeto de investigaciones judiciales, y Bernard Squarcini se retiró de la política y creó Kyrnos Conseil, una firma que se dedica a la inteligencia económica.

El cruce de intereses políticos, ideológicos y económicos desembocó, tres años después, en el mayor atentado de la historia de Francia protagonizado por yihadistas franceses de origen magrebí.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.